sábado, 7 de diciembre de 2013

LAS CASAS...



LAS CASAS...
 
 
Las casas nunca duermen...
 
 
Yo no se sí os habéis dado cuenta que las casas nunca están en silencio, los sonidos más de una vez al llegar la noche... Nos sorprende.
 
 
Las casas desprenden sus sonidos a través de sus materiales, de sus suelos de maderera, o de el sonido que hacemos al andar en una casa de terrazo en el suelo, los ruidos de sus muebles, en la noche son más intensos, y por eso más de una vez da la impresión de que alguien más vive en la misma casa...
 
 
También en la cocina, el sonido del frigorífico no duerme, es un electrodoméstico que no descansa, manteniendo nuestras viandas siempre frescas, y ese sonido te hará compañía hasta su " fallecimiento" que nos hará comprar otro... Sin remedio.
 
 
Y no hablemos de los radiadores eléctricos, si parece que tiran cohetes cada vez que se desconectan, aunque yo tengo calefacción individual, en casa de mi hijo los radiadores se corren unas juergas por la noche que hace que el corazón más de una vez se disparé, pensando que alguien ha entrado hacerte una visita poco " deseada" en la noche de lo ajeno...
 

Y por los techos de escayola ni os cuento, si parece que arriba viven todos los componentes de un tablao flamenco, o bichos que se arrastran ¡vaya usted a saber! No quiero hacer averiguaciones, pensar eso me asusta más que acostumbrarme a los sonidos.


 Ahora que todos duermen, mi casa está más viva que en ninguna hora del día, aunque la tele permanezca apagada, y nada interrumpe mis pensamientos... Se que no estoy sola, los sonidos de la casa me acompañan y se que otras "cosas" del más allá... También.




 

9 comentarios:

María Bote dijo...

Las casas están contagiadas de nuestras vivencias y llenas de sonidos, a veces gratificantes y, a veces también, nos producen temor a lo desconocido, pero pienso que son mensajes.

Buena semana y besos

Carlos dijo...

Hola Lola, me gusta el estilo y desenfado de tus escritos. Te leeré con más detenimiento.

Un abrazo.

Mari-Pi-R dijo...

Siempre estamos acompañadas de sonidos y nunca solos, un buen pensar el de hoy.
Que tengas un feliz domingo.

Lola dijo...

Si María, las casa tienen parte de nuestra esencia, y como no, también de los que se fueron. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Carlos, muchas gracias por volver. Se siempre bienvenido. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, es un comentar lo que siento en mi casa, los sonidos… son como quejidos de los que se marcharon, que siempre están cerca. Gracias por tu comentario. Un beso.

José Ramón dijo...

Hola Lola Interesante Post la vida de la casa nos acompaña en el silencio de la noche a sin es feliz semana Saludos desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

Lola dijo...

Hola José Ramón, muchas gracias por tu visita, me ha gustado volver a verte después de un poquito tiempo sin visitarnos. Un abrazo.

trimbolera dijo...

Las casas están vivas, muy vivas, forman parte de nuestra historia como una segunda piel.- Besicos.