miércoles, 30 de abril de 2014

LA LLAMÉ...





LA LLAMÉ...


Tenía muchas ganas de volver a escuchar su voz, y aún sabiendo que no cogería el teléfono la llamé...


Me quede colgada del tono de su teléfono, y espere, casi después de un largo minuto oí como contestaba ¿ eres tu Lola?


Mi corazón de pronto se encogió, se quedo mudo de ansias y empezó a latir fuertemente, quede conmocionada.


Entonces después de largos segundos le pregunte ¿ como estas? Y me dijo... pues ya mejor, no me duele nada desde que morí, y esperaba tu llamada para contártelo, porque se que cuando Carlos mi marido te informo de mi muerte no le creíste, y sentí tu llanto, y llore contigo.


Yo la dije que entre el viaje a París y la Navidad había dejado pasar un tiempo precioso, y que me olvide de llamarla, pero no estaba lejos de mi, parecía una excusa lo que le contaba, pero era realidad, porque jamás pensé que todo sería un adiós, cuando en el teléfono su mensaje me decía... ¿Por dónde andas reina?


Su voz volvió a cantar en mis oídos, y mis ganas de preguntarle mil cosas del otro lado quedaron en suspenso, y ella me decía...


Se que te haces mil preguntas, y que has llamado sabiendo que no te respondería, pero como te esperaba nada me extraña lo que te gustaría saber,  siempre te gustaron estos temas, y yo sólo te diré que sin ser creyente y tu lo sabes, estoy en paz, y te echo de menos por lo mucho que reíamos juntas, y nos queríamos.


Le dije que, en el blog de su amiga  Elba encontré su nombre y su muerte como homenaje a su vida, y que no podía dejar de llorar, le di las gracias por su última entrada donde me decía que volvía al hospital haber si ya dejaba ese sufrimiento, y se despedía de mi sin yo saber que eran sus últimas frases escritas.


Después de un tiempo largo de charla, se despidió de mi, ahora de verdad, sus últimas palabras fueron dulces como casi siempre que hablábamos, me mandaba un " besiño " y me dijo con una última risa, no tengas prisa en venir, yo de todas formas te estaré esperando, no tengas miedo.


Anoche que la recordé al acostarme, al sentirla junto a mi cama, se que nuestra amistad y cariño ha durado y durara hasta que yo vaya a reunirme con ella, en esa estación donde todos iremos algún día.


19 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Una entrada muy emocionante, me gusta mucho como has expresado el amor por una buena amiga, espero que ella esté en un lugar feliz y allí te espere lo más tarde posible.
Besos.

pilargarciadelacueva@hotmail.com dijo...

Emotiva entrada.
un bso

Verónica O.M. dijo...

Triste, hermoso y esperanzador.
La amistad que perdura para siempre.
Besos, Lola

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Emotiva llamada Lola. La amistad puede romper barreras e imposibles.

Un abrazo.

Teresa dijo...

¡ Que lindo Lola ! Besos.

Ángeles dijo...

Has escrito una entrada que atrapa, llena de sensibilidad y dulzura, hacia esa amiga que ha llenado tu alma de cosas bellas.

Al mismo tiempo hay una esperanza de luz que se va colocando poquito a poco en el alma, y allí se ovilla con todo su amor y luz.

Un abrazo grande.

BEGO dijo...

Tanto sentimiento a flor de piel Lola desborda.
Una entrada preciosa
BESOS GUAPA

Universo dijo...

Una entrada muy emotiva, donde se percibe una gran amista. Y con un mensaje profundo donde una vez más no tenemos que tener miedo de pasar al otro lado.
Lola, que tengas un lindo fin de semana. Un fuerte abrazo.

Pilar Contreras dijo...

La vida y la muerte ambas inseperables, querida Lola.
Es muy cierto que no tenemos que tener prisa, todo llega y todo pasa; pero la esencia de aquello que amamos nunca muere en realidad mientras persista su amor en nuestro corazón.
Un precioso homenaje de amistad "al hilo telefónico"
Feliz fin de semana, besos

Lola dijo...

Muchas gracias Mari-Pi, me gustan tus comentarios. Un beso.

Lola dijo...

Hola Pilar, encantada de verte por mi blog, se siempre bienvenida. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Jerónimo, si que fue mágica el sentir a mi amiga al otro lado, hay cosas inenarrables para la vida diaria que vivimos. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Vero, es un poco triste, pero siempre es bueno recordar a las amigas, y si puedes hablar con ellas aunque sea por teléfono mejor. Un beso.

Lola dijo...

Gracias amiga Teresa. Un beso grandote.

Lola dijo...

Hola Ángeles, una entrada llena de sentimiento en el recuerdo hacia una amiga que ya no podre oír después de esta llamada ultima. Muchas gracias por tu visita. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Bego, los sentimientos se suelen desbordar en el adiós definitivo. Oír la voz de quien ya se ha ido es un regalo. Muchas gracias por volver. Un beso.

Lola dijo...

Hola Universo, muchas gracias por tus bellas palabras en contestación a mi escrito. Un abrazo.

Lola dijo...

Verdad dices amiga, todo está unido, vida y muerte, o como se quiera decir, todo es lo mismo, ya me lo dijo mi amiga… no tengas miedo, y así espero el momento de volver a verla, sin miedo y llena de serenidad. Un beso y gracias por tu comentario. Un beso.

Cilos10 dijo...

¡Corcholis Lola! me has dejado muy emocionada,y no se que decir, pero, la hecho mucho de menos;mucho mucho.No sólo porque era especial, sino, porque era mi amiga. y "No comprendo nada".....La quería mucho. Me reía tanto con ella. Nunca me volveré a reír igual,estoy convencida.Siempre me faltará.