miércoles, 19 de junio de 2013

MIENTRAS NO HAGA DAÑO

 
 
MIENTRAS NO HAGA DAÑO
 
Mientras no nos haga daño podemos dejar las cosas en su sitio, pero las personas que se fueron, aun dejando un hermoso recuerdo, a veces no quieren permanecer cerca de nosotros después de su “marcha”
 
Hay veces que nos empeñamos en dejar sus cosas como ellos las dejaron, y otras nos hacen tanto daño que las guardamos todas, sin dejar ni una fotografía que nos asome a su ayer, porque no podemos soportarlo.
 
Sé de personas que perdieron a sus hijos, y que sus corazones se marcharon juntos, pero los cuerpos… uno se quedo en este mundo de lagrimas, y el otro se marcho por otro camino, que todos recorreremos algún día.
 
Yo traje muchas cosas de mi madre cuando ella se marcho, pero a mí no me hacía daño tenerlas a la vista, me gustaba usar sus tijeras de cocina, y sus dedales de coser, y las fuentes de su ensalada…
 
Ahora después del tiempo todo sigue igual, y sus recuerdos siguen estando conmigo, su voz resuena en mis oídos cuando pongo las cintas  que grabe con su voz,  semi ocultas en mi memoria pero jamás olvidadas.
 
Ella porque así lo quiso se quedo cerca de mí, mis hermanas dicen que cada vez me parezco mas ella, mi marido también lo dice, pero de sus labios… no es un halago, pero eso me da igual, parecerse a las madres es una suerte, para mi… un honor.
 
 
 

20 comentarios:

Verónica dijo...

Lola, muy hermoso lo que cuentas.
Una madre, lo es todo para nosotr@s esté o no, haya sido mejor o peor, porque nadie nacemos enseñad@s.
Besos

Mari-Pi-R dijo...

Me parece que con los años llegamos a parecernos mucho más a nuestra madre en muchas cosas.
A mi también me gusta usar sus cosas y no me afecta, al contrario me alegro de usarlas.
Un bonito escrito

Ángela dijo...

Una madre nunca se va. La mantiene con nosotros el amor y los recuerdos.Me alegra lo vivas así.
Un beso y disfruta del día.

Pilar Garcia de la Cueva dijo...

Lo mejor que tenemos y lo mas preciado en esta vida es nuestra "Madre"la que nos dió la vida y todo su cariño, así que es un Orgullo grandisimo parecerse a Ella.un bso.

Marina-Emer dijo...

Con toda mi pena no pude acabar de leer tu post ya que hace pocos dias fue el 5 aniversario del fallecimiento de mi marido ...gracias por tu amistad y tu visita tan cariñosa ,te deseo feliz semanaa con cariño
Besosssssssssssssssssssss
Marina

Francisca Quintana Vega dijo...

Me gusta lo que escribes...y el fondo que tiene. Me gusta el blog y...te seguiré. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Verónica, es verdad que las madres son el pilar de nuestras vidas, nuestras raíces a la vez, y nuestra vida siempre. Un abrazo.

Lola dijo...

Si Mari-Pi, con los años algunas tenemos la suerte de parecernos físicamente a nuestras madres, que no en su forma de ser, aunque a mí me gustaría, ella era muy buena, yo no soy así. Un abrazo.

Lola dijo...

Es verdad, tú te llamas como ella, ANGELA, eso te hace más cercana a mí, sin tu saberlo. Muchas gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Pilar, nuestras madres y nuestros hijos, ellos son raíz y ramas de un mismo árbol, por eso son tan importantes en nuestras vida. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Marina, lo sé, pase a darte mi amistad y cariño en aquel día de recuerdos irreparables. Pero amiga no estés triste, seguramente estuvisteis muchos buenos años juntos, esa es la lectura que tienes que sacar de los recuerdos, la suerte de haberos amado tantos años. Te mando mi cariño.

Lola dijo...

Hola Francisca, muchas gracias por tu visita y tu comentario, se siempre bienvenida a mis blogs, espero que también te gusten los otros. Un abrazo.

Jerónimo dijo...

Bueno, no es lo mismo la muerte de una madre (prevista) que la de un hijo (totalmente imprevista). Entiendo que los recuerdos paternos no nos espanten y los recuerdos de un hijo sí.

Un bello relato Lola.

Abrazos.

AMALIA dijo...

Precioso lo que escribes.

Un beso.

Lola dijo...

Hola Jerónimo, tienes razón, no es lo mismo una persona de ochenta años a una de veinte, aunque las queramos mucho a las dos. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Amalia, muchas gracias por tus amables palabras. Un beso.

Mery Larrinua dijo...

Realmente hermoso!!!
un abrazo

Lola dijo...

Muchas gracias Mery por tu comentario y visita. Un beso.

Elia dijo...

Lindo de verdad, yo echo tanto de menos a mi madre..
pero de alguna forma me acompaña...

me has abierto las emociones

bss

Lola dijo...

Elia, muchas gracias por tu comentario. Me ha encantado verte. Un beso.