domingo, 5 de junio de 2011

LO ESTUVE PENSANDO



LO ESTUVE PENSANDO


Lo estuve pensando mucho, no sabía si seria bueno o no, si me comprometería mucho, y si seria capaz de aceptar una nueva responsabilidad, al principio todo fueron dudas, después...



Sentí como entrabas en mi desde el primer momento, fue algo increíble, mi cuerpo sintió la vida, y desde ese momento accediste a mis registros internos, fue como un encuentro de nuestras mentes, con toda la totalidad de mi ser.



Pasamos mucho tiempo fundidos, llego el momento de no saber donde terminabas tú y comenzaba yo, y ya perdí todo mi tiempo para dedicártelo a ti.



Me cuidaba mas que nunca, al levantarme ya me seducía arreglarme por completo, me tomaba mi tiempo, y después de cuidar mi piel, mi pelo largo castaño, y desayunar equilibradamente, me vestía de blanco, y sentada muy cómoda, escuchaba cada célula de mi cuerpo, como si estuvieran provistas de receptores dormidos hasta entonces, y entonces te sentía mas intensamente dentro de mi.



Y llego el día más importante de mi vida, al amanecer te sentí mas aun, había llegado el momento de darte mi vida, si eso era necesario, sentí como atravesabas el estrecho túnel que te traía al mundo exterior, sentí como mis huesos se abrían, y mi carne se desgarraba para darte mi luz, sentí como mi corazón apasionado latía con mas fuerza para darte el ultimo impulso y después verte, después de esperar 231 días increíbles, 231 noches soñando contigo, los 231 días mas importantes de mi vida.



Al fin te tuve en mis brazos, eres el ser más hermoso del mundo, eres la luz de mis días y... para el resto de ella. Me sentí culpable de tu primer llanto, tu eres mi todo, se que nunca te he merecido, tu fuiste el primero, pero sobre todo... Siempre serás MI HIJO.

6 comentarios:

Toni Barnils dijo...

Entre los miles de deseos que entre todos podemos tener, este, tan tuyo, es el más puro.

Un besazo

Trizbeth dijo...

Con tu relato, he sentido y revivido ese momento y me siento como tu, especial y dichosa de haber dado la luz a lo más maravilloso del mundo, mi hijo....precioso!!
Besosss
Bea

Lola dijo...

Hola Toni, claro que todos los seres humanos queremos ser “madres” pero no puede ser pero, para eso lo escribo, para que otros lo sepan, para que a mi no se me olvide el tiempo que fui el vehiculo de ellos, mis hijos.
Gracias amigo por tu visita. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola amiga, claro que te habrás reconocido en el post, y cualquier mujer que haya tenido hijos, es una sensación que solo se entiende si se pasa por eso. Un beso amiga, gracias pos tus calidas palabras, seguro que tu hijo es el sol que más brilla en tu vida.

Lilian dijo...

Lola ,que maravillosamente lo describistes !!! ... leia y revivi todo lo mio .
Nada se compara , no existe gloria
mayor ... es de hecho el sentimiento de amor mayor que existe .
Sinceramente recibi mi cariño y un
gracias infinito por hacernos revivir con tus letras la llegada de nuestros hijos .

Lola dijo...

Hola Lilian si que fueron días mágicos, y no quise olvidar nada, por eso al escribir deje constancia de aquella maravillosa época de luz y espera, que me hizo sentir como la única madre del mundo. Un beso amiga, gracias por tus palabras.