martes, 27 de mayo de 2014

BAD



BAD

El llego a casa cuando era un cachorro, y se hizo el dueño de ella y de nuestros corazones...


Estaba bien enseñado, ya tenía cinco años y se había convertido en un hermoso ejemplar de pelo negro y brillante, pero en el barrio le tenían miedo, y salir con él era de máxima seguridad aunque fuese de madrugada.


El se quedaba sólo en casa, y podíamos irnos tranquilos, ni lloraba, ni se enfada, cuidaba de todo y estábamos contentos con que fuese un miembro más de la familia, y un día al llegar a casa lo encontré en un rincón, aún temblaba y lloraba.


Me acerque a él y le dije... ¿Pero qué te pasa bonito mío? el entendiéndome miro hacia un rincón de una pared sin nada, su rabo permanecía entre sus patas y de nuevo lloro.


Al otro día le seguí viendo triste y cabizbajo, y le lleve al veterinario, me comento que estaba estresado, y que después del tiempo que le conocía no le dejaba ni acercarse enseñándole los dientes, asustado.


Yo no salí de casa en unos días y mejoro, no se le veía tan contento como siempre, me seguía por la casa, y cuando oía la puerta ladraba, no era el ladrido de siempre, se le notaba asustado, y pensé que en los días anteriores debería haber oído algún ruido grande en la calle, y ese era su malestar.


Pasado unos días volví a salir por la tarde, al volver le encontré tendido en su manta, me miro sin levantarse, y gemía, y yo me asuste tanto que le volví a llevar al veterinario entonces me dijo...


¿Quien le ha pegado, esta dolorido, se ve que alguien le ha dado una manta de palos? le comenté que en casa no había nadie, mi marido estaba trabajando, y mis hijos en la universidad, y nada parecía tener explicación, le acaricie, y al llegar a casa algo mejor se quedo mirando a la pared que no era más que eso, no se veía nada, ni había puertas ni ventanas cerca, sólo una blanca pared que resaltaba junto a su pelo negro y brillante.


No paso nada más en unos días, el seguía en andando con dificultad, se le veía triste, comía menos, y yo no sabía qué hacerle, paseaba con el despacio, hasta eso le costaba trabajo, y yo empecé a estar triste con él, no quería dejarle sólo, quizás era eso lo que le pasaba, que no quería que le dejase sólo en casa.


Pero hay veces que no hay más remedio, y una mañana, al volver a casa me dijo el portero... ¡Anda que vaya llanto que tiene su perro! subí con angustia a casa, y allí estaba tumbado en el suelo, sangrando, y sin poder levantarse, le cogí  y me fui al veterinario, y al llegar el muy enfadado me dijo, pero quien le pega así, menuda bestia, yo le conté que le había dejado sólo porque yo había tenido que salir, le hizo unas placas y tenía varias costillas rotas, una le atravesaba un pulmón...


No ha vuelto a suceder nada más en casa, el murió a los dos días sin dejar de llorar, no supimos jamás lo que le paso, eso sí, pienso que cuando se quedaba sólo, una fuerza maligna le pegaba, y el no pudo defenderse, nada había para morderle, nada se noto jamás en mi casa que fuese para dar miedo, sólo el captó lo que nosotros no pudimos ver, y que se lo llevo a la tumba.




19 comentarios:

Marinel dijo...

He quedado impresionada con tu historia...
De veras que es algo enigmático y sobre todo...tristísimo!
En serio, se me ha erizado la piel.
Lo siento mucho, porque sé cómo se quieren las mascotas que son un miembro más de la familia.
Besos muchos.

Verónica O.M. dijo...

Una pena ya no esté.
De verdad que es extraño, lo siento amiga.
Besos

Teresa dijo...

Lola, que pena he sentido y hasta escalofríos. Abrazos.

karras dijo...

Lola, ¿quien más tenía llaves de tu casa?
El portero ¿tenía alguna?
¿Alguien del bloque mostró su animadversión con el perro que pudiese influir en abrir la puerta?.
ANtes de pensar en fuerzas malignas descartemos todo lo humano.
Besos y ánimos de un perrero tambien.

Lola dijo...

Jamás nadie ha tenido llaves de mi casa, el misterio sigue sin ser descubierto. Gracias por ru comentario karras. Un abrazo.

Lola dijo...

Hay tantas cosas sin explicación que mejor no pensarlo. Gracias Marinel por tu visita. Un beso.

Lola dijo...

Muchas gracias Vero, todo termino hace años. Un beso.

Lola dijo...

Hola Teresa, si todo es muy triste, nada se pudo hacer. Gracias por tus letras. Un beso.

Universo dijo...

Los animales tienen una mayor percepción de otras realidades que los humano no somos capaces de percibir, dar gracias que el se puso por medio y a lo mejor evito, algo mayor. Lola lo siento cuando se lucha con algo que no ves, es muy agotador.
Besos.

Lola dijo...

Hola Universo, es verdad que los animales ven más cosas que los humanos, y más de una vez evitan accidentes que no se remediarían si ellos no estuviesen cerca. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Piruja dijo...

Hola Lola, me ha dado mucha pena leer lo que le paso a tu perro, se lo mucho que se llegan a querer ya que yo también he tenido mascota en casa, pero lo que cuentas da para pensar, sin animo de que te enfades ni nada de eso, yo pienso que no hay fuerza maligna que le hiciese esa maldad a Bad, lo único maligno que le hizo eso fue la maldad y la cobardía de alguna mano digamos "humana", porque tampoco se puede llamar humano a quien maltrata así ya sea animales o personas, aunque el mirase a la pared es como nosotros cuando estamos tristes y miramos algún punto, pero eso no quiere decir que esa fuerza maligna este hay, la maldad estaba en otro sitio, lo siento mucho amiga pero la maldad sin saberlo quizás la tenias mas cerca de lo que crees.

Besos.

Marina-Emer dijo...

lOLA QUERIDA HASTA HE LLORADO CON LAA BELLA PEROtriste historia de tu perrito...madre mia quien seria el salvaje que lo pego de esa manera uf yo lo retorcia el rabo de el ,el de mear y si mujer un tea encendida en el mear...madre mia mi hermano tiene una perrita y la trato conmimo y es como uno mas de casa ,,,a vecess me pide una galletita porque por los dientes no me deja mi hermano que le de pero ella se po e sentadita al lado del mueble donde esta la caja de galletas y si la miro saca un poquito la lengua como relamiendose y yo entonces se la doy y me mira y se va al balcón ...
Bueno Lola gracias por tu visita y esa hermosa pero triste entrada.
besitos
Marina

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Una historia que parece de ciencia ficción y, si fue real, llena de misterios.Solo veo dos posibilidades,que él mismo se autolesionara dándose golpes contra ñla pared por la tristeza de verse solo (algo que resulta muy difícil de creer) o que alguien accediera al piso y lo apaleara, algo igualmente improbable, os hubierais dado cuenta.
Un triste historia para los que amamos a los animales.

Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Piruja, todo sin explicación, no sé que mas decirte. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola Marina, no se puede decir quien lo hacía, porque nadie pasaba a mi casa, solo pienso que podía ser esa fuerza que así lo maltrato hasta la muerte. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Jerónimo, pues si él se hubiese lesionado aparecerían los golpes y la sangre en la pared, y no había nada, y sigo diciendo que nadie pasaba, nadie tiene llave, todos le queríamos… sin explicación. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Flor. dijo...

Hola Yo pienso como karras ... a lo mejor es el vecino de pared , que sata la pared y le pegaba esas palizas , hasta que lo mato al pobre perro , era muy guapo , te deseo que el enigma se resuelva pronto , besos de tu amiga Flor .

Lola dijo...

Hola Flor, no hay pared que pueda saltarse nadie, esa pared da a mi dormitorio, y mi casa está bien cerrada y nadie tiene llave. Cosas que no se entienden. Gracias por tu visita. Un beso.

Volarela dijo...

Me has dejado totalmente conmocionada con tu caso. ¡Lo que debió sufrir tu perro!
No hay explicación natural. Una fuerza paranormal, maligna le golpeaba y le mató. Dios cure sus heridas ahora y le de todo su amor.

Muchos besos y buenos deseos de felicidad para ti.