miércoles, 14 de noviembre de 2012

BANDOLEROS




Tumba del Tempranillo
 
 
BANDOLEROS
 
 
Hoy mientras caminaba por la calle, iba oyendo un Podcast en el que hablaban de bandoleros y bandidos.
 
 
Iban diciendo que en el siglo XIX había muchos hombres que por el mal vivir que les producían sus amos, y explotadores que les negaban el pan y la sal, como antes se decía, se convertían en bandoleros.
 
 
Estas personas, sin nada con que subsistir se marchaban al monte, y allí podían comer algo, gracias a la caza y a las hierbas que allí encontraban.
 
 
También decían que los bandoleros iban en cuadrilla, mientras que el bandido caminaba solo y robaba lo que podía, siempre a los ricos, nada de hacer daño a los pobres como ellos del pueblo.
 
 
Yo, que me he levantado de buen humor he pensado lo mismo pasa ahora, pero al revés…
 
 
Ahora roban los de arriba, dejando al pueblo en la miseria, mientras ellos engordan sus cuentas corrientes, mientras que ellos  tienen necesidad de robar... pero nada de eso hacen las personas honestas que están cerca.
 
 
Yo pensaba, que ahora es cuando más bandoleros hay, cuando llenan sus arcas y sus barrigas, roban sin pensar en las consecuencias de las gentes normales, que sin trabajo ni recursos terminan perdiéndolo todo, cayendo en la desesperación más dolorosa.
 
 
No sé que se podrá hacer con estos bandoleros del siglo XXI, espero que la ley actué como lo hacía siglos pasados, castigando a los que robaban (que siempre fue menos que ahora) y dando un escarmiento a tanto cara dura, que se pasea por la política sin problemas, y con nuestros dineros en sus bolsillos.


Y espero que, jamás haya flores en sus tumbas.


 

8 comentarios:

Amilcar Blanco dijo...

LAMENTABLEMENTE, POCA ESPERANZA HAY DE QUE LA LEY ACTÚE, YA QUE LA LEY SON ELLOS MISMOS, QUE TIENEN EL PODER Y ROBAN. UN ABRAZO DE ALGUIEN QUE COMPARTE LO QUE PIENSAS

Lola dijo...

Amigo Amílcar, en este sentir me parece que somos muchos, pero agradezco doblemente tu sinceridad en estos momentos que nadie confía en nadie. Un abrazo.

MAR dijo...

La ley es a veces DIVINA más que humana... pero al menos igual se hace justicia.
Acá anoche se encontró después de meses de investigación una red de prostitución infantil HORRIBLE, y los culpables son de diferentes sectores, políticos, artístas, gente de tv, ME PARECE TERRIBLE, y más terrible me parece qeu en Países lo vean con normalidad que gente mayor abuse de los niños y viva con ellos...ES TRISTE QUE ALGUNOS NIÑOS SEAN TRATADOS MAL MIENTRAS OTROS COMEN ALGODON DULCE Y NO SABES DE ESTAS PELICULAS DE TERROR.
Desigualdad humana y no divina.
Mi abrazo para ti con mucho cariño.
mar

PEPE LASALA dijo...

Gran entrada Lola. A mi la palabra "bandolero" me parece romántica, de antaño, con encanto, pero estos del siglo XXI no son bandoleros... no sé como llamarlos pues todo me parece poco. Es un placer pasar por tu blog, siempre se sacan buenas conclusiones y se aprende. Gracias. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Trizbeth dijo...

Muy justo tu llamado amiga, tu análisis sobre estos bandidos de los que no pueden hacer más que quejarse y exigir. Qué tus palabras sean oídas siempre!

Besos mi Lolaa guapa!

Lola dijo...

Hola Mar, si la ley aparte de divina es ciega, por eso pasan tantas cosas malas, porque mira para otro lado para implicarse, pero la ley no debería hacer eso, siempre pagan los pobres, los indefensos, LOS NIÑOS.
Muchas gracias por tu comentario amiga. Un beso.

Lola dijo...

Hola Pepe, puede que te resulte romántico la palabra bandolero, pero mirando al siglo pasado, los de hoy creo que no los definí bien, son “Sinvergüenzas” quizás esa sea la palabra más adecuada ¿ te parece? Gracias por tu comentario. Un abrazo enorme.

Lola dijo...

Hola Bea, si, de nada me sirve decir lo que siento cuando escucho como roban los bandoleros del siglo XXI, como la ley lo ignora todo el mal que hacen, y como estrujan los bolsillos de los que ya nada tienen quedándose tan tranquilos, yo creo en la justicia Divina, solo tenemos que esperar. Gracias mi niña por tu comentario. Un beso enorme. Feliz finde.