viernes, 6 de julio de 2012

EL PUENTE




EL PUENTE



Cuando se sufre por una larga o dolorosa enfermedad, no piensas en nadie, el dolor te mortifica, sabes lo que están sufriendo los que te quieren, por eso no te da miedo morir, porque  que al llegar ese momento, todos descansaran, incluyéndote a ti que ya no puedes aguantar más.


El nacimiento no es el principio, la muerte no es el final.


Vivimos en tres dimensiones, y hay más de once para vivir, de otra forma de la que conocemos, por eso morir es evolucionar hacia otras forma de vida, es subir un escalón mas en la escala evolutiva.


Cuando se acerca ese momento, hay personas que ven llegar a sus familiares que se marcharon antes, ellos en esos momentos comentan, he visto a mi madre, o a mi hermano que ya fueron, y me dicen que viene a llevarme, y a mí me da alegría irme con ellos, porque ya no sufrías.


Y su cara se relaja, ya no tiene esa mueca de dolor, y sus días son vividos con esperanza en la otra vida, donde no se tiene cuerpo por lo tanto nada duele.


Cada persona viviremos muchas más vidas, no sabemos de qué manera será, pero cuando nacemos aquí, en este mundo, tampoco sabemos lo que nos tocara vivir, y no sé si lloramos al nacer de miedo, o simplemente porque reciberemos un "azote" de lo que será nuestra vida.


Yo quiero pensar que hay más vidas, mejores que esta, y quién sabe si este puente que nos une, será como un hermoso puente Arco Iris como este.



4 comentarios:

Universo dijo...

Hola Lola pase a saludarte, y que causalidad cuando he visto tu entrada. Mañana voy a publicar una entrada parecida a la tuya. Pero no tan bonita.
Buen fin de semana.
Besos.

Lola dijo...

Hola universo, seguro que tu entrada será preciosa, mañana iré a verla, como tú dices, una casualidad, jajajjaja.
Gracias por entrar a verme. Un beso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ojalá exista ese puente y ojalá existan más vidas, que ésta se me queda corta, Lola.
Lo ideal, puestos a pedir, es que recordáramos todo lo aprendido anteriormente, para ser más sabios y no tropezar con las mismas piedras, pero nadie ha vuelto para contarnos estas cosas.

Cuando leo estos textos, me dan serenidad. ¡Qué hermosa es la fe, Lola!

Un abrazo y espero que sigas disfrutando del mar.

Lola dijo...

Hola Isabel, ¿Quién nos dice que no hay otras vidas? ¿Quien nos dice que sería mejor recordar lo que hemos hecho antes…? Y si hubiésemos matado, no sería mejor no acordarnos ahora, para que sin saberlo podamos hacerlo mejor.
Yo creo que todo está justo donde debe, nada nos sirve ahora de lo que fuimos, pero si la ley del Karma funciona seremos capaces de resolver lo que entonces hicimos mal, quizás pasando por el mismo dolor que produjimos con nuestros actos de antes, a otras personas, entonces todo habrá tenido su precio justo.
Por eso ahora, y viviendo es estas tres dimensiones dejemos que la vida siga, y tratemos de hacerlo cada día mejor.
Y seguro que la vida, si la vives desde el corazón no se te quedara corta, vívela cada instante, disfruta de ella como yo ahora disfruto de tus mares, aquí en tu tierra, que es como vivir en el paraíso.
Un abrazo amiga, no te preocupes por nada, todo sigue el mejor de los cursos. Un abrazo.