viernes, 26 de agosto de 2011

A VECES YO ERA FELIZ


A VECES YO ERA FELIZ


A veces yo era feliz, el se quedaba a dormir en casa, sabiendo que al otro día tendría que hacer nuevas cosas en la ciudad, así se ahorraba el viaje de ida y de vuelta, a la casa que compartía con su amiga y sus otros hijos.



El, no sabia que cada noche que pasaba en casa, con mi madre (su mujer), yo imaginaba que volvería a vivir con nosotros, aunque yo no recordaba haberlo visto dos noches seguidas allí, pero yo espiaba y…

Mientras el se desnudaba en su dormitorio, la luz reflejaba su sombra en la pared que yo veía desde el comedor bueno (así llamaba mi madre a esa habitación) donde las sillas tapizadas de flores azul marino de terciopelo, hacían de ese comedor aparte de nuevo también siniestro, o al menos a mi me lo parecía.

Yo creía que, cada vez que el llegaba seria su ida solo un recuerdo, por que jamás volvería a irse de nosotros, su mujer y sus hijos.

Recuerdo sus ruidos en la noche, también sus toses, y más cosas, y pensaba como seria dormir a su lado, por que yo le añoraba tanto que deseaba de corazón que se quedase a vivir de nuevo con nosotros, su familia, pero eso jamás ocurrió.

Y crecí entre sueños y noches sin que el apareciese, empecé a olvidarme de el, y sin dejar de quererle, prescindí de sus besos y sus abrazos, de sus sombras y de sus ruidos, que aun recuerdo a veces mientras observo a mi marido, pienso en mi suerte por haberle encontrado aquel día de diciembre de hace ya… mil años.


8 comentarios:

David C. dijo...

puedes seguir siendo feliz ahora y por siempre. :)

Liova dijo...

Hola amiga!!!! Y a pesar de todo... ves como la vida te ha premiado con una persona excelente a tu lado!!!! y aunque las madres siempre aman a sus hijos, seguro que la tuya te dió mucho más amor y mucho más cariño y mucha más vida de lo que ella podía imaginar. Nunca sabremos el porqué de las cosas pero piensa que todo pasa por algo aunque en ello haya dolor y lágrimas!!!! BESITOS Y SALUDITOS DESDE JACA.

Trizbeth dijo...

Holaa Lola,
Es difícil decir nada, cuando no has vivido eso, pero imagino que de niña no es fácil hacerse ilusión con una persona que aparte de ser el padre, es para los niños admiración y ejemplo y saber que no cuentas con él.

Yo creo como Liova, que la vida te devuelve en otra forma, ese cariño y entrega y tal vez por esto, valorar esas cosas que otros desperdician por tenerlas siempre!!

Besos para tii, y un gran abrazo!!

Lola dijo...

Hola David, muchas gracias por devolverme la visita a mi blog, y desde ahora siempre serás bienvenido. Un saludo.

Lola dijo...

Hola Liova, es verdad la vida siempre me ha tratado bien, me dejo al lado de la mejor madre del mundo, y tres hermanos que me protegieron y me quisieron muchísimo. Después la vida me trajo otros amores, y me colmo de dicha. Un beso amiga por comprenderme tan bien. Un beso amiga mía.

Lola dijo...

Hola Bea, muchísimas gracias por tu comentario, tu al igual que Liova has entendido todo el mensaje muy bien. Te mando mi cariño amiga. Un beso.

Elena dijo...

Hola Lola :
Hermoso blog con relatos repletos de sentimientos .
Mi vivencia es parecida a la tuya .
También crecí arropada por mis tres hermanas .
No he llegué a conocer a mi padre , tan sólo se como era ( ya murió ) a través de dos fotografías .
Nos abandonó cuando yo contaba quince meses de edad , mi hermana 30 meses y 9 y 15 años respectivamente .
Mi madre tuvo la gran responsabilidad de hacer de madre y padre y sacarnos adelante de la mejor forma posible .
Fuí feliz , recuerdo mi infancia con mucho cariño a pesar del hueco insustituible que deja un abandono .
Gracias por pasar por mi blog .
Me quedo y te sigo amiga .
Muchos besos

Lola dijo...

Hola Elena, muchas gracias por devolverme la visita, se siempre bienvenida. Un beso.