sábado, 2 de noviembre de 2013

PRINCESAS…




PRINCESAS…


Yo de pequeña quería ser la protagonista de casi todos los cuentos... Claro pasado el tiempo me di cuenta que eso de ser Blancanieves y tener que cuidar de siete hombres aunque fuesen enanos... Pues no era la mío.
 

Ser Cenicienta teniendo en mi casa a una madrastra y dos hijas de ... Madrastra, haciéndome la vida imposible pues peor, que si ya no tendría que sacar las cenizas de las chimeneas porque ya quedan pocas, seria difícil no cogerlas de los pelos a ellas y su madre y arrastrarlas por el suelo del Castillo, pero como ya no hay Castillos aquí en la corte, pues mejor que no quiero ser esta chica guapa, que tenía que volver a casa antes de las doce, y esperar al príncipe a que me devuelva un zapato de cristal " prestado", que ya me dio quebraderos de cabeza para explicarle al hada madrina que me descuide en el baile, calla, calla, que no estoy yo para disculpas.
 

Después pensé... Pues ser la bella durmiente estaría bien porque descansaría cien años, después llegaría mi príncipe azul y de un beso me despertaría, pero...
 

Tener que esperar cien años a un príncipe que lo mismo es tan bobo como su padre, no sé, no sé, y ser felices después, ufff, eso me suena a cuento, y cien años dormida ¡¡¡ Jesús!!! Cuanto tiempo desperdiciado, sin poder ir de compras, y ha  merendar en una cafetería donde las tartas y los churros corriesen de mesa en mesa, y comérmelo todo como si yo fuese la Barbie por lo delgada (que no lo soy) eso me lo perdería, y poder salir de museos, y pasear a solas o acompañada por el retiro... Nada que no me convence lo de esperar al príncipe azul, aunque fuese alto Rubio y con ojos azules...
 

Pensé que podría ser el capitán Nemo, ese sí que corría mil aventuras pero yo no podía, eso eran cosas de chicos, y ser pirata y esas cosas divertidas siempre le están prohibidas a las niñas, total que he no quise ser nada.
 

Pasado el tiempo, y visto lo visto en todos los cuentos incluido el de Caperucita Roja, que hasta ya había colores " malditos" en aquella época, y camino estamos de que también lo sea en esta... Y al no poder caminar tranquila por el bosque, porque ya hay mucha gente al acecho de colores y banderas...
 

Aquí me quedo de Lola a secas, sin más títulos que ama de casa, esposa siempre fiel, madre de dos estupendos " príncipes" sin corona, abuela de cuatro duendes maravillosos, y persona llena de buena suerte por la familia tan estupenda que me ha tocado en suerte, que también es una lotería.


Y así creo que después de un montón de años, no quiero ser princesa, ni nada parecido, me pasaría los meses entre operaciones de estética, y guerra con las cuñadas, cerca de sus maridos drogatas y corruptos, y sería un latazo salir todos los días en la TV, en las revistas y periódicos, viendo que todo son críticas y con razón, y encima... Con unos tacones de vértigo cuando a mí lo que me gusta es ir con zapato plano, y al mercado con deportivas ¡¡¡ que pereza me da sólo pensarlo...!!! Seguiré siendo... Lola de España como me dicen mis amigas, y siempre con pasadores en el pelo, las coronas pesan mucho, y no estoy para risas postizas cada día, viendo como esta mi país...

 
 

9 comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

!jaja! Eres maravillosa, yo me quedo con la Lola. Eso de los cuentos no sé si nos han hecho más mal que bien cuando fuimos niños. Gracias al accidente de mis 4 años, no recuerdo ninguno, los he vuelto a leer de mayor, y no me han gustado !jaja!
Mil besos de ternura
Sor.Cecilia

BEGO dijo...

Lola eres estupenda....Mejor que cualquier princesa de cuento.
Besos!!!

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Sé feliz Lola, con ese hombre que tanto amas y que Dios os conceda vivir muchos años.
Un beso para los dos.
Sor.Cecilia

Lola dijo...

Gracias amiga mía, que el también te guarde muchos años, siempre estas cercana, eso nos hace mucho bien. Un beso Sor. Cecilia.

Lola dijo...

Hola Bego, si así me veis mis amigas, pero la verdad es que se quitan las ganas de ser algo así, ufff como están los tiempos, nada de princesas, ni problemas, yo en mi casa con mi amor, y las que quieran ser princesas… que se suban al tacón y aguantar lo que se merecen. Un beso amiga.

FLOR dijo...

Eres merecedora de un relato digno de una pricesa , nuestra princesa de España , mi Lola de España , me a gustado mucho tu entrada , besos de flor TQM.

Lola dijo...

Jajaja Flor, que gracias me haces, si que ya tengo demasiados regalos en mi vida, ahora quiero el regalo del cariño, y la tranquilidad que a veces me falta. Gracias amiga por tu comentario bello. Un abrazo enorme.

FLOR dijo...

Hola Cariño , en mi blog hay un regalito para ti , pasa a recogerlo vale , besitos de Flor.

Lola dijo...

Gracias amiga Flor, ya pase a tu regalo, y te lo agradezco, es muy bonito. Un beso enorme.