martes, 21 de mayo de 2013

SI NO FUERAS QUIEN ERES...



SI NO FUERAS QUIEN ERES...
 
 
Si no fueras quien eres... te hablaría de mis días negros, y de mis noches en blanco, de mi sentir triste, de mí querer con rabia.

Si no fueses... El baúl de mis recuerdos, de mi saber nervioso, y de mi andar tranquilo, como no dando importancia a tantas cosas pasadas, de mi dolor de ahora, muchas veces te diría que...

Si tú supieras lo que me peso la vida, y a veces me pesa, sin saber seguir dando un paso adelante, sin sentir ya nada, sólo el frío del invierno invade mi ser, pero hay otras veces que nada es de este color de niebla.

Pero yo no soy una mujer triste, pero es verdad que sí no estoy en familia, con mi marido, mis hijos, mis nietos, mis hermanos, mis sobrinos, y gente que quiero aunque algunos de ellos no me quieran... lo paso muy bien, y me río de todo, dejando mis sonrisas repartidas en sus corazones como ellos siembran el mío, y siempre me encanta volver a verles.

Pero es verdad que más de una vez recuerdo a mi madre, que de todo se hacía eco, sintiendo pena del mundo, viendo la televisión no dejaba de comentar por todo " que lastima " y ese su comentario a todo lo que veía, si ahora viviese...

No tendría en sus labios más que esa palabra, que me hace pensar en ella más de una vez.

Pues yo creo que estoy depresiva, pero no sé porque, hay veces que pienso que estoy sola, que mi marido hace sus cosas, sale mucho, y yo que salgo tan poco no me relaciono apenas con nadie, pero el teléfono... Me pone al día en todo, y río con las conversaciones de mis hermanas, de mis sobrinas, y sonrió al oír la vocecilla de mis nietos llamándome y contándome sus cosas.

Hoy he salido sin tener que salir, el sol brilla, y aunque el frío es intenso, el regreso a casa me hace darme cuenta de la suerte que tengo, que mi casa es bonita, acogedora, que mi marido y mis hijos me quieren, y que mis nietos aunque me vuelven loca los amo con lo más tierno de mí ser.

Pero echo de menos a mis hijos, hay veces que beso sus fotos, y me les quedo mirando sin querer recordar aquellos días de colegios, de vacaciones, y de pensar que la vuelta al colé empezaría pronto y eso a mí no me gustaba, porque ellos ya tendrían que madrugar, y estudiar, y eso no les gustaba mucho que digamos, igual que su madre...


 

4 comentarios:

Gilberto dijo...

No sé. Pero hay cosas tan pequeñas que ta hacen resaltar la sonrisa de nuevo. Creélo, lo haz y lo hemos notado. Siempre hay pequeñeses que reviven recuerdos; pero sobre todo, te imparten un sentimiento de alegría en la mayor parte.

Saludos, que andes del todo bien.

anayaika dijo...

Lola amiga, esta época...la primavera es muy fácil que uno tenga un poco de bajoncillo, es normal, no pasa nada. Pero tú tienes que intentar mirarte en tu marido, tus hijos, tus nietos, tus hermanas, tus amigos...tantos que te queremos y que nos haces muchísima falta, y ya verás como poco a poco todo vuelve a la normalidad. Mil besos.

Lola dijo...

Hola Gilberto, se bienvenido a mis blogs. Espero verte de nuevo. Gracias por tu visita. Un saludo.

Lola dijo...

Hola Ana, si es verdad, un poco de bajón pero pasara pronto, me iré al mar en unos días, eso me hace sentir bien, y mis hijos y mis nietos vendrán a verme en época de vacaciones. Gracias amiga por venir a verme. Un beso grandote.