miércoles, 24 de octubre de 2012

MARIDOS




MARIDOS 


Hay veces que los maridos o compañeros, se comportan como niños…


Y se quedan sentados pidiendo un vaso de agua, o una cerveza, o un  pinchito para acompañar esa cerveza, no se dan cuenta que tienen dos manos, y que no somos sus madres amantísimas…


Mi marido suele estar mucho por la casa al levantarse sin la parte de arriba del pijama, yo le digo que se vista que después se refría, y que  terminara pegándome el constipado a mí, que me dura una eternidad, y que me hace ponerme malísima.


Le gusta quejarse por poco, y un estornudo le pone nervioso, el sabe que lo pasara muy mal con la tos, aun así tengo que decirle cien veces ¡¡¡ponte una camiseta !!! O no te pasees así por la casa y riéndome le digo,  ¿te estás insinuando?


Le gusta hablar estando yo en otra habitación, esperando que yo deje de hacer lo que sea, y llegue a preguntarle qué es lo que quiere, y mas de una vez siendo una tontería que puede decirme al llegar a  la habitación donde está.


Total que son como niños chicos como dice mi amiga extremeña, que todo lo hace sin pensar, y no se da cuenta que ya no tengo edad de ser  madre de nuevo… su madre ¡¡¡ todos son iguales!!!

10 comentarios:

BEGO dijo...

Jajaja...niños!!!
Paciencia amiga.
BESOS

Mari-Pi-R dijo...

Todos son iguales, como niños y siempre queriendo atraer nuestra atención.
Un abrazo

anayaika dijo...

Me ha gustado muchísimo esta entrada, mi marido siempre me habla cuando está en otra habitación y yo tengo que estar yendo a ver qué quiere. Todos son iguales. Yo me río muchísimo con él. Y muchas veces cuando me quedo sola...pienso y me digo... parece que lleve toda mi vida a su lado. No podría vivir sin él o al menos sería demasiado difícil para mí. Un besazo

Lapislazuli dijo...

Muy buena y real entrada
Me gusto eso que son como niños, jJ
Un abrazo

Lola dijo...

Hola Bego, si paciencia amiga, si después del tiempo todo parece normal, si lo sabré yo que llevo toda la vida a su lado. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, si pero ni mis hijos han requerido tanto mi atención, ellos a veces se ven como postergados a un segundo puesto con referencia a los hijos, se vuelven niños, pero… yo no soy su madre, solamente su mujer. Gracias amiga por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Ana, jajajaja, claro amiga, lo que te decía, que todos son iguales, pero no emplees los mismos métodos, con ellos no sirve. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Lapislázuli, claro que son como niños ¿no tienes tu uno en casa? Así son ellos, queriendo ser los protagonistas de nuestros días, y no se les puede dejar que piensen otra cosa, porque se ofenden. Un beso amiga, gracias por tu comentario.

MAR dijo...

Pero que lindo acompañarse....me causa tanta ternura, EL CUIDARSE MUTUAMENTE Y CUIDARSE.
Mis papás eran así y la muerte los separó, porque mi papá murió a los 53 años, ellos se amaban.
Yo, soy separada, divorciada pero igual creo en el matrimonio, en la familia y a veces me hace ilusión en tener un compañero-amante-hijo jaja con quien compartir al ser más mayor.
Aunque yo no tengo edad para niños ya tampoco...me gusta regalonear a mis parejas.
Besitos muy lindo post.
mar

Lola dijo...

Hola Mar, claro que es lindo tener una pareja, de la forma que decidamos, y no es fácil encontrar la media naranja, aunque yo siempre he preferido la naranja entera…
Me ha encantado tu comentario, y te diré que eres joven y guapa, y los hijos no creas que son muy importantes, dan más disgustos que alegrías al menos de mayores, eso sí de bebés es lo más tierno porque nos necesitan, y nuestro tiempo se convierte en el suyo, así son las cosas.
Tu disfruta de la vida bella amiga, tienes una hermosa sonrisa, practica con ella cada día de tu vida. Un abrazo fuerte.