jueves, 26 de abril de 2012

LOLA



LOLA

Hace tanto tiempo que no te veo… Casi casi desde que murió mamá, tú hermana.

Dejaste atrás muchos sinsabores, tantos que, si ahora no estuvieses viviendo en un mundo fabricado por ti estarías loca, pero fuiste lista y saliste de tu mundo de tormentas, entrando en ese mundo a tu medida.

Tuviste cinco hijos, que no dudaron llevarte a una residencia por que ninguno tenia sitio para ti, tu que los criaste con sudores y lagrimas, y platos de gachas por que era lo único que tenias (y eso, cuando tenias esa suerte)

¡¡¡Que dura fue la vida para ti querida tía Lola!!! por ti llevo ese nombre, por ti lloro hoy, por saber que jamás te enteraras que hoy murió tu hijo mayor, pero tu no lo sabrás, hasta que tu viajes al mismo destino, y allí os encontréis.

Te volverías loca de verdad, si tu cabeza aun estuviese en este mundo de realidades, pero al final la vida ha tenido piedad de ti, dándote esta locura de cantos y flores, de amores trasnochados y de hijos olvidados.

Al principio, decías que ir a la residencia era como estar en un hotel de cinco estrellas, tú que apenas comías por no tener tiempo de prepararte nada, por que no te apetecía más que visitar las calles, dar de comer a los gatos y los gorriones de los jardines.

Hoy mi querida Lola te recuerdo mas que otras veces, hoy de nuevo la vida te lo pone difícil, pero tu, en esta ocasión has sido mas lista que ella, y con tu chal de indiferencia y olvido, el día pasara como uno mas, pero tu hijo ya duerme eternamente, sin dolor, después de una enfermedad dolorosa y cruel.

13 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Un escrito conmovedor,
que me deja sin palabras.
un abrazo.

Little Moon. dijo...

Hola Lola , una entrada muy enternecedora la verdad , y muy dura para tu tía , Lola eso me hace reflexionar en este dicho certero ,"Una madre es para 100 hijos , pero 100 hijo no es para una madre " te deseo una feliz tarde , besos de Lm.

Lola dijo...

Hola Ricardo, hacia mucho que no te veía en mi blog, me alegro mucho de tu regreso. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

hola Little Moon, ya sé que es una entrada penosa, la vida de mi tía fue así, llena de penurias, pero al final vino a quitarle las penas el olvido, y así se sumió en una vida sin un ayer, sin marido, y sin hijos, ella no recordaba nada en sus últimos años, fue una suerte. Gracias amiga por tu comentario. Un beso.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Lola, no me esperaba un texto tan cierto y doloroso y al saber que es de verdad, más me adentro en tus sentimientos.
te dejo mi ternura
sor.Cecilia

Lola dijo...

Hola Sor Cecilia, si que fue verdad lo que escribo acerca de mi tía Lola, ella creo que ya no sufría, estaba en otro lugar que ella había elegido para no sufrir más. Muchas gracias por tu comentario. Un beso grandote.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Lola, a ver si ganamos jaja!!
Un beso
Sor,cecilia

Isabel Martínez Barquero dijo...

En pocos párrafos has hecho una hermosa y conmovedora historia, la de tu tía Lola. Dura fue su vida, muy dura.
Contigo, creo que quizá fue mejor que no recordara nada al final, porque con una vida tan entregada como la suya hubiera sido muy triste.
Un abrazo, querida Lola.

BEGO dijo...

No tengo palabras Lola...
Un abrazo sincero.

Lola dijo...

Hola Isabel, muchas gracias por tu bello comentario, y tienes razón mejor que no recordase nada en sus últimos días. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola Bego, te doy las gracias por pasar a visitarme y por tu comentario. Un beso enorme amiga.

Shantal dijo...

Triste perder un ser querido, a veces la vida se ensaña....

Besos

Lola dijo...

Hola Shantal, muchas gracias por tu comentario. Un beso.