domingo, 26 de mayo de 2013

"MIS PEQUEÑOS"

 
"MIS PEQUEÑOS"
 
 Mis pequeños de la casa, con sus sonrisas saladas, despeinados por el viento, nacieron de mis entrañas, que quiero con corazón libre, con las manos enlazadas, sintiéndolos aquí en mi  pecho, desveladas madrugadas, que quiero porque los quiero, de mi no salen palabras, para contarles mis cosas… para no contarles nada.
 
Por si sufro por su ausencia, y más en las madrugadas, cuando los siento despiertos, abrazándose a su almohada, de mi triste alejamiento, de mi solitaria alma, que los busca sin descanso, pero ya no están en casa.
 
Que ya duermen en sus nidos, y me tienen desolada, de penas suyas al viento, de penas mías del alma, sin levantar la cabeza, de esta España desangrada, que encoje los corazones, y se va al llegar el alba, buscando nuevas desgracias, mas allá de mi mirada.
 
Los quiero por que los quiero, vinieron de madrugada, vivieron al lado mío, en mi sol, mi luna, mi alma,  y serán siempre felices sin que les falte de nada, cuando a mi llegue el viento frio... el día que yo me vaya.

8 comentarios:

Verónica dijo...

Lola, hermosa familia y escrito.
Besos, buen domingo

BEGO dijo...

Eso es amor...lo demás son tonterías Lola.
Un abrazo!!

Lola dijo...

Hola Verónica, muchas gracias por tu visita y tu comentario. Un beso enorme.

Lola dijo...

Hola Bego, ya se sabe, con los hijos se ablanda el corazón, y mis hijos ya hechos y derechos siguen siendo mis niños, sé que me comprendes. Un beso amiga mía.

manolo dijo...

Es precioso lo que escribes.
Me ha gustado mucho, por lo ameno de su lectura y quizás tambi´n, por compartir, lo que dices de los pequeños de la casa.

Saludos, manolo

Rafaela Juidia dijo...

Has escrito de tus niños con el corazón en la mano, que bonito es recordar cuando los teníamos arropados con nuestros cuidados.

Besos.

Lola dijo...

Hola Manolo, muchas gracias por visitarme también en este blog. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Rafaela, solo siendo madre me comprenderán, mis hijos que ya son padres es difícil verlos como niños pero lo son para mí. Tú entiendes ¿verdad?