lunes, 9 de abril de 2012

MI AMIGA Y YO...


MI AMIGA Y YO...

Mi amiga Carmen, con la que llevo saliendo andar un montón de años, un día después de no entender un hecho acaecido entre nosotras dejo de andar cada día conmigo, pero no fue sincera, y en vez de decírmelo abiertamente me dijo “no salgo andar ahora, mi ser no me lo permite” y como acababa de morir su madre lo achaque a que estaba triste, y necesitaba tiempo para aceptarlo.

Ha pasado el tiempo, y ahora nos vemos alguna vez cuando yo vuelvo de andar sola, y ella va al mercado, hay veces que me dice que la acompañe, y si no tengo prisa así lo hago, pero ya no es igual, se perdió la chispa que nos hacia ser amigas-hermanas de verdad, aun me pregunto ¿por qué?

Ahora ella alquilo por tres años una casa en  Salou, y va y viene a Madrid, pero ya no coincidimos, esta mañana la vi, yo le comentaba que estamos pensando mi marido y yo volver a nuestra tierra, donde permanecen nuestros hermanos, nuestros padres muertos, nuestras raíces, y ella me dijo… y ¿de tu amiga qué? Y le conteste, mi amiga ya no está en mi mundo, ya vive en otros mares, y ya se desataron los lazos de unión que nos mantenían unidas.

La he visto triste, pero yo pienso, si cuando esta aquí, ella ni me llama, me va a echar de menos cuando yo no viva en Madrid ¡que casualidad que así sea! cuando me ha visto volver cada día de andar sola, con la mirada perdida y melancólica por la soledad, y me dice que me va a echar de menos…

Y yo pienso, no me eches de menos al marcharme, quédate en mis días de tristeza, cuando todos amanecen grises, y cuando un abrazo lo necesito tanto como la misma vida, no me eches de menos al marcharme, pero sobre todo no me eches de mas cuando estés aquí.

6 comentarios:

Gilberto Cervantes dijo...

Como dijo el poeta: Un amigo es un amigo hasta tanto demuestre lo contrario...

Saludos

Lola dijo...

Hola Gilberto, eso creía yo, pero todo esta tan diferente que no se si pensar que ella no quiere dar marcha atrás, o simplemente ya no quiere ser amiga mía, en ese caso me gustaría saberlo sin más. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

EMBRUJO dijo...

hola amiga lola cielito lo mejor siempre es preguntar y poner las cosas claras, no se yo tengo pocas amigas pero somos como hermanas, a veces hay personas que se van alejando de nosotras y eso duele porque tu te preguntas que hice será por mi culpa ? seguro que nooooo solo te dire cielito que yo tenia un monton de amigas cuando estuve tan malita solo estuvieron mis dos amigas
en los momentos en que se van alejando sin motivos no es tan buena amiga eso yo lo tengo claro sabes corazon lamento lo de tu amiga que ya se que esa enfermeá es mu mala por lo que en nuestra familia hemos pasao por familiares
pero yo tambien tenia una grannnnn amiga mas linda que un sollllll y DIOS se la llevó aun estoy enfadá con el pero asi es la via cielito unas nos queamos sin querer estar y otros que quieren vivir se tienen que ir un muasckkkkkkkkkkk

Trizbeth dijo...

Entiendo perfectamente esta situación, soy de querer siempre estar bien y arreglar cosas, sobretodo buenas amistades, pero en una ocasión aprendí Lola que a la gente a veces hay que soltarla, es decir, esperar que llegue el momento de ellos darse cuenta, porque sino no valoran lo que han perdido...

Es una pena que tu amiga, te extrañe porque no vivirás en la misma ciudad y no te extrañe ahora cuando en verdad es cuando más lejos está...

Tú, intenta lo que te haga sentir mejor, al final de eso se trata la vida guapa!

Abrazotessss!

Lola dijo...

Hola Embrujo, ya sé que hay que dejar que las aguas vuelvan a su cauce, pero ya hemos hablado lo que paso, ella sigue sin entender.
Su madre murió cuando yo estaba en la playa, con mi nuera recién operada de la espalda, mi hijo y mis tres nietos en casa, yo no pude hacer 600 kilómetros para ir al entierro, y dejar en mi casa lo que había…
Ha pasado el tiempo, y aun así no me ha perdonado, yo no pude ir a estar con ella, y yo le dije el motivo, pero dice que si yo hubiese querido habría vuelto a Madrid y regresado en el mismo día.
Bueno así está la cosa, y cada día me hace daño recordar las cosas que habíamos hablado de la amistad, y que ella ha olvidado pronto. Gracias amiga por tu comentario y comprensión. Un beso.

Lola dijo...

Hola Bea, yo también dejo que la gente sea libre, que decida lo que quiere hacer cada uno, pero a veces duele tanto, que se me encoje en corazón solo al pensarlo.
Ahora cada una volverá a vivir cerca del mar, y ya nos echaremos de menos, pero cada una sola, y al llegar el invierno ya veremos…
Gracias mi niña por tu comentario. Un beso.