viernes, 27 de mayo de 2011

CUANDO TU VIDA PASE


CUANDO TU VIDA PASE


Cuando tu vida pase y ya no me quieras, te hablare de otro mundo, que nada tiene que ver con el tuyo ó como el mío, pero que te gustara saber que existe.


Cuando todo pase y, la vida te ignore, te volverás invisible, como yo lo he sido muchas veces ante tus ojos, querrás que te encuentre, y que mis manos con una caricia en tu rostro, te diga te quiero.


Cuando mi mirada se vuelva azul, de mirar tu cielo sin encontrarte, entonces ya no gritare te extraño, y podré dormir tranquila, por que tu, ya no visitaras otras almas, y nadie sabrá como yo sé que… me sigues queriendo a la sombra de mi vida, que ya ha muerto sin tu saberlo.


7 comentarios:

Poeta del Cielo dijo...

bella entrada ammiga sus letras emanan sentimeintos claros y puros es todo un honor leer sus letras,,,

saludos
lindo fin de semana
abrazos

Lola dijo...

Hola Poeta, es fácil escribir los sentimientos, poner al día cada momento de los momentos que vivimos. Un abrazo. Gracias por visitarme.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Lola!Te he conocido visitando a mi amigo Poeta del cielo, al que admiro por su dulzura.
Bien, pues vengo a invitarte a que conozcas mi casa y si te gusta te quedes a mi lado. Bogger nos trae de cabeza, desaparecen todos los seguidores, vuelven a apacer, ha quien no puede comentar. Total...Paciencia.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

Lola dijo...

Hola Sor Cecilia, acabo de pasar por tu blog, he tenido suerte y han aparecido los seguidores donde ahora me hayo entre ellos. Muchas gracias por tu visita. Un abrazo

jackie dijo...

MI QUERIDA AMIGA! MAGNIFICA ENTRADA!! ES MARAVILLOSO PODER EXPRESARNOS TAL Y COMO SENTIMOS. MUCHAS BENDICIONES Y MUCHA LUZ PARA SEGUIR FLUYENDO COMO HASTA AHORA LO HACES..

Lola dijo...

Hola Jackie, muchas gracias por tus amables palabras, me hace sentirme bien. Un beso amiga.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Lola, ahora mi PC, está averiada, ¡Ufff!!no para de reiniciarse.
Te dejo mi ternura
Sor.cecilia