lunes, 11 de marzo de 2013

CASI TODAS...

 
 
 
CASI TODAS...
 
Casi todas las mujeres de mi generación, son las que al nacer nos pusieron la etiqueta de ama de casa, que duraría toda la vida. Y pocas estudiaron siendo familias normales, viviendo al día a día.
 
Nos quedamos sin poder expresar nuestros sentimientos, nuestros miedos, nuestra sexualidad, y solamente servimos para ser esposas y madres, sin tenernos en cuenta para nada, aunque de un tiempo a esta parte, no parece que se nos deje en casa sin más salida que esa, también es verdad que la mujer ha sido maltratada durante todo el tiempo, ahora se dice, antes… era algo que solo vivían sus hijos y ella.
 
Y se quedo más de una noche durmiendo en una silla, porque el rey tenía todos los derechos, el amo traía el dinero a casa, y mucho o poco la mujer era la que tenía que poner el plato en la mesa, la ropa limpia y planchada, la casa limpia, y el cuerpo dispuesto para cuando “el amo” llegase.
 
Dura vida para al final llegar al ahora, que ya solamente queda callar, porque hemos vuelto al ayer que siempre hemos temido, pero añadiendo que la gente este enterada, y la muerte que llega cuando al maltratador de turno… le apetece.
 
¡¡¡Mujer no llores, es hora de la resurrección, levántate y lucha, no calles más!!!

10 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Así ha sido la vida de muchas mujeres, aunque ahora no sé hasta que punto es mejor pues la mayoría trabajan y siguen haciendo muchas tareas de la casa igualmente.
Un abrazo

Trizbeth dijo...

Es una realidad, tan cruel como la describes, es que ya está, basta de miedos y callar, luchar aunque sea contracorriente! Besos y feliz dia amiga!

Rafaela dijo...

Era la educación que nos daban en aquellos tiempos, luego algunas con nuestra fuerza nos fuimos liberando.
Besos.

BEGO dijo...

Cierto...pero nunca es tarde...
Un abrazo!!!

Amilcar Blanco dijo...

Como dijera Karl Gustav Jung en su prólogo al "Ulises" de Joyce: "Desde la alta atalaya de la historia todavía estamos en la edad media"; agregaría que sí, lo estamos, sobre todo en el trato que se da a nuestras mujeres. Un beso

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, ya sé como están las cosas, la mujer trabaja doblemente lo sé, y fuera de casa percibe menos salario haciendo el mismo trabajo que el hombre, no ha mejorado nada que digamos, algún día así será. Gracias por tu comentario. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola Bea, si amiga así ha sido, si lo sabré yo que deje el colegio a los once años, menos mal que me encanta la lectura, porque si no… que amiga más troglodita tendrías, jajaja. Gracias por tu comentario. Un beso grande.

Lola dijo...

Hola Rafaela, pues si amiga, muchas ganas he tenido siempre de aprender, de hablar sabiendo de lo que debía y de lo que debía callar, ser educada, y poder cultivar mi interior para mi bien personal, ahora estoy contenta con todo eso, aunque no dejo ni de leer, ni de escribir. Muchas gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Bego, claro que nunca es tarde, pero todo se aprende antes cuando se es más joven. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Amílcar, pues si, aun estamos en la edad media en algunas cosas con respecto a las mujeres, también tenemos la suerte de que hay hombres como tú, como mi marido, y como muchos otros que se dan cuenta de esas cosas. Gracias por tu comentario. Un abrazo.