sábado, 10 de agosto de 2013

ERAS JOVEN...

 
 
ERAS JOVEN...
 

Eras joven, pero habías vivido tan deprisa que se cumplio tu ciclo de vida, dejando un corazón herido... Para siempre.
 

Me quisiste a tu lado, de princesa, pero no quisiste compartir  tu vida, sólo por las noches yo era tu reina, presumirás de novia, después  me llevabas a mi casa, y tu empezabas de nuevo tu vida sólo...
 

Yo tenía un altar en mi corazón dedicado a ti, creí que siempre te quedarías a mi lado pero tu libertad fue más importante que yo, y todo término una noche...
 

Cuando   una noche más  decidiste salir a correr, después de un día completo de trabajo, y tu vida término en la acera frente a la Universidad, y aún no puedo entender ¿porque te fuiste... Sin mí?
 

Paso poco por ese lugar, mi vida la dejaste a medias, y mi alma al igual que la tuya se pasea en las sombras de ese lugar, el último día que pase, un papel se pegó a mi tobillo, en una ligera brisa, lo recogí, en el estaba escrito... Soy un alma que vaga sola, que te mira, te sonrió, y sé que lo mejor de ti lo he disfrutado yo.
 

Yo no sé de donde salieron esas letras, sólo sé que en ellas dice mi sentir, y mi morir diario.


 

10 comentarios:

Marina-Emer dijo...

mi querida amiga ...gracias por tus cariñosas letras a mi poesia ,escribo con el corazón en la mano y la pluma en el corazón ,me alegro que te gusen mis versos para vosotros los escribo
con todo mi cariño feliz domingo .
besitoss
Marina

Mari-Pi-R dijo...

Tu escrito poético tiene mucho fondo, hay momentos que se pierden los seres que amamos sin saber como se nos van y no vuelven entre nosotros.
Un abrazo fuerte

Verónica dijo...

¡Hermoso! lola.
Esa persona no supo apreciar dónde estaba la verdadera felicidad, el se lo perdió.
Besos, feliz domingo amiga

BEGO dijo...

Sin palabras...
Besos guapa!!!

Lola dijo...

Hola Marina, me alegra pasar a visitarte como me alegra verte por mis blogs. Muchas gracias siempre por tus hermosos comentarios. Un beso.

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, si que se van personas queridas de nuestro lado, es ley de vida, esta historia no la viví yo, pero sí que alguien cercano a mí la vivió y sigue siendo víctima de esa ausencia. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

No amiga, esa persona no supo apreciar lo que tenía cerca, de haberlo sabido, ella seria ahora una joven viuda llena de tristeza y soledad, y no la esposa de alguien que ya se acostumbro a verla como de lejos. Gracias por tu comentario Vero. Un beso.

Lola dijo...

Hola Bego, gracias por regresar. Siempre me gustan tus comentarios. Un beso.

Marina-Emer dijo...

feliz semana besos
Marina

Lola dijo...

También feliz fin semana a ti amiga Marina. Un beso grandote.