lunes, 10 de junio de 2013

CABO DE PALOS


 
 
CABO DE PALOS

 
Y el calor dío tregua y apareció mi amigo el viento a recibirme, abrazandome, y a jugar con mi pelo ya castaño de atardecer nuboso.
 
 
Pase unos hermosos días junto al sol, el viento, limpiando las nubes de tanta agua como tenían acumulada aún después de un frío y lluvioso invierno.
 
 
Me gusto mirar el horizonte de olas, y los barcos acercándose a puerto, a sus casas, a salvo con sus familias.
 
 
Anocheció pronto esa tarde, el sol no quiso permanecer más a mi lado, sabía que mañana (hoy). Ya le abandonaría, pero no se dio cuenta de mis lágrimas, ni de mis palabras entrecortadas al acercarme y mirar el horizonte desde la carretera ya de vuelta a Madrid.
 
 
Hay cosas que se llevan en la sangre, mi sangre está mezclada con tu agua, con tu sal en mis labios, me acerco a tu puerto mi querido Cabo de Palos, y mi añoranza es continúa aquí, camino de Madrid, camino del destierro para mis ojos.

6 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Dejar un bello lugar es dejar algo de ti, pero su recuerdo queda en ello.
Un abrazo

FLOR dijo...

Mi Querida Lola de España , una entrada preciosa , la verdad es que si pudiese , te traeria aquí conmigo para que pudieses disfrutar de la playa , el mar , y el veranito .

Te deseo una feliz tarde , besos de Flor .

BEGO dijo...

Precioso recuerdo....
Un abrazo!!!!

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, sí que es un hermoso lugar, pequeño y acogedor. Me encanta ir allí al caer la tarde en invierno y tomar un café allí en la cafetería del puerto. Siempre deseo volver. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Flor, muchas gracias por tu comentario bonito y de corazón, yo tengo un apartamento en la Manga, cerca de Cabo de Palos, voy mucho porque mi marido ya está jubilado, y ese es mi refugio ¡¡¡ Me encanta!!! Gracias por lo que me dices, ahora estoy en Madrid, por eso tu que puedes mirar el mar cada día acuérdate de mí. Un beso.

Lola dijo...

Hola Bego, no es un recuerdo, he estado allí los diez últimos días, ahora he vuelto a Madrid, y volveré en unos días. Gracias por tu visita. Un beso.