jueves, 31 de enero de 2013

FERNANDO

 
 
FERNANDO
 
 
El otro día me pregunto mi nieto Fernando ¿como se llama tu mamá? Yo le dije Ángela, y me volvió a preguntar y ¿donde vive? Yo le dije, en el cielo… y ¿porque vive allí? yo le respondí… por que ya era muy viejita, y los viejitos se mueren.
 
Entonces me dijo, abuela, el abuelo se va a morir, y yo le pregunte ¿qué abuelo? Y me respondió, el abuelo Rafa, y yo le dije ¿porque dices eso? y me contesto, el ya vive en el cielo, y le dije, si ya lo sé, y me volvió a preguntar, y porque está allí si él no era viejecito, y le respondí, porque era muy bueno.
 
El se quedo mirándome muy serio, y me dijo, y yo cuando me muera iré al cielo, y yo le dije, tú no te morirás jamás, y me sonrió y me dijo… claro, yo soy muy malo, y los malos no van al cielo.
 
Yo me senté con él y le dije, tu eres un niño, y lo niños son como bichitos, por todos los sitios aparecen, eres revoltoso y chillón pero eso es ser un niño, todos los niños son así.
 
Y después de pensar unos instantes me dijo, y mi papá y mi mamá son buenos…y yo le dije, pues claro que son buenos, y él respondió, y se van a ir al cielo, yo le dije pues no, porque tienen que cuidar de vosotros, los papás siempre cuidan de sus hijos.
 
Después me dijo ¿abuela tu eres buena? Y yo le dije creo que solo un poco, y se echo a reír y me dijo, entonces tu no vas a ir al cielo, no te vas a morir, yo sonreí, y supe que él se había quedado tranquilo después de sus preguntas, y que la muerte quedo asumida como algo que solo le pasa a los buenos.

miércoles, 30 de enero de 2013

SER MADRE

 
 
SER MADRE


Cuando iba a tener a mi primer hijo, después de oír hablar a madres que ya habían dado a luz, me parecía que seria una experiencia traumática, por las cosas que oía decir, y yo a mis 22 años estaba asustada.


Cuando iba a pasear, siempre pensando en mi bebe, que no tardaría en nacer, pensaba como lo haría yo, si me mostraría llorosa y gritona, y si en verdad seria capaz de aguantarlo como lo hizo antes mi madre, y como me tocaba hacerlo a mi ahora.


En la calle, miraba a todas las mamás que ya tenían a sus hijos, yo muy preocupada por el momento me decía a mi misma... si esa tan poquita cosa ha podido, yo también podré, y así me iba conformando mientras llegaba el día señalado.


Cuando llego, mi madre estaba con nosotros esperando al niño, ella acudía a casa de cada hija unos días antes del día señalado por el medico, y mi marido (que yo pensé que se quedaría a mi lado) nos llevo hasta la clínica a las dos y se fue a trabajar (yo creo que aun no se lo he perdonado)


El me había prometido estar a mi lado, pero en el momento que pudo se marcho, y allí se quedo mi madre a mi lado, y cada vez que yo decía “ya no puedo mas” ella me decia,  tienes que poder, y eso me ponía furiosa por que parecía que me estaba muriendo, y ella no lo entendía...


La pobre aguanto mi mal carácter, que todo era debido a la mala uva de ver que mi marido se había largado, como si el hijo que estaba apunto de nacer no hubiese sido deseado por nosotros dos, dejándome en la incertidumbre del nacimiento.


Y sentí como todo mi cuerpo se abría, y un chorro caliente salía de entre mis piernas, y el dolor era insoportable, pero me sentía tan orgullosa de traer un ser al mundo que no dije nada, ni chille, ni llore, solamente cuando mi marido llego, sentí que era solo mío, era el niño mas hermoso del mundo, y yo una madre que sabia que no había necesitado a “ nadie “ para traerlo.

lunes, 28 de enero de 2013

ME SORPRENDE



ME SORPRENDE
 
 
Ser una persona abierta, aun después de caminar por la vida siempre querida, y mimada, todo me sigue sorprendiendo.
 
 
Me sorprende cada noche un cielo repleto de estrellas, sin saber si tiene final el firmamento, y me sorprendo al saber que aunque se marchen esta noche mañana volverán sin remedio.
 
 
Me sorprenden como van pasando las estaciones, ver llegar el otoño después de un caluroso verano, donde la llegada del frio parece imposible, y donde ver llegar la primavera es toda una novedad después de un largo invierno.
 
 
Me sorprenden los seres humanos que a veces dejan de serlo con los demás, y al volver a casa, junto a su familia, sus hijos y sus padres se comportan como los mejores del mundo, sin serlo.
 
 
Me sorprende el sentimiento del amor que jamás se porque aparece, porque se marcha, porque vuelve aparecer después de que hayan roto tu corazón, y volvamos a enamorarnos sin remedio, resurgiendo como el ave fénix de las cenizas del antes.

 

martes, 22 de enero de 2013

TIEMPOS MEJORES...

 
 
TIEMPOS MEJORES...
 
 
Estos días de ahora que ya no son  cálidos, y  ya nada me abriga el corazón, que de tanta espera me desarropa hasta quedarme fría, sin poder abrigar los sentidos que en otro tiempo hervían dentro de mí como una olla exprés a la espera de un cocinero que la destapase…
 
 
Y es que las horas han cambiado también, ya no se va de paseo a las cuatro de la tarde, ya se sale a pasear a la hora de la luna, sin esperar una tarde cálida, ya todo arremete junto al estar vacio, y el sentimiento enfermo.
 
 
Nuevos tiempos junto a ideas viejas, nada por pensar en volver al ayer, cuando nos pertenecía el mañana, no como ahora, que hasta eso lo tenemos embargado de desesperanza.
 
 
Será difícil superar los días, los meses, y los años no digamos, quizás será como dice mi hijo… cambiaremos de dimensión, así quizás podremos saber que el mañana es para nuestros nietos, mientras sus padres cambian de destino para llevar el sustento diario.
 
 
Nada me gusta el ahora,  sé que habrá mucho tiempo así, y quien acabara antes… ellos, o nosotros, la vida de muchos, o la ambición de unos pocos, mientras me convierto en vampira de la desesperanza, a la espera de tiempo mejores, que ya solo son un recuerdo.

domingo, 20 de enero de 2013

SOLO UN SUEÑO





SOLO UN SUEÑO


Hace unos días viendo una película recordé algo que me contó mi madre cuando yo era un poco mas joven.


Me contó que encontró a una amiga después de un tiempo sin verla, cuando la encontró llevaba de su mano a su nieto de cinco años, y mi madre le pregunto por su hijo (único) entonces ella le contó que había fallecido.


Le contó que el quería ver mundo y se había marchado de casa, con ayuda de sus padres, y trabajando cuando le faltaba el dinero se recorrió el mundo, su madre sabia de él tarde, mal, y nunca, y se pasaban meses enteros sin saber nada de el.


Le contó que su hijo en los últimos meses había tenido una relación con una chica del país vasco, y se habían conocido en el Cairo, habían estado viajando por donde los faraones habían dejado su rastro, y ambos, aventureros del tiempo, habían estado en lugares de ensueños, y amaneces de locura, viviendo una historia de amor que no podrían olvidar nunca.


Falleció así de pronto, lejos de la civilización, lejos de los sentimientos de sus padres, sin hablarles de su historia, eran otros tiempos, el entender que una chica soltera y joven viajase sola, y tuviese esa relación hacia pensar que seria un poco "fresca", así eran las cosas antes, ahora de todo eso pasamos, nos hemos vuelto mas comprensivos, y eso ayuda mucho a los jóvenes cuando tienen problemas.


Pasaba el tiempo y su madre no sabia nada de su hijo, después de un tiempo le llego una carta de la embajada diciéndoles el triste suceso, y los llamaron para recoger sus restos.


La amiga de mi madre le contó que, llevaba unas semanas teniendo el mismo sueño, su hijo se aparecía y le sonreía, le decía un nombre que ella no entendía, después desaparecía y hasta la próxima noche, ella se levantaba cada día mas triste, por que nada sabia de su hijo, y el tiempo iba pasando, la palabra Edurne se quedaba marcada en su cabeza a lo largo del día, sin saber como llegar a ella, sin mas datos, sin apellido, lugar, ni rostro, pero sabia que seria muy importante cuando después de la vida , allí en el otro lado, su hijo seguía llamándola.


Al llegar al Cairo entre traducción y traducción se perdía la información, solo le dieron un nombre para empezar a buscar una historia, solo un nombre para desenredar la madeja que a su hijo había enredado, y por allí empezó. No fue fácil pero no era un nombre común hace años por España, aunque si por el país vasco, y pregunto y pregunto, y apareció el nombre, un lugar de España, un pueblo chiquito, y una mujer sola con un niño pequeño traído de uno de sus viajes, como recuerdo de algo maravilloso que había pasado y terminado con la muerte de su hijo.


Y así se encontró mi madre a su amiga, feliz abuela de un niño maravilloso, con los ojos grandes de su padre, su sonrisa, y sus recuerdos ancestrales, donde no hace falta investigar para saber que todo es parte de un todo, y el niño tan cierto como que su hijo estaba muerto ... su nieto.


viernes, 18 de enero de 2013

TODO LO QUE ME GUSTA...


 
 
TODO LO QUE ME GUSTA...
 

Muchas veces pienso si no tendré orígenes árabes por las cosas que me gustan…

 
Me gusta cocinar con muchas especias, me encanta ese sabor fuerte y a la vez dulzón, pero sobre todo me gusta el comino.

 
Me gusta cocinar  el Cuscús con pollo, con Comino, con Curry, con Cúrcuma, con Laurel, con Pimienta.

 
Y añadir miel no solo a mis tostadas, también añadiendo limón y miel las ensaladas son diferentes, se olvida una de tanto sabor igual, y si se añaden frutos secos y naranja la ensalada esta mas que buena, y si todo eso se acompaña con queso la ensalada resultara una delicia.

 
Los pastelillos de hojaldre bañados en miel, el té con hierbabuena, la arena del desierto, y el atardecer visto desde allí.

 
Y digo yo, lo mismo fui cocinera del mismísimo Boabdil el Chico, también llamado el desdichado, ese que perdió Granada y como dijera su madre… "llora como mujer lo que no supiste defender como hombre “ y que nació en la Alhambra.

Sé que no son los mismos los árabes de Egipto que los que vivieron aquí en España pero... primos lo mismo lejanos si que  son.

 
Me gusta después de cocinar vestirme con una túnica, la tengo de colores y lisas, y con lentejuelas, algunas las compre en Egipto, donde vivi  antes,  en otras vidas, y me gustaba mirar las pirámides desde mis sueños, siempre siempre al amanecer, porque allí te encontrè.
 

miércoles, 16 de enero de 2013

TRANSGENICOS




 
TRANSGENICOS


Hoy al levantarme y ver el buen día que hacía en Madrid decidí marchar andar, que desde que volví de las vacaciones no me apetecía, cogí mi mp3 y camine sin nadie a mi lado.

 
En lo que iba oyendo salió en tema de los alimentos transgénicos, y yo que me intereso tanto por el tema alimenticio me quede asustada...
 

Hablaban por ejemplo de la soja, yo que hace mil años que es mi desayuno decian que ya no era natural. También  oí el tema de las vacas al ordeñarlas más de la cuenta,  terminaban las pobres con mastitis en las ubres, y como esa infección pasaba a la leche, al mezclase el pus con la leche, total que quede alucinada.
 

Después hablaban de los experimentos que habían hecho, donde a los cerdos después de tratarlos transgénicamente, su piel se convertía lo más parecido a la piel de vaca, y con ella se hacía Calzado y Bolsos. 


Hablaban de los Salmones de las piscifactorías, y comentaban que estaban tratados con hormonas humanas, porque con ellas crecían mas, y antes, pero que había miles de salmones que al cabo del año se escapaban de dichas piscifactorías, y se mezclaban con los salmones que nadaban libres, y por mediación de esas mezclas al final todos o casi todos se convertían el alimentos tratados con un montón de cosas no aptas para el consumo humano.

 

Todo esto lo iba oyendo de un Podcast, donde Iker Jiménez, y sus colaboradores hablaban de todos los estudios que se hacían a diario, y donde solo el tema económico era el importante, ya que si todo esto si hiciese para acabar con el hambre en el mundo hasta podía entenderlo, pero no, solo era para sacar más cosechas, para sacar más beneficios, y donde ella salud de las personas importa cada día menos.

lunes, 14 de enero de 2013

MI AMIGA CHELIS





 
MI AMIGA CHELIS

Mi amiga Chelis era un ser especial…

Reía con una risa cantarina que contagiaba a todos, era de risa fácil, y sus hermosos ojos verdes sonreían  a la vez que sus labios.

Nos conocimos en una escuela de pintura, ella iba con una vecina, que también era amiga mía, y me ofreció su coche para ir a clase juntas, ya  que quedaba lejos de  nuestras casas.

Reíamos por todo, por entonces yo era un poco gamberra, y ella reía cuando yo piropeaba algún joven que iba en bicicleta,  y  nosotras en su Seat Ritmo,  no parábamos de dar grititos, y poníamos nerviosos a los chicos.

Su marido era marino, y terminaron por irse a vivir a Galicia por las temporadas que ella pasaba sola, porque allí estaban las familias de ambos, y al cerrar la naviera, allí se quedaron en una tierra de mucha lluvia, cuando a ella tanto le gustaba el sol…

Yo, desde que se marcho, al salir de mi casa miraba su terraza, me parecía que la vería aparecer en cualquier momento, pero eso no sucedía, y mi nostalgia creció, por eso al llamarla por teléfono yo le contaba cosas sin importancia para que ella riese, y así sucedía.

Un día apareció después de un viaje con varios regalitos para mi, todos porque eran amarillos, entre ellos un tarro de cristal con la tapadera amarilla que yo puse en la cocina con las hojas verdes de laurel, verdes como sus ojos.

Yo le sonreí con amor  de amiga siempre agradecida, y todo tiene su lugar desde aquel día, y la recuerdo cada día al hacer la comida, y más desde que se marcho al otro lado.
 



sábado, 12 de enero de 2013

PROFESIONAL...


 

PROFESIONAL...
 
Estaba apoyada en una farola como profesional que era…se veía de lejos, y hacia un día de perros.
 
Tenía el pelo largo, moreno, vestía un mini short con el frio que hacía, una cazadora de cuero negro, tipo motero, y unas botas altísimas también negras, con un tacón de infarto. Con una cara guapa y sonriente,  y el frio en su cuerpo hermoso y joven, esperaba un cliente… aunque solo eran las cuatro de la tarde, claro que para ciertas cosas no hay horario…
 
Desde la cafetería de en frente me la quede mirando pensando ¿esta muchacha no tendrá más de 20 años, ni más remedio que estar aquí porque con lo que estaba cayendo…?
 
Yo pensaba en la dureza de esa vida, quizás esta chica había llegado a España engañada, y su chulo que estaría cerca vigilándola seguro que estaba calentito, y  a la espera  del cliente que la pobre tendría que atender… sin ganas ¡¡¡digo yo!!!
 
Pensé que todos los trabajos son duros, pero en estos tiempos la falta de el también te lleva a ejercer la prostitución, porque comer, lo que se dice comer hay que hacerlo cada día, aunque esta joven pareciese que no lo hacía a diario.
 
Me dio pena, pero sentí respeto por ella, y por las muchas mujeres que se ven obligadas a ejercer este trabajo infame, donde en el mejor de los casos te pagan, en otros te agreden, otros… te matan.

martes, 8 de enero de 2013

AÑOS ATRÁS...


AÑOS ATRÁS...

No fueron fáciles mis primeros años de vida, pero al ser la hija pequeña de padres separados como que me enteraba poco, cuando al llegar la noche yo preguntaba a mi madre ¿ donde está papá? Mi madre siempre respondía lo mismo… trabajando.

Y yo pensaba, que los papás de mis amigas también trabajaban, pero cuando ellos llagaban yo cruzaba la calle y volvía a mi casa ( eran otros tiempos y los niños podían salir solos a casa de la vecina) lo mismo tenia suerte y el mío también volvía, pero casi nunca había suerte, el mío era más trabajador porque no tenía tiempo ni de volver a casa a descansar cerca de nosotros, en su cama, al lado de mi madre su esposa, que jamás le abandono ni en las horas de sus sombras.

Recuerdo que en casa de mi amiga Toñi todo era armonía, eran pobres, de comer lo justo, pero se veía la veneración por el padre al llegar la hora de las comidas o cenas, allí todo el mundo se vestía de limpio, se lavaba las manos, y esperaban a que se sentase el hombre de la casa, y la humilde comida se convertía en el mejor de los manjares, yo que comí alguna vez allí sentí como me decían… las lentejas son viudas, solo tienen patata , nada de ninguna clase de las matanzas manchegas adornaban esas lentejas, a mí siempre me parecieron maravillosas, no faltaba amor para echar a mil comidas que en mi casa no había, solo la espera sazonaba nuestros platos.

Viví muchas horas en esa casa, mi madre al casarse vivió  allí, con un patio central y puertas de vecinos rodeándole, dos habitaciones, sin agua dentro de ellas, por lo tanto sin aseo, pero eran los primeros años de "amor" de mis padres, estaba a la vuelta de la esquina donde vivía ahora, donde todos creían que vivíamos en la abundancia, pero no era asi  cosa, mi padre era generoso con los de fuera, a mi madre jamás le paso dinero para que comiesemos, eso no entraba en sus planes, el hacia hijos como le daba la gana, alimentarlos no estaba en su dia a dia.

Eso sí, en esa casa nací yo, era la casa de una prima de su "amante de turno" que se conviertio en su esposa sin serlo, una casa con bañera grande donde bañarnos al menos una vez a la semana, mi hermana Nines y yo compartíamos sitio y agua, y donde a mí siempre me tocaba ponerme en el lugar donde estaba el tapón, porque así lo quería ella, que si no lloraba como si la estuviesen matando y mi hermana Luisa me decía, "anda cámbiale el sitio, si a ti te da lo mismo", y así sucedía, sin tener en cuenta que siempre cedía yo, pero en el fondo a mi me daba igual, yo aun tan pequeña ya caminaba por unos caminos que nadie conocía, el de la recuperación de mi padre, y su olvido diario, que ya estaban presentes en mi.

Y recuerdo que las pocas veces que se dignaba a pasar por casa, a mi madre le cambiaba la cara pensando en su regreso, y yo espiaba las sombras  que se reflejaban en la pared con la puerta abierta de su dormitorio, y donde yo sentía todos los ruidos nocturnos, pero jamás el sonido del amor, ese jamás lo oí, solo descansaba compartiendo noche y mentiras, porque se le había pasado el tiempo, y ya era tarde para volver a la "otra" casa, donde también esperaban su vuelta, y su cólera más de una vez…

Claro el tenia mal genio, tenía que nadar entre dos aguas o más, pero el de eso no hablaba, lo querías o lo dejabas, y unas horas en casa a mi madre le daban fuerzas para seguir con sus cuatro hijos, sola, y con la esperanza del regreso que jamás se produjo.

Ahora, con tantas familias rotas, ese divorcio que más de una vez se produce sin pensar, solo la libertad y los problemas aviva el fuego, del que a tiempo pasado, convertiría en una equivocación, sin pensar en las consecuencias de tanta tristeza repartidas entre el que antes fue el amor de tu vida, y unos hijos que jamás pensaron en reprocharle nada, solo en el sabor dulce de una vida juntos, así nos enseño ella, y así le quisimos siempre… sin perdón, porque ella mi madre nada dijo de sus aventuras, de sus otros hijos, de su caminar al lado de muchas y que jamás nadie le quiso como mi madre, que desde que le conoció fue su vida… y su muerte.

sábado, 5 de enero de 2013

RÀFAGAS DE CARIÑO




RÀFAGAS DE CARIÑO


Se puede vivir sin amor pero no sin recuerdos, y cuando eso sucede... el ser se marchita, el corazón solo late, no vive, no se abraza a la vida.



Muchas veces las personas queremos sin que nos quieran, es otra forma de vivir, es como tener la llave de la salvación, donde nadie entro jamás, donde guardamos los sentimientos como se guardaba antes un hermoso ajuar, que era el sueño de toda una vida.



Hay sueños maravillosos y vida sin ellos, donde las personas vagan sin sentido, esperando cosas que jamás encontraran, por que van más allá de la realidad, y se pasean con los ojos tranquilos, y el alma inquieta, solo por que no creemos en las personas.



Hay que recordar que el día empieza con nuestras personas más cercanas, queridas o no, son parte importante de nosotros a veces sin quererlo, alejarse mucho de ellas no hará que el mundo cambie si no lo hacemos primero nosotros.



Y hay en los días un mundo maravilloso, donde las personas se alegran de verte, te entregan sus miradas, estrechan tus manos, y en ese día has formado parte de una ráfaga de cariño, que nada pide, y que a veces nos empeñamos en alejar.

martes, 1 de enero de 2013

HACE UNOS DÍAS ...




 
HACE UNOS DÍAS ...


Hace unos días mientras miraba a tu hijo de dos meses, y tu fumabas un cigarrillo en tu terraza, me llamaste para que sintiera la buena temperatura, y mirar como estaba la luna, me dejaste unos prismáticos y yo te dije después de mirarla, será mañana cuando sea luna llena, aun le falta un poquito.
 
 
Ahora sentada en el salón, con las persianas de la terraza arriba del todo, la luna apareció frente a mí, en la playa estaba el reflejo de su llegada, ahora pienso en ti, en la tarde que pase a vuestro lado.
 
 
Sé que nada es como antes, pero te veo feliz, y cada vez que te veo con tu pequeño, el corazón sonríe, porque ahora ya sabes lo que te quiero,  y por pequeño  tienes que ayudarle a crecer, como hice yo, con vosotros, mis dos hijos, ten en cuenta sus dos meses, ahora mírate el espejo y multiplícalo por los años que tú tienes, y pregúntate ¿ puede mi madre quererme tanto? Yo sin duda te contestare…a mis hijos, más que a mi propia vida.
 
 
Ahora la luna en mi ventana me trae tu recuerdo, ahora, no me siento tan sola.