viernes, 28 de febrero de 2014

QUIMICA



QUIMICA


No se que fue lo que mas me molesto, si ver las revistas escondidas de chicas desnudas, o que mis hijos se hubiesen convertido en adolescentes sin haberme dado cuenta.


Recuerdo que el tema que mas me asustaba era el de la droga, por eso y sin previo aviso y cada poco tiempo preparaba un buen zafarrancho de limpieza en sus habitaciones, sin avisar, todo por sorpresa, siempre buscando… siempre temiendo encontrarla.


Cuando encontré las revistas ( cosa lógica por otra parte) no pude asimilarlo, así , de pronto, y arme la de Dios, aunque ahora después de tanto tiempo, pienso que eso era lo normal, y que empezar a sentir nuevas sensaciones y descubrir el sexo es lo que nos ha pasado a todos, es como empezar un buen libro, te atrapa y te hace soñar, a la vez te engancha, te hace leer cada día un poco mas, descubriendo nuevos parajes , nuevas sensaciones para el cuerpo, y el crecimiento personal.


Yo fui quien hablo con mi hijo mayor por primera vez de sexo, el tenia once años, su cuerpo estaba cambiando, mientras el no entendía que le estaba pasando, yo le dije que no se preocupara, que al igual que la comida todo era necesario, pero que ni de la comida ni del sexo era bueno abusar, pero que cada uno tenia sus necesidades, que no se sintiera sucio por empezar a ser un hombre, y que yo me sentía orgullosa de que así fuera.


Por eso, por la química que siempre a existido entre nosotros dos, no comprendí el tema de las revistas, y se que en esos momentos me volví intransigente y sorda a todas sus palabras, y casi diría que disculpas.

 
Después de aquello nos volvimos mas serios, me costo trabajo encontrar los ojos de mi hijo detrás de cada revista en los quioscos, me sentía mal, me costo verles convertirse en hombres, por que todo fue muy deprisa y… no me di cuenta de ello.

 

9 comentarios:

Ernesto. dijo...

Química y lecciones amiga...

Y no parece que en esa ocasión hayas estado al kid...

Pero así es la vida como bien sabemos ya!

Y ahora voy a ver esa fotografías que nos dejas en la anterior entrada.

Un abrazo Lola y buen finde.

FLOR dijo...

Hola Amiga , es que los hijos cuando se hacen o se van haciendo , grandes se le despierta , ese instinto , yo creo que toda madre a encontrado alguna vez , una revista de esas en los cuartos de sus hijos , te deseo que estes mejor tú y tu hijo , te deseo una feliz semana , besos de Flor.

PEPE LASALA dijo...

Es complicado para los padres y para los hijos Lola. La adolescencia es una etapa complicada para ambos, pero lo importante es hablar, porque es un momento donde la conversación es necesaria. Me encanta cómo abres tu corazón. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

jordim dijo...

Por más que no lo aceptemos, el descubrimiento del sexo suele ser un asunto muy personal, casi estríctamente, también para los hijos, y evoluciona de un modo natural y sin rarezas siempre que la persona sea templada y haya recibido una educación aceptable en las otras áreas. No soy de los que piensa que los padres tengan que darle un discurso a los hijos al respecto, no más allá de meterles un condón en la cartera o algo así.

Ernesto. dijo...

Hola, matizo mi comentario anterior. No es fácil Lola hacer frente a estas situaciones cuando surgen de improviso. Personalmente no he tenido que verme en esta tesitura. Hoy tal vez resulte más fácil.

Un abrazo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Mis hijos ya han pasado por esa etapa, y es complicado,el no saber como hablar con ellos, que tengas un feliz domingo, un abrazo.J.R.

Rosi dijo...

Toas hemos pasado por ello amiga.Los hijos crecen y descubren cosas nuevas, como en su día nos pasó a nosotros.
Ahora ya son hombres y se verán reflejados en la adolescencia de sus hijos.
¡Y a nosotros nos volverá a ocurrir con los nietos!.
Un abrazo grande, Lola-
Rosi

Universo dijo...

Lola, los chicos de ahora no son como cuando nosotras éramos jóvenes, ellos tiene una mente más abierta. Lo que pasa que somos demasiado protectoras, y no queremos que crezcan nunca. Si el ve que confías en el, seguro que esa química de la que hablas se hará cada vez más fuerte, y tendrá más confianza contigo, y a la vez le estarás transmitiendo seguridad en si mismo.
Un abrazo.

Lola dijo...

Gracias por los comentarios que tan bien me hacen sentir en estos momentos. Un abrazo.