martes, 11 de marzo de 2014

EL REGRESO

 



 EL REGRESO
 
 
El regreso de un viaje corto es siempre menos deseado, la vuelta... Casi siempre imposible.
 
Yo he pasado un fin de semana en mi tierra natal, Ciudad Real, donde están mis raíces, mi familia, mis calles paseadas miles de veces, y lugares visitados durante 21 años, que me llenan de nostalgia.
 




Ha sido un viaje necesario, en Madrid pasó las semanas sin salir a la calle, la verdad es que poco me interesa lo que hay fuera de mi casa, y viviendo en una casa grande no me siento prisionera de nada, y el tiempo se detiene en algunos rincones que jamás quiero que cambien.


 

 
Aquí, en La Mancha, tierra llana y llena de hermosos contrastes, encuentro mi ayer en el tiempo de hoy, mi familia me recibe llena de sonrisas y abrazos, siento su calidez y cada sensación la hago mía, veo los ojos de mi madre en los de mi hermano Felix,  su mujer Rosi, siempre una hermana calida y sonriente, a mi hermana Luisa  eficiente y amorosa, también como lo era nuestra madre, y a mi hermana Nines que pone sal y azúcar en cada plato del día a día, siempre tan difíciles, de los que nada se queja, asiente, y deja que pase en tiempo de la forma que sabe ... Haciendo frente a la hora siguiente por vivir, y los sobrinos... Ufff que alegría de familia.


 


Bueno el caso es que en este corto viaje, también se celebraba el último día del Carnaval, Ciudad Real lo hace todo diferente, y cuando ya terminaron esas fiestas en todas partes, aquí es el mejor de los días, y aquí lo he pasado divinamente.
 


 
 
 

La casa de mi hermana está en el centro, por allí pasan las carrozas, los grupos folclóricos, las peñas, y allí se reúne toda la familia, y algunas veces nosotros, mi marido y yo.


 


 
Ha sido un viaje estupendo, hemos visitados a las dos familias, porque mi marido también es manchego, y allí están sus hermanos y sobrinos, igual que los míos, y encontrarme con una sonrisa y un gran abrazo es para mí la mejor de las medicinas en estos momentos tristes.


 


El caso es que el carnaval de un lugar pequeño como es este, donde viven alrededor de 100.000 habitantes,  cada evento hace que sus lugareños salgan a la calle y vivan alegremente ese día, y como dura varias horas, desde las once de la mañana hasta las cuatro de la tarde, mis hermanas preparan la mesa de comedor y varios platos de comida para picar entre carroza y carroza, y mis sobrinos llevan  los dulces que nos sirve de final de la fiesta, y lo pasamos estupendamente.
 
Han sido unos días estupendos, pero... hay que volver a Madrid y ya llevo la nostalgia como pasajera en mi regreso, donde vuelve la tristeza.
 



 

 


 
Aquí dejo unas fotos de instantes mágicos, y llenos de alegría, que han hecho que las horas pasadas sean siempre deseadas, aunque cuando llegue a mi casa, después de no ir en un año, la casa estaba más fría que un frigorífico, y como siempre enchufamos los radiadores, dejamos las maletas y nos marchamos a visitar la ciudad y los lugares de tapitas, y cervezas, es un lugar pequeño y tranquilo, pero lleno de vida.
 
Volveré en cuando ya la tristeza me pueda, y necesite los abrazos y las sonrisas de los míos.
 

7 comentarios:

FLOR dijo...

Hola Lola , una bonita entrada con bellas fotos , me alegro mucho que hayas disfrutado mucho del fin de semana . Aquí te dejo mis primeros besos y abrazos , para que ponto llegue la alegria . Besos de flor .

Verónica O.M. dijo...

lola, bonito y entrañable viaje.
Bonitas fotografías y familia (por lo que cuentas)
Besos

manolo dijo...

Amiga Lola, que preciosas las Fotos, los l8ugares y momentos familiares que nos muestra
Que maravillosa Familia, se os ve que lo pasáis maravillosamente unidos.

Yo me alegro pues las alegrías de mis amigos, son como mias.

manolo

karras dijo...

Celebro infinitamente tu alegría querida Lola. Y es que cuando uno (también es mi caso) está lejos del hogar su cuerpo puede estar en cualquier parte pero su corazón no es viajero y se queda donde nació.
Besotes grandes.
PD:
Unas fotos preciosas enhorabuena.

Universo dijo...

Me alegra que disfrutaras en compañía de los tuyos, tienes una familia estupenda y es lo que importa. Gracias por compartir estas fotos, tan entrañables.
Lola, un fuerte abrazo.

Salva dijo...

Nada como pasar unos días acompañado de tus seres queridos, en un bello lugar.
Un abrazo Lola y gracias por tus comentarios en mi blogs.

Lola dijo...

Gracias a todos vosotros por vuestras visitas y comentarios. Un abrazo.