viernes, 14 de febrero de 2014

LO ESTUVE PENSANDO MUCHO


 
LO ESTUVE PENSANDO MUCHO

       

Lo estuve pensando mucho, no sabía si seria bueno o no, si me comprometería mucho, y si seria capaz de aceptar una  nueva  responsabilidad, al principio todo fueron  dudas, después...

 
Sentí  como entrabas en  mi desde el  primer momento, fue  algo increíble,  mi  cuerpo sintió   la vida, y desde   ese momento accediste a mis registros internos, fue como un encuentro de nuestras mentes, con toda la totalidad de mi ser.

 
Pasamos  mucho  tiempo fundidos, llego  el momento de no saber donde terminabas tú y comenzaba yo, y ya perdí todo mi tiempo para dedicártelo a ti.

 
Me cuidaba mas que nunca, al levantarme ya me  seducía arreglarme por  completo,  me tomaba  mi tiempo, y  después de  cuidar  mi  piel, mi  pelo largo  castaño, y   desayunar equilibradamente, me vestía de blanco, y sentada muy cómoda, y  escuchaba cada célula de mi  cuerpo, como  si  estuvieran  provistas  de  receptores dormidos  hasta   entonces,  y entonces te sentía mas intensamente dentro de mi.

 
Y llego el día más importante de mi vida, al amanecer te sentí mas aun, había llegado el momento de darte mi vida si eso era necesario, sentí como atravesabas el estrecho túnel que  te  traía    al mundo exterior,  sentí  como   mis huesos  se abrían,   y  mi  carne   se desgarraba   para darte   mi luz, sentí como  mi corazón apasionado latía con mas fuerza para  darte  el  ultimo impulso y... después verte, después de esperar 231 días increíbles, 231 noches soñando contigo, los 231 días mas importantes de mi vida...

 
Al fin te tuve en mis brazos, eres el ser más hermoso del mundo, eres la luz de mis días y... para el resto de ella.

 
Me sentí culpable de tu primer llanto, tu eres mi todo, se que nunca te  he  merecido, tu fuiste el primero, pero  sobre todo... Siempre serás MI HIJO.

10 comentarios:

María Bote dijo...

Preciosa, entrañable y emotiva entrada, querida lola. Es un gusto enorme poder visitarte y leerte de nuevo, amiga.

Un abrazo grande.

Ernesto. dijo...

Bello canto al amor Lola, ese, sentido en las entrañas, en lo más profundo...

Y esa dedicación diaria, esa liturgia matinal, ese amor...

¿Y el día del llegar?... El más importante señalas. Y cierto si duda! Vida de tu vida y carne de tu carne... El corazón latía...

¿Y esa declaración de amor para siempre?...

¿A qué teñirla amiga mía con ese nunca...? Tal vez el día de hoy, tal vez el momento...

Un fuerte abrazo maestra de la palabra, las sensaciones, los sentimientos...

PEPE LASALA dijo...

Es una de las cosas más bonitas que he visto de una madre para con su hijo, es una maravilla. Hoy, me has tocado el corazón... más aún. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana Lola.

Teresa dijo...

¡Que precioso Lola, hoy me ha gustado muchísimo. Besos.

Mari-Pi-R dijo...

Llevar un hijo y dar luz es lo mas grato de la vida.
Un abrazo.

Volarela dijo...

¡Me ha encantado!
Me has trasmitido tu sentimiento desde ese primer momento en que él entra en ti. ¡Hermoso de verdad!
Enhorabuena por tus letras tan auténticas y por lo gran madre que debes de ser.

Un gran abrazo, y hasta la próxima. Sé muy feliz...

Rafaela dijo...

Lola, precioso de verdad. Tu hijo puede estar orgulloso de esa madre que sabe transmitir tan bonitos sentimientos.
Un abrazo.

Lola dijo...

Muchísimas gracias a María, Ernesto, Pepe, Teresa, Mari-Pi, Volarela, y Rafaela. Un abrazo grandote a todos.

Ángela dijo...

Lola qué bonito lo que escribes y que profundo!! Agradezco enormemente tu visita pero no puedo verte triste. La vida nos sorprende con dolor a veces, pero hay que tirar y seguir y apoyarte en los que te queremos.
Mucho ánimo Lola y por entre la lluvia también hay luz, a ver si esta semana vas viendo un poco más claro.Lo deseo de corazón.
Un beso grande.

Lola dijo...

Hola Ángela, es verdad que los días van trayendo cosas nuevas, no siempre buenas, pero sé que todo cambiara, estar en lo malo te hace pensar que siempre los días vienen cosas un poquito mejores, pero yo solo quiero ver a mis hijos bien, y que pueda ver a mis nietos cuando me corresponda…
Deseo que la lluvia termine en los días y en mis ojos, y yo sé que eso llegara pronto. Gracias amiga por tu comentario. Un beso.