domingo, 18 de agosto de 2013

SUEÑOS DE... PÁJAROS





SUEÑOS DE... PÁJAROS


En el mes de Julio, pase unos días en el apartamento de la playa, estando allí una tarde, en el cielo apareció un joven en un parapente con motor, yo me le quede mirando y le comente a un vecino que le gustan esos riesgos lo que había visto la tarde anterior, y me dijo, ¿seriá mi amigo? y todo se quedo así.


Al día siguiente de llegar al apartamento en las vacaciones d agosto, comente con mi hijo pequeño que volar así es entirse pájaro, y que era un sueño para mi, debí ponerle tanto entusiasmo a la cosa, que mi hijo escucho muy atento y así se quedo la cosa.


A los dos días de esta charla, apareció mi hijo mayor con su mujer, y me comentaron que al día siguiente por la mañana irían a buscar un cargador del móvil a Murcia, y que querían que me fuese con ellos, me pareció extraño, pero ante la insistencia accedí, y no se me ocurrió pensar ¿porque íbamos todos a por un cargador del móvil?


Cuando mi hijo me vio arreglada me dijo ¿no tienes otros zapatos? yo me había puesto mis chanclas de dedo, y estaba de lo mas cómoda, y le dije que ¿para que? con esas estaba muy estupenda, y así se quedo la cosa.


Estando en la cocina me dice mi hijo mayor muy serio ¿es verdad mamá que te gustaría tirarte en paracaídas? A mi se me quedo cara de susto, y le comente que si, pero claro no así, sin anestesia, y que yo solo había hecho un comentario con su hermano, y eso era todo.


Y me contesto, mama, no vamos a por ningún cargador, si no a una base donde Fernando ya tiene pagado un viaje para tirarte en parecidas con un “instructor”, en esos momentos me quede muerta, mi hijo mayor había estado toda la noche sin dormir, el pequeño también pero por diferentes motivos, uno por hacer realidad el suelo de su madre, el mayor de preocupación pensando que me podía pasar algo.


Total que nada de paracaídas, ahora mis hijos están enfadados, y yo me siento culpable por no haberme tirado al vació, incluso sin paracaídas.


De ahora en adelante, yo sola viviré mis sueños, en mi cama, y sin contárselo a nadie, porque los sueños solo son eso...

12 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Lola si bien recuerdo creo que te pasó ya otra vez algo similar con el salto al aire libre, te tendrás que animar y hacerlo por una vez o bien tener cuidado con lo que dices y no demostrar tus emociones delante de los que te quieren complacer.
Un abrazo.

BEGO dijo...

Anímate Lola es una experiencia única...Yo probé lo del parapente y la sensación es....
Nunca renuncies a los sueños.
BESOS!!!

MTeresa dijo...

Hay sueños que es mejor
que jamás se hagan realidad,
t suerte es contar con una familia
que te quiere y
quiere hacerte feliz.

Juglar dijo...

Ya sabes, piensa bien qué sueños quieres compartir para no seguir repitiendo estas experiencias!
Es hermoso que tus hijos quieran complacerte.
Un abrazo grande, Lola.

IRATXO dijo...

Osea, que te acojonaste.

Jerónimo dijo...

Al menos has comprobado que tus hijos se preocupan por ti, que ya es mucho en estos tiempos.

Saludos Lola.

PD. Yo también me hubiera echado para atrás...jejejejeje

Lola dijo...

Y recuerdas bien amiga, el tema de volar siempre va unido a mis sueños, y esta vez por el miedo que tenía mi hijo mayor lo deje pasar pero si hay próxima vez ya realizare mis sueños, no lo dudes. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Bego, te hare casi, si vuelve a presentarse algo parecido… no lo dudare. Gracias amiga por tu visita y tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Si MTeresa, tengo suerte de tener unos hijos maravillosos, uno porque quiere que mis sueños se hagan realidad, el mayor, más sereno piensa que con la edad mejor ser más tranquila, y que vuelen los pájaros…
Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Juglar, si la próxima vez no hablare de sueños atrevidos… vete a saber lo que se le ocurre a mi hijo pequeño. Gracias por tu comentario amiga. Un beso.

Lola dijo...

Hola IRATXO, es difícil que me asuste de ese tema cuando lo llevo soñando ya tanto tiempo, pero mi hijo mayor pensó que podía ser peligroso para mí…
Yo no soy una persona miedosa, pero si, una vez tuve miedo cuando a solas di a luz a mi hijo segundo, el que quiere realizar mis sueños, eso sí que fue malo, porque mi hijo se asfixiaba, y yo estaba sola, y nació sin ayuda, desgarrándome la razón y medio la locura, eso sí que es acojonante.
Gracias por tu comentario. Un saludo.

Lola dijo...

Hola Jerónimo, es verdad, mis hijos se preocupan por mí, aunque en exceso, pero no quise que mi hijo mayor se sintiese mal, quizás deba decir… que los sueños, sueños son. Gracias amigo por tu comentario. Un abrazo.