lunes, 7 de septiembre de 2015

MIS HIJOS





MIS HIJOS


Mis hijos no leen lo que escribo, dicen que les pongo tristes, el mayor de vez en cuando pasa "al corazón", lee, y recuerda cosas que pasamos juntos, cuando la familia aun no se había separado formando nuevas familias, quedando atrás la familia primaria, de donde salieron sus familias.


Hoy es día de recuerdos y maletas, mis hijos y mis nietos se van mañana miércoles, me vuelvo a quedar sola, y en verdad que si, hoy escribo estando triste...


Pero no quiero que se quede esta tristeza en este escrito, porque quiero hacer mi testamento amoroso, ese que se descubre una vez muertos, pero este no es el caso, y quisieran que supieran que...


Ellos son mis mejores " propiedades", las que me empeñe en tener sin saber cómo cambiarían mis días, y como llenarían de sueños mis noches.


Quiero que sepan que yo ya nací con una carga emocional poco comprensible por mis circunstancias, pero eso si no se cultiva desaparece, y así hice de mi vida un jardín de sonrisas, y un gran bosque de palabras para poder contarles cosas, y que ahora mis nietos me digan al estar sentados sin " maquinas por medio" ordenadores, consolas, ipad, y televisión, cuéntanos alguna de tus historias, de las que escribes en tus blogs.


Hoy quiero decirles que volví a ser niña con cada uno al nacer, que ellos fueron por mucho tiempo mis historias diarias, que fui feliz en cada pasador que puse en el pelo de Andrea, que soñé frente a su cuna, y que me pelee con el sueño cuando ella empezó a ser el mío.


Que me llene de orgullo siendo la abuela de ellos, que presumí de nietos guapos y trastos, que llore cuando ellos lloraban, y reí muchas más veces de las que puedo recordar mirando sus ojos bellos y limpios de niños soñados y deseados, y como no... Muy queridos.


Hoy el sol sale y entra entre nubes, hoy espero para bajar a la playa que termine una lavadora, hoy no tendré más remedio que entender el regreso, hoy vuelvo a querer que se queden conmigo hasta... Hasta que ellos quieran.


Quiero decirles que mi corazón se llena de amor cuando paso a su habitación y están dormidos, cuando su pelo revuelto sueña sobre sus ojos, que sus piernas abrazan la almohada, y cuando sus rostros serenos esparcen sus sueños por cada rincón de la habitación.


Quiero que sepan que echare de menos sus desayunos esperándoles en la mesa de la cocina, que echare de menos sus primeras sonrisas, echare de menos su ropa tirada por la habitación, sus deportivas de mil colores, y echare de menos sus buenos días con un gran beso, y un abrazo que coloca o descoloca los huesos de mi espalda, que a veces me mata y me hace salir cada día menos, pero cuando están ellos... 




14 comentarios:

Rafaela dijo...

Ay los hijos y los nietos, aunque nos roban tiempo que felicidad nos dan.
Me ha gustado mucho tu entrada.
Un beso y animate.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi querida Lola, regreso de mis vacaciones de blog, haré lo posible para visitaros, ya sabes que lo hago solo una vez al mes, cuando posteo, más no me deja mi salud.
Entro en tu corazón y bien te comprendo, se van tus hijos, tus nietos y te quedas sola, pero la vida sigue, no estés triste, porque Dios te ha dado ser madre y abuela y esto no tiene precio.
Te dejo mi ternura.

RECOMENZAR dijo...

que maravilla.
disfrutalos ya que mañana cuando vuelen tu vida sera distinta

Mari-Pi-R dijo...

Puedes seguir sintiéndote orgullosa de su belleza.
Se van pero volverán en otro momento y hoy en día con el medio de comunicación nadie se aleja.
Un beso.

Maria De Los Ángeles dijo...

Hola, eres estupenda escribiendo. a los hijos les gusta poco lo que escribimos pero estoy segura, lo se por experiencia, que al final les gusta.
Me ha encantado tu "Testamento".
Gracias por tu visita.
Un beso

AMALIA dijo...

Seguro que te quieren mucho

Porque te lo mereces

Un beso grande con cariño

Teresa dijo...

Lola que lindo, me has hecho llorar....de emoción. Besos.

Marinel dijo...

Yo siempre digo que mi mayor tesoro son mis hijos, que con ellos vuelvo y revuelvo mi niñez, adolescencia y cada etapa de mi vida que ellos van, pasito a pasito, viviendo desde su piel.
Ignoro lo que será cuando a su vez tengan esos hijos que los lleven de paseo por sus vivencias, pero estoy segura de que si llega el momento, que espero que sí algún día, entiendan todo el amor que se siente.
Y yo...yo creo que seré una abuela típica: consentidora, vivaracha, cuentacuentos, cantarina y danzarina que les querrá muchísimo.
Besos.

Cilos10 dijo...

Eres fantástica! con tus escritos y con tu forma de ser. Miraba ami nieto con cariño, con ilusión, pero ahora , después de leerte, mucho más y la loca casa que se va desmontando poco a poco. me encantará. como me encanta la ropa en el suelo. No podrás remediar estar triste, pero, ¡tan llena!. Muchos besos.

Marina Fligueira dijo...

Que bien lo has dicho, amiga: Todas las que queremos a nuestros hijos y nietos, somos las más felices del mundo cuando los tenemos cerca. Aunque tengamos un poco más de trajo también tenemos la recompensa de esos abrazos.
Me ha encantado tu texto es precioso tu sentir y tu pluma.

Siempre es un placer pasar a leerte, gracias por compartir tan deliciosas letras.
Te dejo mi gratitud y mi estima.
Un abrazo y se muy muy feliz.

Lola dijo...

Gracias por vuestros hermosos comentarios, hay que ver como somos las madres... Un abrazo enorme.

María dijo...

Mi preciosa Lola, que placer mas grande es leerte, y es que tu eres eso grande muy grande, que forma de querer mas bonita,no me equivoco en pensar que eres un ser muy especial, y que para mi lo mas importante en la vida es saber hacer felices a los demas, a veces ipotecando la propia felicidad de uno mismo, pero se ve recompensada con cosas como las que cuentas con ese abrazo de tus nietos, y con esos hijos . Bueno cielo que no estes triste que dentro de nada estaran otra vez ahi . Un abrazo lleno de mucho cariño

Ángeles dijo...

Maravilloso Lola, en tu entrada hay un mundo de amor inmenso, vivir y dar amor es algo que nos llena de felicidad, caray que me he emocionado al leerte, porque tengo los mismos sentimientos hacia mi hija y mi nieta que les he tenido que dejar en el pueblo donde trabajan y yo volverme a Madrid donde también está mi trabajo.

Ayyyy, pero ellos siempre están presentes en un lugar de mi alma y mi mayor alegría, como tú dices, es que ellos sean felices.

Un abrazo con mi cariño.
Ángeles

Volarela dijo...

Se siente tanta entrega, tanto amor en tu prosa...
Tus hijos y nietos estarán maravillados contigo.
Todo lo que escribes tiene un toque de pasión, originalidad y autenticidad que me encanta.
Enhorabuena por tu familia amada y por tu arte.
Mil gracias también por tus comentarios que me asombran tanto como halagan :)
Voy a descansar un poco. ¡Muchos besos y Hasta pronto!