jueves, 6 de marzo de 2014

EL PERDÓN

 
EL PERDÓN
 
Deje que mis afectos se repartiesen dentro de mí, de mi entorno, y como un gran pastel quise repartir entre los que amo, aunque a más de uno no le gusten los dulces…
 
Quise repartirme y sentir cada instante que vivo ahora, no son momentos buenos pero los días cambian, las personas también, y los que amo más aun.
 
Quise que más de uno sintiese que sigo siendo la misma, aunque permanezca triste por varias cosas, pero no seré yo quien mate ilusiones, y aleje amores que ya no están a quien no quiere soltar los lazos de ese amor en extinción, porque solo el que ama apasionadamente sabe que perderlo es perder la vida.
 
Quise hablar de mis adentros con los de mis “afueras”, porque quise comprender como todo desaparece de un día para otro sin una palabra, un sentir de ayer, o un hoy que me deja sin fuerzas, pero no se puede pedir explicación a quien no quiere darlas, por eso en mi albergo un sentimiento de perdón, y de ser perdonada, si es que hice daño, pero no mendigo el perdón, solo lo quiero si es que soy digna de él.
 
 

8 comentarios:

María Bote dijo...

A veces, incluso hay quien no quiere ser perdonado y, también a veces, se pide perdón sin haber pecado y ni aún así se te concede.

A mí no me cuesta nada pedir perdón ni perdonar, pero...los seres humanos solemos ser muy complejos.

Un abrazo

Piruja dijo...

Hola Lola, te veo en blogs de amigos en común y hoy me he atrevido a visitarte gustándome mucho lo que veo, si me lo permites me quedo en un rinconcito siguiéndote, no he encontrado el cuadro de tus seguidores pero te sigo de todas formas, gracias:)
Siento que estés pasando por momentos tristes y que algunas personas de tu entorno no se den cuenta o no quieran darse cuenta, ya que muchas veces pensamos que si la persona que tenemos al lado se derrumba nosotros haremos lo mismo y por miedo no queremos ver eso, y pedir perdón por sentirte así no creo que debas ya que cada uno no tenemos la culpa de estar bien o mal, pero si a ti te hace sentir bien entonces adelante, yo también soy una persona que no me cuesta pedir perdón si lo tengo que hacer o creo que debo hacerlo, pero eso eres tu quien debe decidirlo, venga anímate:)

Besos.

PEPE LASALA dijo...

Pedir perdón y perdonar, son de los valores más dignos del ser humano Lola, y como bien dices, no es cuestión de mendigar el perdón, pero sí de solicitar esa venia. Cada vez que te leo presiento más grande tu corazón. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Universo dijo...

Es fácil pedir perdón cuando lo hacemos de corazón, no olvide que todo pasa por una razón. Todo en la vida va unido a nuestro aprendizaje, lo elegimos según la experiencia que necesitamos aprender.
Lola, feliz día de la mujer.
Un abrazo.

AMALIA dijo...

La palabra Perdón es hermosa.

Bonito lo que dices.

Muchos besos.

karras dijo...

No creo que nadie esté capacitado para dar perdón ya que como dijo Aquel, nadie está libre de culpa.
No obstante es bueno reconocer errores aun a sabiendas que con ello abres la coraza.
Besos amiga muy valiente eres.

Lola dijo...

Gracias a todos por vuestros hermosos comentarios. Un abrazo.

Ernesto. dijo...

Voy a permitirme señalar estas palabras que perdonan, todo, incluido a mí mismo, sin tener que mencionar, sentir o pensar en nada más.

No hay "yo", "tú", culpables o responsables de nada. Sólo el perdón y la liberación... Empezando por la de uno mismo.

"Perdono todo lo que deba ser perdonado y también me perdono a mí mismo. Doy mi Amor y mi Perdón a todo el que lo necesite".

Un gran abrazo Lola.