miércoles, 30 de octubre de 2013

SIMPLEMENTE UN LIBRO...

 
 
SIMPLEMENTE UN LIBRO...
 
 
Hace unos años me encontraba un poco triste, en si es que paso temporadas en las que sin saber porque no terminaba de encontrarme bien, y se lo comenté a mi profesor de yoga y me recomendó un libro, que yo fui dejando el ir a buscarle por mis pocas ganas de salir.
 
 
Pasado un tiempo y sin encontrarme mejor decidí ir a buscar ese libro de autoayuda, cogí el metro y me puse a buscar el libro en esas librerías " mágicas" que más de una vez recorrí buscando cosas interesantes.
 
 
Busque en un montón de ellas en la zona del centro de Madrid, donde más de una vez me habían pedido algún libro que ellos no tenían y fueron tan amables de encontrarme, pero el libro que yo le pedía era imposible, así me lo fueron diciendo en todas las que visite porque estaba descatalogado, y me sentí peor que cuando había empezado a buscar...
 
 
De camino a casa ya en el metro, hubo un momento que me quede a solas en el vagón o al menos yo no vi a nadie, y mirando con un poco de miedo en todas direcciones encontré un libro por llamarlo de alguna forma, estaba lleno de apuntes, y viejo que parecía tener cien años.
 
 
Al ver que no había nadie me lo guarde, y al llegar a casa me quede estupefacta, porque ese era el libro que yo andaba buscando, pero no podía ser, como podían pasarme esas cosas...
 
 
La verdad es que ese libró me sirvió de mucho, la ayuda que recibí en sus letras fue para mi la mejor medicina y lo deje de libro de cabecera.
 
 
Un día en una conferencia una amiga me presento a una señora argentina, nos caímos muy bien desde el primer momento, y hablamos de tantas cosas que terminamos contándonos casi nuestras vidas, y le comenté lo mal que me sentía hacia unos meses, y le comenté que un libro  me había ayudado, entonces ella me dijo...
 
 
 
Pues a mi también me recomendaron un libro   en Argentina, que compre allí y que me saco de una depresión cuando llegue aquí a España, fue un libro en el que fui apuntando mis reflexiones después de leerlo, pero no se dónde lo tengo, es como si hubiese desaparecido así de pronto, yo le pregunte el título del libro, y palidecí cuando ella me lo dijo, porque ese libró es el que yo había encontrado en el metro meses atrás, y las dos nos abrazamos cuando se lo comenté y supimos que el destino nos había ayudado a las dos a través de ese libro totalmente encantado.
 
 

18 comentarios:

Lapislazuli dijo...

Guauuu me daria temor
Abrazo

Ángela dijo...

Me parece mágico. Yo creo que estas cosas no son casualidades de la vida. Hay tantas que ni nos imaginamos. Tener la mente abierta para ser receptivos y la vida se abre como un abanico mágico. Qué bonito!
un beso y feliz día.

Escritos en tu nombre dijo...

Creo que ese libro es mágico. Cuantas cosas nos suceden a las que no les encontramos explicación. Un abrazo.

mariarosa

Lola dijo...

Amiga Lapislázuli, las cosas mágicas a veces dan miedo al no entenderlas, pero una vez que se entienden… son maravillosas. Gracias por estar siempre cerca. Un abrazo enorme.

Lola dijo...

Ángela, nada sucede por casualidad, por eso aceptar ciertas situaciones sin hacerse preguntas lo hace más fácil. Gracias por tu visita. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Escritos en tu nombre, claro que suceden muchas cosas mágicas a nuestro alrededor pero la propia vida en si es la mejor. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Volarela dijo...

Eso es el milagro de la vida. Tu alma lo necesitaba, lo buscaste.. y te fue enviado. Llegó a ti.

Me ha encantado tu hermosa experiencia.

¡Enhorabuena!

Lola dijo...

La verdad es que hay cosas inexplicables, hay que estar abierta a las experiencias que ni son entendibles, muchas cosas no llegan a nosotros porque nosotros no queremos avanzar en nuestro yo. Gracias amiga por volver. Un beso.

BEGO dijo...

El destino es caprichoso....
Un abrazo guapa!!!

Lola dijo...

Holla Bego, así es, muchas veces encuentras cosas porque ellas te buscan y no al contrario...
Un beso amiga, gracias por tu comentario.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

¡Qué interesante Lola!
Me ha impresionado tu relato.
Si con solo un libro se pudieran curar las depresiones...
¡Sería muy fácil!
Un abrazo fuerte amiga.

Marinela dijo...

No me extraña que la lectura de un libro te ayudara, seguramente pondrías en practica sus consejos pues sino, no sirven para nada.
Lo que cura es la voluntad de hacerlo, de querer salir de esa situación.
Tu relato parece de ficción, pero a veces la vida nos regala estas cosas incomprensibles.

Un abrazo y que tengas un buen fin de semana.

Lola dijo...

Hola Rosario, sí que es una buena historia, vivirla es lo más mágico que puedes imaginar. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Marínela, es hay cosas que jamás puedes pensar que sean verdad, pero a veces hay cosas inexplicables que llegan para enseñarnos la magia de la vida. Gracias por tu visita. Un beso.

TriniReina dijo...

La vida está llena de casualidades... Y de magia.

Saludos

Lola dijo...

Gracias Trini, me alegra verte devolviéndome la visita. Un abrazo.

María Bote dijo...

Yo pienso que no hay casualidades, sino que las cosas pasan porque tiene que pasar y, fue como algo mágico que sudedió para tu bien.

Un abrazo

Lola dijo...

Hola María, pues si supongo que todo sucede por algo que necesitamos aprender, pero a veces la casualidad se viste de magia, y eso es precioso. Gracias por tu visita. Un beso.