viernes, 7 de octubre de 2011

PARTE DE MI HISTORIA



PARTE DE MI HISTORIA


Cuando mi marido y yo éramos novios, y ante la insistencia de conocer Campo de Criptana, pueblo de mi tierra, me prometió que cuando nos casásemos iríamos, ya que por entonces mi madre tenia un gran control sobre sus hijas, para mi mas aun, por ser la pequeña.


El tiempo paso, y siempre había algo mas importante que hacer al llegar a nuestra tierra natal Ciudad Real, y ayer al final, y después de mil veces soñado… llego el día.

Aun en la carretera los vi de lejos, como centinelas de sus días pasados, tratando de que los que pasamos cerca entendiésemos su ayer, y que por muy nombrado que sea, es un pueblo poco visitado, alejado de turistas, donde los platos manchegos de su cocina son poco degustados.


En pueblo en si, no me dijo nada, es un pueblo de ahora, con casas a tres alturas sin blasones, ni historia, para encontrarla hay que subir a la sierra de los Molinos, donde de descubre todo y se emparejan los sentidos.


Yo me veía en mis sueños visitando los  Molinos, y me veía como la “bella Aldonza” esperando a mi loco Don Quijote,  veía sus altas aspas abrazándome con  su viento al girar sus brazos como creyó Don Alonso Quijano, al  ver en sus gigantes maravillosos.



Fue todo un hallazgo para mí, encontrar en Información y Turismo un pequeño museo de sus gentes, de sus profesiones y sus andanzas, y sobre todo me gusto encontrarme con un “hacedor” de costumbres ya jubilado que me contó su historia.





Hablamos un ratito de cosas, de la vida y de sus ilusiones, de su pequeña obra llena de amor a su tierra, de su andar sereno por cada hoja de la obra de Miguel de Cervantes,  del polvo  adherido, y  sus años en soledad.



Fue un día bonito, me sentí mas manchega que nunca, y pasee mis ganas junto a los lugareños y villanos muertos,  sentí el cielo mas azul, casi azul  mar, junto al amarillo del trigo ya segado, sus uvas recogidas, y sus mayores sentados placidamente en  sus sillas de enea, junto a los escalones de una tierra que agoniza.



Hice muchas fotos, porque en ellas estaban mis ganas de tantos años por pasearme por sus calles, por ver las entrañas de un molino, por ser parte de una historia en la que quizás algún antepasado mío, vivió allí, abrazado como yo a sus molinos.





 

10 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Al fin realizaste tu sueño, una entrada muy entrañable y hay que decir que el pueblo me ha encantado, en donde se ha vivido siempre lo llevamos dentro.
Un beso

Little Moon . dijo...

Hola Lola , no era "aldonza" la novia de Don Quijote , su gran amor fue Dulcienea del toboso , por lo demas es una tierra , muy bonita y hermosa , y las fotos son muy bonitas todas , y tu estas muy guapa , feliz Sabado y gracias por compartir tu aventura, en la tierra de los molinos .

Pd: el otro día pases , por el blog en el que le hace una entrada a tu nieta con la foto ,comiendose un helado y creo que mi comentario no llego a su destino , en el decia que estaba muy guapa como siempre , y que lo tuyo es pasión por tu nieta , que esta muy bien , y cambiando de tema , tan bien te puse que en el blog del cementerio tengo un relato nuevo por si lo quieres leer claro , se llama " El bosque de las marionetas" bueno guapa que tengas un feliz Sabado , un beso grande de tu amiga Lm.

Lola dijo...

Hola Little Moon, encantada de leer siempre tus comentarios, ahora estoy en mi tierra hasta mañana no me marcho para Madrid, aun así te respondo.
La bella Dulcinea era de nombre Aldonza, su enamorado Don Quijote le puso ese nombre “Dulcinea” por que a el así le gusto, pero no era su nombre verdadero, al igual que Don Quijote se llamaba en verdad Alonso Quijano, y de ese señor, fue de donde saco Miguel de Cervantes su historia, porque estaba un poco loco, y le gustaban las historias de caballeros andantes…
Con respecto al post del blog de mi nieta no se si lo he visto pasare ahora porque voy a la boda de un sobrino que es a las cinco y media de la tarde, son las cuatro y media y aun tengo que arreglarme, si puedo ahora, y si no al llegar a Madrid mañana.
Y pasare a ver tu entrada que seguramente será magnifica como todas tus historias del cementerio que a mi tanto me gustan.
Te doy de nuevo las gracias y te deseo un feliz finde. Un beso.

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, muchisimas gracias por tu comentario, porque en verdad que estaba deseando de realizar ese sueño. Un beso amiga.

Little Moon . dijo...

Felicidades , por el novio y la novia , y usted perdone , por mi ingrata ignorancia , pero como siempre digo , es de sabios rectificar a tiempo no te parece ? Te deseo que te lo pases muy bien en la boda , y feliz regreso a casa , recibe un gran beso de tu amiga Lm.

Valaf dijo...

Coincido con Mari-Pi-R, una entrada muy entrañable.

Y me recuerda lo que nos falta por ver a sólo un tiro de piedra de casa. A ver si lo arreglamos y visitamos la Mancha (y no sólo vista desde el tren o desde el coche)

Un saludo

MTeresa dijo...

Qué bonito viaje
lleno de alegría y melancolía,
preciosas las fotos
y tus comentarios,
me has sumergido en tí
para gozarlo contigo,
has conseguido la meta deseada,
felicidades

Lola dijo...

Hola Valaf, no estuve en la Mancha de paso, pase el día en Campo de Criptana, yo soy de Ciudad Real, mi marido y yo tenemos allí un pequeño apartamento y vamos a menudo a estar allí con nuestras familias.
Lo de Criptana era un sueño mío desde antes de casarme, cuando mi tiempo no era mío, y no teníamos ni coche para visitar nuestros pueblos tan blancos y tan entrañables.
Ahora te doy las gracias por tu comentario y te pregunto ¿ eres manchego…? Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Little Moon, ya vuelvo a estar en casa, aunque vuelvo a marcharme el martes otra vez de viaje, es bueno viajar aunque hay veces que me gusta no salir de casa , pero mi marido es un alma inquieta, y siempre esta dispuesto.
Muchas gracias por tus buenos deseos para los recién casados (mis sobrinos)
Con respecto a la bella Aldonza, es casi normal que no supieses el nombre autentico de Dulcinea, si no has leído el Quijote, pero ya esta subsanado el error.
La entrada al blog de mi nieta no ha salido, por eso no he contestado aun así gracias.
Un beso amiga mía, y siempre gracias por tus comentarios.

Valaf dijo...

No, no, soy de Castellón. Nací y crecí a orillas del Mediterraneo.