martes, 2 de julio de 2013

LA NIÑA...


 
 
LA NIÑA...
 
 
El otro día escuche una historia en la radio la mar de trIste, era un programa en el que hablaban de la muerte, y de casos en que la persona había sido enterrada viva...
 
 
Hablaban de que en los pueblos, hay muchos pequeños panteones, donde familias enteras reposan, y donde allí se quedan nuestros seres queridos y no volvemos en años...
 
 
Contaban que había muerto una niña de dos años, y que su familia sin poder con el sufrimiento se había marchado del pueblo, la madre no paraba de llorar y se hizo insufrible el dolor, que no cesaba ni si quiera un poco.
 
 
La niña había sido enterrada en uno de estos panteones de la familia en una capilla, y allí quedo su cuerpo y su alma, tendido en la fría cripta que encogió el corazón de su madre sin querer volver por allí, ni a llorarla.
 
 
Se marcharon a vivir a una ciudad lejos de los recuerdos, del sufrimiento, y después de unos años volvieron al pueblo, obligada fue la visita al cementerio al panteón donde la niña dormía eternamente.
 
 
Al abrir la puerta del panteón se encontraron con un puñaico de huesos... La niña había sido enterrada viva, y había logrado salir del ataúd, pero no había salido del panteón, sus puertas habían estado cerradas durante años...
 
 
La niña vivió y lloro durante días, pero nadie la oyó, el cementerio esta retirado del pueblo, y la niña se encontró sola, en el lugar donde jamás deberían ir los niños.

10 comentarios:

Verónica dijo...

Lola, espeluznante historia.
Besos

Juglar dijo...

¡Qué historia tan triste!
No sé si será real, de cualquier forma me deja encogida el alma.
Un abrazo grande.

Lola dijo...

Hola Verónica, sí que es triste, el otro día la oí en la radio, la he modificado pero es verdadera. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Juglar, a mi también me lo pareció cuando la oí el otro día en la radio, me dejo tan impactada porque fue real, hice este escrito modificando algunas cosas.
Espero que ya haya pasado el impacto que al leerla produce. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Tremenda historia!!!!

Jerónimo dijo...

Uffff...dificíl de digerir esta historia, tras su lectura he deseado que no sea cierta pero en este mundo todo es posible...

Un abrazo.

Lola dijo...

Así es amiga Lapislázuli, cuando la oí en la radio me impacto, y decidí escribir esta entrada tan triste. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Pues sí Jerónimo, es cierta, la escuche en la radio hace unos días, lo decía un familiar cercano, y aún se percibía la angustia, y así me quede yo pensando en esa pobre niña. Tremenda de verdad, hay cosas que escucho que parece que sean verdaderas. Gracias por tu visita. Un abrazo.

Volarela dijo...

Es una de las historias más tristes e impresionates que he oído. Impactante.

Muchas gracias por traerla.

Un abrazo

Lola dijo...

Hola Volarela, sí que me lo pareció a mí también triste, yo tengo un nieto de dos años y… cuando escuche la historia veía su carita y la angustia me supero. Gracias por tu comentario. Un abrazo.