domingo, 19 de enero de 2014

TODO

 

TODO
 
 Esta todo tan ordenado desde que se marcharon mis hijos que a veces quisiera volver al ayer, y voy dejando por aquí un apunte, por allá el cable del móvil, en la cocina un vaso en el fregadero, o un yogur terminado.

Yo se que ellos están bien, ya formaron sus hogares, pero hay veces que la nostalgia se acerca más a mí, y se queda revoloteando por la enorme casa de dos plantas que ya no necesito, pero...

Cuantas veces vuelvo a pasearme por la casa en las noches, y vuelvo a cerrar sus puertas porque así lo querían ellos, y asomo mi cabeza despacio como para no despertarlos, y eso aún me duele.

Pero más me duele pensar que por algo... Tuviesen que regresar a casa, y eso me llena de susto y no quiero ni tener ese pensamiento, porque si eso sucediese sería muy grave.

Por eso, y aún echándolos de menos rezo para que permanezcan en sus casas, con sus mujeres y sus hijos, porque todo lo que me sucede a mi es ley de vida, son cosas de siempre, y yo sólo quiero que así permanezcan.


 
Y ahora que uno de mis hijos volvió… mi corazón se desangra de angustia, no porque se haya separado, simplemente porque allí, con su madre quedo el gran amor de mi hijo… Su bebé de 15 meses, y que podrá visitar cuando el juez crea conveniente.


Para estas cosas las madres jamás estamos preparadas, y aunque el silencio desapareció de la casa, en ella se aposento la tristeza, y ya veremos cómo podemos echarla de casa…


Os quiero hijos.
 

10 comentarios:

Ernesto. dijo...

Hola amiga mía, comprendo tus sentimientos de hoy. Hoy, pues realmente nada más sabemos.

Separaciones matrimoniales, por una u otra causa, las hay todos los días. Se han vuelto consustanciales con la vida misma.

Ello, más allá de los primeros momentos de desconcierto que pueda producirse en la pareja, y por extensión a las familias de estos, no tiene mayor trascendencia que la que sean/seáis capaces de generar. Y para ello Lola hay que procurar mantener la calma, el respeto y la comunicación... Los puentes tendidos.

Los hijos..., los nietos. Cierto que su situación puede haber cambiado sustancialmente. Lo que ayer era fluidez en el trato y la comunicación, va a tener que ser reorganizado.

Las cosas de la vida Lola. Pero ello no tiene porque ser negativo. Y para ello es necesario que cada miembro implicado, tú en este caso, tengas las ideas claras sobre lo que quieres y no quieres...

Y esta segunda parte es tan o más importante que la primera. Pues tendemos a dejar que la tristeza y la negatividad marquen el quehacer...

Leo que rezas, eso está bien. En la oración no caben lamentaciones, solo la comunicación con Dios. Quien por cierto está en todo y en todos los integrantes de la situación.

Perdonar, bendecir y rezar es el único método que conozco que resuelve todas las situaciones.

Mañana las cosas se verán diferentes.

Un fuerte abrazo amiga.

Mari-Pi-R dijo...

Eso es la tristeza de las separaciones matrimoniales cuando hay hijos por medio, que uno sale perdiendo al hijo en lo cotidiano.
Espero que el juez sea justo y pueda verlo lo suficiente así que tu puedas disfrutar de su compañía.
Besos

fus dijo...

Mientra la salud este presente en todas vuestra vidas todo tendrà soluciòn.

un abrazo

fus

Teresa dijo...

Querida Lola, cuanto te entiendo. Que silencio y tristeza cuando no están y luego cuando vuelven por algo así, tiene que ser mucho más triste, conozco a gente cercana que le paso. Un abrazo fuerte.

EMBRUJO dijo...

querida amiga lola solo se puee echar la tristeza con mucho amor que le darás a tu hijo, yo paso por algo asi sabes ? y se me parte el alma pero solo deseo que vuelva a ser feliz y reirse y ser ese cascabel de alegria que era antes besitossssssssss

Marina-Emer dijo...

Gracias Lola...ha sido un placer recibirte en mi blog .
como la canción "Amigos para siempre"
un gran abrazo
Marina

Jerónimo dijo...

Siempre es triste una separación, pero a veces es irremediable.
Al menos, está contigo y podrás ayudarle en su nueva vida.

Un abrazo.

anayaika dijo...

Cuanto lo siento Lola...!!! Qué triste es una separación y más cuando hay niños. Un beso enorme Amiga.

Lola dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras visitas y comentarios. Un abrazo.

JOSE-MARIA dijo...

Lo llaman "nido vacío"..., pero seguramente el nido ¡nunca queda vacío!