martes, 4 de marzo de 2014

LA CASA DEL FOTOGRAFO





LA CASA DEL FOTOGRAFO
 


Cuando mi hermana se hizo novia de un fotógrafo, cada vez que íbamos al estudio siempre había alguna ´´parejita´´ de novios en el laboratorio, era un sitio calido y oscuro, y allí se escapaba mas de un beso, mientras el que mas tarde seria mí cuñado trabajaba.
 

Un día que pase a ver a su hermana, en el escaparate había una fotografía de un chico que me pareció guapísimo, cuando subí, en el laboratorio tenia una prueba de dicha foto, se la pedí para quedármela  y me dijo que eso no podía hacerlo, que era de un cliente, y a mi se me puso mala uva.
 
 
 Una tarde fui a la estación a despedir a una amiga, el chico de la foto estaba al lado de ella, en la ventanilla, me pregunto mi nombre, y se lo di, después me pidió el teléfono y claro, ese no se lo di, me parecía arriesgado darle el teléfono a un desconocido por mucho que me gustase, aunque el no lo sabia.
 

Otro día fui a Madrid a ver a mi amiga, y el destino me hizo encontrármelo en el metro, a una hora punta, y cada uno en un rincón del mismo vagón, que de no ser por que se bajo mucha gente no nos habríamos visto, pero las casualidades no existen  y el destino ya estaba haciendo su trabajo.
 

Después de saludarnos , cada uno siguió su camino, y yo ya no deje de pensar en el, era demasiado guapo para olvidarlo, y al cabo del tiempo nos encontramos de nuevo, un domingo, en nuestra tierra, sin prisas, y con mucho frío, era un diez de diciembre, y  ufff , ya no me acuerdo de que año.
 

Pasaríamos mas de una tarde mi novio y yo en ese laboratorio  fotográfico, allí se alimentaron nuestros deseos de besos y abrazos mas de una vez, allí la luz era escasa y el deseo mucho, allí aun permanecía el recuerdo de aquella foto del chico de mis sueños, que el se había echo para el carné de identidad, que mil veces mire, y que me recodaba tantas cosas.
 

Desde ese día no nos dejamos de ver ni uno solo, el destino ya tenia terminada su tela de araña, y en ella sucumbí,  seis años después nos casamos, yo tenia 21 años y el 23, y yo se que esos 21 años solo le había esperado a el, y el jamás se aparto de mi lado, y menos en los momentos difíciles, y ni  mucho menos… en casa del fotógrafo.


11 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Que bonito Lola, ya ves el destino lo tenías bien trazado y sabias bien que iba a ser tu amor.
Besos.

Verónica O.M. dijo...

Lola, qué bonita historia la vuestra, me alegro por vosotros.
Besos

FLOR dijo...

Hola Lola , una historia de amor de las de verdad , de las que me gustan ... Yo sueño con una de esas para mí . Te quiero amiga , besos de flor .

Pd; has visto el email , que te he mandado está tarde .

karras dijo...

Que coincidencias raras y maravillosas nos depara el destino.
La felicidad y el amor, tienen sitios predilectos y al igual que un Luthier o un pintor, un fotógrafo puede ser un artesano del amor, y este tiene caminos inimaginables para cumplir destinos.
Besotes amiga y felicidades por tu suerte....y a él por la suya claro.

Teresa dijo...

Muy bonita historia. Besos.

Lola dijo...

Hola Mari-Pi, si el destino se encargo de que yo no le perdiese de vista sin yo pretenderlo, y fue un acierto. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Vero, si que fue preciosa vivirla, fueron primeras caricias y mis primeros besos, el destino lo preparo todo, yo solamente… asentí gustosamente. Gracias amiga. Un beso.

Lola dijo...

Si Flor, fue una época preciosa, siempre recordare como sucedió todo, y solo recordarlo me hace sentir de nuevo amor por quien tan feliz me hace. Gracias amiga. Un beso.

Lola dijo...

Hola karras, es verdad, no tuve que buscarle porque el aparecía en todas partes, en mis sueños cada noche, después averigüe que se llamaba Ángel, y su apellido era el mismo de mi abuelo y mi madre, el destino sabía lo que hacía. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Gracias Teresa, fue una historia vivida y soñada al mismo tiempo, para mí fue como un cuanto con final feliz. Un beso amiga.

Marina-Emer dijo...

¡que bonito querida amiga! que manera de conocerse mas romantica y es que el destino es un juguetón del amor ...donde menos te esperas te espera el o la que ya habias tirado la flecha ...es el amor ya ves yo mis versos que no son muy verdes pero todos tienen su cupido y su flecha ...gracias Lola eres una gran amiga.
Te deseo un feliz viernes mañana ya final se semana.
un gran abrazo y muchos besossssssss
Marina