miércoles, 4 de marzo de 2015

COSAS PEQUEÑAS..




COSAS PEQUEÑAS


Cuando se marcho de casa uno de mis hijos, a vivir con su novia, un día al volver a casa y yo preguntarle qué ¿que tal? El me dijo que bien, pero que aun no comprendía por qué los cepillos del pelo de su casa  siempre tenían cabellos, y yo le comente que era muy sencillo, el por qué seguían allí, simplemente porque su madre no estaba para quitarlos…y su mujer trabaja como él, y el tiene que  hacer esas cosas igual que ella.


En los hogares siempre hay cosas que hacer, y esas siempre se dan por hecho que las hará el ama de casa… de turno.


Por ejemplo, los cepillos del pelo nadie los limpia, y digo yo, ¿si cada uno tiene su cepillo, porque no se encargan de limpiarlo? Y ¿Porque los pelos de la ducha nadie los quita? Y son pequeñas cosas que hay que hacer a diario, pero que las amas de casa no nos corresponden, siendo el que sale de la ducha a quien le debe  limpiar lo que ha ensuciado.


Y colocar un rollo nuevo de papel,  ¿Que pasa, que hay que hacer un máster para saber hacerlo? Debe ser así, porque en mi casa jamás lo hizo nadie más que yo, y eso que más de una vez lo deje caer como quien no quiere la cosa, pero nada.


Y así cada día cosas nuevas, que a mí personalmente me molestan, y mil vasos en el fregadero, porque nadie los pone en el lavaplatos, y digo yo, si cojeras uno limpio la próxima vez, ¿Por qué no lo quitas de en medio? pero quizás el tema es que yo lo veo sin hacer y lo quito, que pasaría si nadie limpiase los cepillos, ni los pelos de la ducha, y nadie quitase los rollos de papel higiénico que nadie pone, supongo que terminarían por no poder pasar al baño, y eso sería peor para mi, después tendría que hacerlo todo junto.


Todo es tarea sin importancia, o al menos eso parece, pero si cada cual ayudase un poco en esas pequeñas cosas , todo sería más llevadero, y el respeto seria mutuo de madres e hijos, pero quizás no  están preparados para hacerlo, quizás dentro de poco ya no tendremos pelo ( es el ultimo signo  que nos queda de lo que fuimos en las cavernas), y no necesitemos papel por que no habrá árboles que cortar, y se habrán inventado otros productos tan necesarios para nosotros, de momento aun siguen los rollos, sin poner .


En fin cosas pequeñas, destinadas a la extinción, al igual que los saurios, que solo quedaron para ilusionar, y asustar a los niños en el cine.

15 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

El cuidado de las pequeñas cosas hace la vida cotidiana agradable, tan solo pensar en dejarlo como uno lo encontró, limpio.
Buena reflexión.

Verónica O.M. dijo...

Lola, comparto totalmente tú opinión.
Besos

Teresa dijo...

Es verdad Lola, si ayudasen un poco. Muchos besos.

Trizbeth dijo...

Jajaja ay Lola, esas pequeñas grandes cosas, si, parecen insignificantes pero qué gran diferencia hacen!!

Y si cada uno hiciera un poquito mmmm una sola no hicera muuucho!

Me encantó amiga, t dije que volvería y aquí estoy, besoss

Flor dijo...

Hola Lola , muy buena reflexión pero como yo digo muchas veces , mientras este la tonta de turno , que lo hace todo va bien .
Y cuando no este ya nos apañaremos . Besos de flor.

Volarela dijo...

Cuando todos nos comprometemos y ponemos de nuestra parte en esos pequeños detalles diarios, reina la más bella armonía. Es importante educar a los hijos en estos matices para que sean luego adultos más conscientes y generosos.

Tus entradas siempre son interesantes. Tú las haces atractivas :)

Un abrazo grande, amiga (y mil gracias por pasar por mi blog y dejar tan sentidas palabras) :)

AMALIA dijo...

De acuerdo con todo lo que expones.
La colaboración es muy necesaria.

Un beso grande

Marinel dijo...

Yo creo que en parte es culpa nuestra...
Y si no lo quitásemos todo de en medio y lo dejásemos campar todo a sus anchas?
Pero no, no sabemos hacerlo.
El caso es que es bueno ver que cuando se van, se independizan, comprenden que no está mamá para hacérselo y al final han de hacerlo ellos.
Cuánto nos tienen que echar en falta aunque no lo digan.
Besos.

PEPE LASALA dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Lola. Cada uno que utilice cualquier objeto debe dejarlo limpio y en su sitio. A mi así me educaron, ya que tanto mi padre como mi madre trabajaban, y al ser cinco de familia, veía igualmente hacer las tareas de la casa a mi padre y a mi madre, y por supuesto nos enseñaron a nosotros. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Cilos10 dijo...

Yo tampoco lo entiendo, tengo la misma lucha interior porque exteriormente, ya no digo nada, son palabras que suenan en el desierto.
No se si en mi caso yo tendré la mayor culpa, pero ya... es bastante inútil.
Me encantan tus escritos, me hacen compartir cosas, ¡Gracias! muchos besos

Trizbeth dijo...

Y ahora te pregunto yo.... Dónde estássss mi niña!?!?! Volveré a visitarteeee hasta que digas qué pesadaaaaaa esa niña jajajajaja Besosssss, te extrañooooo

karras dijo...

Se de sobra de lo que hablas Lola, ¿y los pequeños pàpeles esparcidos por toda la cocina para limpiar cualqier gota quien los recoge?.
Son batallas perdidas de antemano y dando gracias que tiran de la cadena en el servicio.
Un besote y paciencia amiga que yo termino a veces de los nervios para nada.
Besotes.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Las mamás!ya veras como se organizan,es cuestión de tiempo,un abrazo.J.R.

Piruja dijo...

Hola Lola, cuanta razón tienes en lo que dices, es bonito llegar y encontrarte todo limpio y en orden, pero no miran que es la misma de turno la que lo hace siempre, pero pienso que la culpa es de los padres y mas aun de las madres, porque esas cosas se deben enseñar a que las hagan desde bien pequeños, pero si no se hace ellos saben que luego va ella lo hace y para que se van a molestar en hacerlo si tienen a la chacha para hacerlo.
En mi casa nos enseñaron desde bien pequeños y creo que esa es la base para que los hijos de hoy en día no lo hagan, porque no les enseñamos, la culpa no es de ellos si no nuestra.

Besos.

Lola dijo...

Muchas gracias a todos, ya veo que todos habéis vivido como yo pequeñas cosas... Un abrazo.