lunes, 28 de abril de 2014

DICEN...




DICEN...

Sé, que si tú quieres nadie puede hacerte daño…


Que la vida es tuya, y nadie pasara a ella si tú no le invitas.


Sé, que vivir la vida es cosa de sabios si eres capaz de rechazar lo que otros traen a tus sueños, y no eres capaz de entender.


Que nadie es tan fuerte como la voluntad, y nada puede causar un "kaos" en tu cosmos y cambiar tu universo.


Dicen que la vida solo se vive una vez, yo digo… eso que recordemos.


Sé que somos seres únicos y complejos, totalmente maravillosos, y nuestra misión es ser buena gente, querer a los que nos rodean, y comprar un hermoso baúl donde atrapar los sueños y las realidades que pretenden hacernos daño.


Todo eso lo dicen los que no tienen sentimientos encontrados, y aun no les llego la tormenta del recuerdo, y el daño a la vez.

10 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Bien Lola la vida es de cada uno y cada uno nos la organizamos a lo mejor aunque muchas veces no acertemos con ello.
Bonita reflexión, un abrazo.

karras dijo...

Cierto, pero no podemops dejar que los recuerdos dañinos imperen en nuestra vida.
Besotes Lola.

Ernesto. dijo...

Dicen, y tal vez tengan razón... o no.

Y pudiendo tenerla también puede suceder que quien lo lea extraiga sus propias y personales conclusiones. Es decir todo es posible.

Ahora bien, si nos centramos en el texto tal y como está, destaco algunos puntos:

De acuerdo contigo Lola sobre la certeza de otras vidas...

Del baúl mejor no comprarlo, y sí despedir cuanto antes esos "sueños y realidades" que no nos sirven para nada.

En cuanto a que la razón de la misión en este mundo es ser buenos y querer a los demás, queda un poco pobre, cuando menos.

Somos muchos Lola los que no solemos tener sentimientos encontrados, habitualmente, lo que no quiere decir que no surjan... ¡Pero no los hacemos nuestros! Nos negamos a que se queden. Les damos la vuelta y tratamos de ver que enseñanza nos dejan realmente. ¡¡No los queremos!! Y por ello los despedimos. Y sobre todo, nos olvidamos del tema!

Y de esta forma nunca llegan las tormentas o los daños.

No sé exponerlo más claro. Pero sí conozco la dificultad que entraña de aceptarlo. Y por ello mismo cada quien construye su momento...

Un abrazo amiga.





Volarela dijo...

Tu entrada es muy reflexiva.
Los recuerdos entorpecen nuestros pasos hacia el futuro, eso es cierto. Hace falta encontrar mucho amor a la vida y a una misma para seguir adelante.

Besos muy luminosos, querida compañera, y gracias por tu grata visita a mi blog :)

Lola dijo...

Claro Mari-Pi, esto simplemente es un decir de lo que yo pienso a veces, y intento ponerlo en práctica, después cada uno hace y deshace a su gusto que es lo normal. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

No karras, no hay que hacerlo todo, solo lo que el cuerpo y la razón te dicta. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Ernesto, todo lo que dices sirve, a mi me gusta escribir sobre cosas que yo hago, o siento, no quiero que nadie piense que es la panacea a los problemas, simplemente a mí a veces me sirve, nada más.
Me ha gustado muchísimo tu comentario, y te doy las gracias por tu tiempo. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Volarela, gracias por tus palabras, tu comentario es sabio, y no hay que dejar que nada entorpezca en nuestros días. Muchas gracias por tu visita. Un beso.

Teresa dijo...

Un abrazo Lola.

Piruja dijo...

Hola Lola, en la vida por mucho que nos queramos proteger siempre se nos "cuela" alguien que nos hace daño, invitado o no pero lo hace, lo de comprar un baúl para hacer lo que dices no hace falta, yo siempre digo que en nuestra mente hacemos un riconcito para lo malo que nos sucede y dejamos hay los malos tragos y malos recuerdos que vamos teniendo en nuestra vida, luego cerramos bien y procurar no pasar mucho por ese cuartito de la memoria, en lo que dices al final totalmente de acuerdo contigo:)

Besos.