lunes, 9 de septiembre de 2013

MARIDOS





 
 
MARIDOS

 
Todos a lo largo de nuestras vidas hemos hecho cosas malas, pero es raro que a la hora de la muerte alguien lo recuerde, al menos que hayas sido un verdadero bicho.
 

La memoria selectiva en ciertos momentos solo recuerda lo bueno, de ahí que suframos tanto recordando a los que se fueron, aunque más de una vez no fueran tan "santos", pero eso no es importante, y decimos… con lo bueno que era, y lo que nos queríamos ¿qué voy hacer ahora sola?
 

Bueno, siendo así todo es válido, y ¿si descubriésemos alguna infidelidad? y si encontrásemos a hijos de otra mujer con el ¿Qué pasaría?
 

Yo conozco mujeres que no han sabido nada hasta después de la muerte del ser querido, y otras que jamás se enteraron, haciendo un altar en su corazón y siendo el único amor de su vida, aunque no se hayan merecido esa fidelidad de quien quiere de verdad.
 

Conocí a uno que se paseaba por delante de mi marido y sus amigos presumiendo de amantes, cuando llegaba a casa y me lo contaba mi marido me ponía de los nervios, pensando que quien sabe lo que cambian algunos maridos fuera de las miradas de sus esposas, mas de una nos sorprenderíamos eso seguro.
 

Por eso yo pienso que es mejor estar ignorantes de estas cuestiones, y seguro que más de una vez pueden decir… ahí va esa, que cree que su marido fue un santo, y se acostó con toda la que se le ponía delante, y aceptaba el envite, y entonces pienso, culpables los dos, pero quizás también haya un tercer culpable… la esposa.
 

Por eso vivíamos la vida sin visitar a videntes… los días los hacemos nosotros, y querer saber el futuro, un error.

10 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

De acuerdo Lola, afortunadamente que olvidamos lo malo y recordamos lo bueno, eso nos ayuda a vivir bien.
Un abrazo.

Verónica O.M. dijo...

Lola, con la muerte parece redimirse todo, algunas saben pero optaron por no saber.
Besos

Lapislazuli dijo...

Coincido con Veronia, la muerte redime.......
No todos los seres humanos somos iguales, por suerte!!!
Un abrazo

FLOR dijo...

Querida Lola , el tema de hoy es muy interesante , eso que habla una "Ignorante " de la vida , ya que no estoy casada , pero tengo que decirte , que eso de los matrimonios es como " Los bombones" unos son dulces y otros son con sabor a licor amargo , yo lo que si puedo decire , es que mi abuela cuando fallecio , mi abuelo era de una manera , que en la calle todo dios lo queria , por que decian que era muy bueno , pero en casa era otra cosa y no digo que mi abuelo , maltratara a mi abuela , pero los ultimos años de su vida sueron un pequeño calvario , asi que como yo digo "El muerto al hoyo y el vivo al bollo" y si , por lo que fue no era un hombre bueno , no tenerlo en un altar y decir siempre la verdad , ya que si era un Hijo...p , no iba a mejorar en la caja de madera , ¿ No crees ? besos de tu amiga Flor .

Pd ; Pense que estabas de "Coña" con mi regalito de "Copy right" jajaja pues te queda muy chulo en el blog , gracias amor , me acabas de alegrar la tarde de verdad , besitos preciosa.

BEGO dijo...

Afortunadamente es así...
Un abrazo Lola!!!

Lola dijo...

.Hola Mari-Pi, es mejor olvidar que tener en la memoria cosas malas, aunque a veces resulta casi imposible. Un beso

Lola dijo...

Si Vero, la muerte más de una vez se lleva los malos ratos, años, y a veces toda una vida, pero somos generosas con el tiempo, y eso nos premia. Un beso amiga.

Lola dijo...

Así es Lapislázuli, porque si no más de una vez nos volveríamos locas no solo de soledad, también de recuerdos. Gracias por tu visita amiga mía. Un beso.

Lola dijo...

Hola Flor, para opinar ya ves que no hace falta estar casada, siempre hay cerca algún ejemplo del que tenemos constancia, ya ves como tu abuelo… te dio pistas. Has expuesto muy bien el problema, y se ve que todas coincidimos en lo mejor… olvidar esa etapa. Gracias amiga por tu visita y buen comentario. Un abrazo pequeña mía.

Lola dijo...

Si amiga Bego, el olvido llega a veces como el mejor bálsamo para seguir viviendo, eso nos hace volver a ser libres. Un abrazo.