sábado, 17 de mayo de 2014

MÁS DE UNA VEZ






MÁS DE UNA VEZ


Más de una vez pase por lugares que no había visitado antes conociéndolos de antemano, y sabiendo lo que allí se sentía, percibiendo los susurros, gritos y lamentos que allí tuvieron lugar.


La vida queda pegada a sus paredes, a sus colores, y olores, por eso las casas siempre son el carne de identidad del tiempo, y de las personas que allí vivieron.


Me gusta cuando llego a una casa, no cotillear, pero si mirar sus rincones, sus plantas, a veces sus fantasmas... 


Esos no se marchan jamás de sus lugares donde vivieron, amaron, y padecieron, es la vida de las casas, son lugares que el tiempo dejo junto a sus habitantes.


Ser sensitiva es bueno a veces, otras no tanto cuando aparecen los sonidos de la casa, pero hay veces que llegan las palabras de amor, y esa magia se contagia y la casa vuelve a vivir a través de ti.


En bueno dejar que el tiempo pasado te abrace, a veces da un poco de miedo, pero todos hemos vivido en casas viejas, o nuevas en nuestra niñez, casas grandes con rincones que jamás percibimos que desde allí nos observaban, y nos arroparon por las noches unas manos cansadas de todo lo vivido.


Las casas tienen sus duendes, más de una vez los percibimos por el rabillo del ojo, diciendo no es nada, sólo una sombra que yo imagine...


Me gusta ver que todo sigue, que nada se destruye, que nada cambia al menos que nosotros queramos hacerlo.



10 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Hermoso escrito y fotografías.
Besos, buen finde

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Una bellas fotografías. He vivido en muchos lugares, pero los recuerdos vienen a mí sin pretenderlo al mirar una fotografía o una carta del año 1958 de mi santa madre. Vuelvo a esos lugares en mi memoria y puedo oler sus estancias y los crujidos de las puertas. Te entiendo.
Gracias
Un gran abrazo
Sor.Cecilia

Universo dijo...

Lola, que intuitiva eres. No siempre es agradable sentir las energías de los lugares, pero ahí están son inevitables, todas esas energías quedar en prensada en todo su entorno. Eres una maestra contando de historias, porque ni que están en tus recuerdos hay que plasmarlas en un folio.
Un abrazo.

Lola dijo...

Muchas gracias Vero. Un abrazo enorme.

Lola dijo...

Muy bonitas tus letras Sor.Cecilia, te mando mi cariño. Un abrazo.

Lola dijo...

Muchas gracias Universo, es verdad que es bueno sentir y poder contarlo, aunque a veces sea penoso captar ciertas cosas. Un abrazo.

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Si las casas hablaran contarían maravillas. Yo también creo en esas sombras que siguen recorriendo los rincones y pasadizos.

Feliz semana Lola.

Marinela dijo...

Hola Lola, siempre he vivido en casa que ya fueron habitadas por otras personas, alguna ves pensé en si habría algún rastro de ellas, pero lo deseché por mi tranquilidad mental.

Me gustan los misterios y los fantasmas pero en las películas.

Un abrazo

Lola dijo...

Claro Jerónimo, las casas contienen toda nuestra vida en los rincones, allí se siente todo. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Marinela, bueno si tienes miedo y además no eres curiosa mejor que mejor, pero hay veces que no podemos evitarlo captar cosas de las casas. Gracias por tu comentario. Un beso.