lunes, 24 de marzo de 2014

GHOSTS




GHOSTS


Habíamos empezado las vacaciones, la carretera era un río incesante de vehículos, yo miraba la cantidad de ellos que circulaban, dentro un montón de personas en busca de descanso merecido, después del diario estrés al que la mayoría estamos sometidos.


Yo, cuando el viaje va a ser largo preparo música que bajo en Internet, busco las canciones en los programas instalados de música, y grabo cantidad de canciones que podemos ir cantando, no me gusta que toda sea del mismo interprete, busco música pachanguera, es divertido y el viaje se hace más ameno. El CD sonaba y cantábamos todos desafinando, reíamos soltando gorgoritos, pero de eso se trataba, de pasarlo bien y amenizar los kilómetros, que iban cayendo sobre la tarde ya anochecida.


Era víspera del 1 de agosto, eran muchos los días que los viajeros disfrutaríamos, aun así todos tratábamos de llegar pronto, todos tratando de robar minutos de sol y mar, a un tiempo que siempre se hace corto y, que queríamos disfrutar intensamente.


La carretera empezó a hacerse densa, mas de lo que pensábamos, los que circulábamos por la carretera que nos llevaba a la playa nos dimos cuenta que algo pasaba, todos íbamos demasiado lentos, todo empezaba a no tener sentido, de pronto los vehículos se detuvieron, y allí quedamos entre protestas y gritos, y silencios molestos después.


La música dejo de sonar, ya nadie cantaba, parados dentro del coche pensábamos en la causa que producía tan enorme atasco, y pensábamos que seria un accidente, y todos empezamos hacer comentarios de lo mal que se conducía, y las prisas que siempre teníamos, mas de las ganas por salir  todos los que vivimos en Madrid. Y después de un tiempo los vehículos empezaron a circular lentamente.


Al echar andar empezamos a oír el sonido de las ambulancias, y la policía empezaba a poner orden en un caos total, todos nos mirábamos cuando delante de nuestros ojos un coche negro, y pequeño que antes nos había adelantado, lleno de alegría y música ahora estaba volcado, dejándonos ver sus cuatro ruedas a la altura del techo de nuestro coche, y en medio de la carretera, se hallaban cuatro cuerpos sin vida, cuatro hermosos jóvenes empezaban a ser tapados por la policía y, de pronto la radio se conecto y la banda sonora de la película Ghost empezó a sonar…


Nos quedamos helados…y yo sentí como los chicos confundidos se preguntaban que estaba pasando, que hacia que los coches casi parasen al llegar a la altura de donde ellos estaban, oían los comentarios si saber por que, no había explicación y yo empecé hablar con ellos, mientras empezaban a llorar dándose cuenta de lo que había pasado, una de las chicas decía … no puede ser... no puede ser, yo le grite diciéndole… si puede ser, os habéis matado como idiotas, jóvenes con toda una vida por delante, habéis dejado vuestra vida aquí sembrada en el asfalto, lo estáis regando con vuestra sangre, vuestros padres están siendo despertados por una llamada de teléfono de la policía, que ha interrumpido sus sueños, de ahora en adelante vosotros no tenéis vida, vuestros padres tampoco.


La música dejo de sonar y de mi corazón salio un lamento al escuchar el llanto de las madres, la noche se volvió madrugada, y una neblina nos cubrió a todos, y acompaño a los cuatro jóvenes a pasar al otro lado, mientras yo seguía oyendo el llanto de las chicas, y la rabia de los chicos, que ya caminaban en la vida del silencio, en la sinrazón de un accidente que dejo muertas a cuatro familias, de luto y llanto eterno.

12 comentarios:

María Bote dijo...

Me ha impresionado, Lola; aunque sea relato de ficción. De todas formas y tristemente, suele cocurrir en la realidad con demasiada frecuencia.

Buena semana. besos

Devil`s Flower. dijo...

Hola Lola , un relato escalofriante , esto es lo que suele pasar en la mayoria de las careteras de España , cuando llega las vacaciones , en fin te deseo una feliz semana , besos de tu amiga D.Flower.

Teresa dijo...

¡ Que tristeza Lola ! Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Cuanta tristeza, cuatro muertos que enlutan las familias
Escuchar justo esa musica..... casualidad?
Abrazos

Lola dijo...

Amiga María, a mi también me impresiono lo que paso, no es algo inventado, yo estaba allí con mi familia, en la carretera de Valencia, camino de nuestras vacaciones de verano. Yo sentí el desconcierto de esos chicos tirados en la carretera, y sentí la locura de los padres ante la llamada de la policía. Todo fue un mal sueño que quedo grabado en mi mente, y aun veo la escena, y que apareciera la música… ni te cuento, ya digo que yo grababa música pachanguera para ir cantando la familia, eso quiere decir que la música, y por casualidades de la vida se conecto a la radio. Un beso amiga.

Lola dijo...

Amiga D. Flower, si es un caso muy corriente en la época de vacaciones, todos queremos aprovechar el tiempo lo más posible, y más de una vez así termina la vida.
De todas formas fue una experiencia vivida para recordar siempre. Un beso mi niña.

Lola dijo...

Hola Teresa, si que fue triste y traumático ese pasaje de mi vida, siempre lo recuerdo cuando paso por esa carretera. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Amiga Lapislázuli, sí que es triste, cualquier accidente de coche llevándose la vida de nuestros jóvenes lo es, y se de la locura de esos momentos, mis hijos han tenido varios accidentes, que gracias a Dios fueron “leves”, y por eso sigo angustiándome al recordarlo. Muchas gracias por tu visita. Un beso.

Marina-Emer dijo...

holaamiga muchas gracias por tu visita es un placer recibirte ...Siento en el alma lo que leo en tu relato ,yo la verdad hasta que no llegan todos a casa estoy muy nerviosa sobre todo los fines de semana que salen o salimos todos al pueblo y las carreteras van llenas.
TE DESEO UN DIA FELIZ
BESOS
mARINA

Lola dijo...

Muchas gracias Marina, fue un susto más de los que tendremos a lo largo de nuestra vida. Un beso amiga, gracias por tu visita.

Universo dijo...

Lola, en un hecho escalofriante, pero por desgracia muy frecuente. Cuando hay esta clase de accidentes, se pasa de una realidad a otra con mucha rapidez. Y el espíritu se queda confundido y muy desorientado, queda atrapado por mucho tiempo, hasta que se da cuenta que ya esta en el mundo de los espíritus. Por eso es muy importante que los mandemos luz.
Un abrazo.

Lola dijo...

Muchas gracias Universo, es un mensaje precioso. Un abrazo.