domingo, 1 de abril de 2012

EL DESVÁN


EL DESVÁN


Viendo esta pintura he recordado cosas del ayer, que formaron parte de nuestra vida diaria, y que como el polvo ya tenía olvidadas.

Y recordé el cabecero de la cama de mi madre, que cada cierto tiempo llevaba a niquelar en casa de Pio, un señor que se dedicaba a ello en su taller cuando yo era pequeña, y dejaba todo como nuevo.

Y la máquina de coser de mi madre aunque jamás la vi usarla, si a mi hermana mayor, que bordo parte de su dote en ella y en la Singer donde daba clases como muchas jóvenes de entonces.

Y los sifones… ¡¡¡ madre mía!!! Las veces que yo habré ido a la hora de la comida a por uno, en la esquina de mi casa donde estaba la fabrica, y donde al cerrar tuvimos que dar paso a las gaseosas porque ya no los encontrábamos en ningún sitio.

Y las orzas para guardar parte de la matanza, y las bombonas de cristal recubiertas de mimbre para que no se rompiesen, en mi casa había un montón de ellas, supongo que como en todas las casas. Qué cantidad de cosas se almacenan en un desván o trastero que ahora son más comunes.

Cuantos recuerdos llegan a mí ahora, que permanezco sola en los recuerdos, y acompañada entre esas cosas que vi a diario en mis primeros años.

8 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Un desván lleno de recuerdos y de grandes valores.
Los americanos guardan muchas cosas, quizás porque tienen las casas grandes, pero a la vez hacen muchas ventas de todas estas cosas.
A mi me gusta ver una emisión en TV de la venta y ver la cantidad de cosas olvidadas de un pasado.
Los recuerdos siempre vuelven
Besos

Alma Enamorada dijo...

Hola Lola...me has hecho recordar mi niñez con tu relato,yo lo único que guardo como un gran tesoro son las fotografías de mi famila...en ellas estan todos mis recuerdos, mis vivencias y mi cariño.

Te deseo un lindisimo domingo de ramos, un abrazo

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, es verdad que los desvanes son los recuerdos olvidados de la vida, y a veces da miedo pasearse por ellos, porque en ellos lo encuentras todo, lo que quisiste dejar contigo porque no quieres olvidar, y lo que olvidaste y vuelve a llenarte de fantasmas el horizonte al recordarlo, total, que un desván es el lugar para guardarlo todo, para mas tarde darte cuenta que no hubieses perdido nada si lo hubieses tirado desde el primer momento. Gracias por tu comentario amiga. Un beso.

Lola dijo...

hola Alma Enamorada, yo también tengo muchas fotografías de mis primeros años, pero no están en un desván, las tengo a mano y más de una vez doy un paseo por el álbum recordando bellos días que pase, y que si no fuese por las fotos estarían olvidados.
Muchas gracias por tus buenos deseos, yo te deseo a ti una buena Semana Santa siempre acompañada de los tuyos. Un beso.

Gilberto Cervantes dijo...

Una vida,generaciones,una historia, todo guardado en un desvan. Solo hay que sentarse frente a los objetos y escucharlos...

Muy bonita entrada!!

besos

Ricardo Tribin dijo...

Querida Lola, tambien generaste para mi recuerdos.

Que bello post.

Un abrazo grandeeee

Lola dijo...

Hola Gilberto, pues cada cosa que se queda en un desván es un pedazo de la vida de la persona que lo guarda con añoranza, es algo para recordar hasta tus nietos…
Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Ricardo, claro amigo mío, un desván es una vida vivida, es una vida que dejas en suspenso hasta después del tiempo. Un abrazo.