miércoles, 11 de abril de 2012

AHORA QUE PASADO EL TIEMPO...





AHORA QUE PASADO  EL TIEMPO...



Ahora que pasado el tiempo vuelvo cada día a casa de mi madre que ya no existe, y recuerdo sus cosas pienso…


Cuanto me gustaría volver a mirar en su armario, el de su dormitorio, donde había tantas cosas maravillosas, aunque solo a mi me lo pareciese, y recuerdo una caja donde ella guardaba sus "joyas" pendientes, y broches de bisutería, que a mí me parecían un tesoro, y que más de una vez me dejaba de pequeña para ponerlo lo que quisiera.


También recuerdo una pequeña caja con sobres de sacarina en pastillitas no se dé que año, y que alguna vez al desayunar al no tener azúcar tomábamos, por no ir a la tienda a comprarla.


Recuerdo en las puestas centrales donde mi madre guardaba sus vestidos y alguna ropa de mi padre (que ya no vivía en casa) y en la parte de abajo, unos cajones donde ella tenía los papeles importantes, los que me encantaría tener, solo por saber que era lo que allí había, y que jamás supe.


Y también la primera de las puertas donde guardaba las sabanas, y ropa de baño, era para mí como ir a otro lugar, otra vida que yo no había vivido, y que a mí me sumergía en un mundo aparte.


La mesilla de noche de mi padre, con un cajon lleno de papeles de el, y una pequeña agenda llena de telefonos que termine por quedarmela yo y aun tengo, algunos zapatos suyos, yo me pregunto ¿ y para que si el ya no estaba en casa? y es que mi madre jamas perdio la esperanza de su regreso...


Y recuerdo que encima de su comodín, siempre había un perfumador con una borla al final, que a mí me encantaba y me hacia oler siempre a mi madre, la mejor del mundo, que hoy recuerdo con amor y con nostalgia.


8 comentarios:

Gilberto Cervantes dijo...

Los recuerdos familiares son como maquinas del tiempo donde nos subimos para recordarlos.

Muy bonito Lola!

Saludos

Lola dijo...

Hola Gilberto, muchas gracias por entender mi escrito lleno de nostalgia aunque diga pocas cosas interesantes. Hoy el día me llena de añoranza. GRACIAS. Un abrazo.

Mari-Pi-R dijo...

Mi querida Lola, por qué los recuerdos de nuestras madres de las cosas insignificantes tenían tanto valor en nuestros ojos, a mi también me gustaría darme un paseo por este pasado.
Un abrazo fuerte

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, es importante no perder nuestros primeros recuerdos, esos que llegaron a nosotras sin apenas darnos cuenta, y que fuimos viviendo sin darle importancia, por eso a mí me gustaría volver a…
Un beso amiga, muchas gracias por tu comentario.

Bertha dijo...

Hola Lola!

En este momentin estoy haciendo una pausa en el curro.Y te estoy leyendo.Bonitos recuerdos; por lo menos los tienes y ademas muy dulces.Es que los olores, los colores y las formas traen tantas escenas de nuestra vida pasada y en este caso los recuerdos de infancia que se graban en la mente de por vida.

Besos y feliz día preciosa.

Lola dijo...

Hola Bertha ¡¡¡ que curranta eres se ve que eres joven!!!
Yo solo curro en mi casa, ahora menos ya que se marcharon mis hijos a vivir sus vidas, con sus mujeres, con sus hijos, y yo que estoy más tranquila que hace unos años, de momento la casa es grande y tengo trabajo para no parar . Bueno que me alegro que hayas hecho un alto en tu trabajo para leerme. Un beso.

Little Moon. dijo...

Hola Lola , una entrada muy tierna hacia tu madre , que por cierto mi madre también tiene un perfumero igual al tuyo pero de color azul , una entrada magistral para no olvidar a un ser que te dio la vida , como es tu madre , besos de Lm.

Lola dijo...

Hola Little Moon, ya ves que las cosas de las madres jamás se olvidan, da igual el tiempo que pase, todo queda grabado a fuego como en un sentir continuo y un nomeolvides jamás. Gracias amiga por tu comentario. Un beso.