miércoles, 5 de noviembre de 2014

ISLAS HORMIGAS




ISLAS HORMIGAS

Esta mañana mientras paseaba por la playa, por casualidad empezó en mi mp3 un  Podcast que contaba una historia, empezaron hablando del Barco Sirio, que se estrello  en la costa de Cartagena, junto a la Islas Hormigas, y esta isla esta frente a mi terraza, y me dieron ganas de investigar… y encontré fotos .



"Frente al cabo de Palos de Cartagena, en los llamados bajos de las Hormigas, naufragó el sábado 4 de agosto el vapor italiano Sirio, que se dirigía a Buenos Aires. El balance de las víctimas superó los 200 muertos. 



El buque chocó contra los bajos y, a continuación, se produjo una fortísima explosión. Los cadáveres fueron arrojados por las olas a las playas murcianas y hasta a la de Santa Pola, en Alicante". (EL DIARIO DEL SIGLO XX. Año 1906.) 


Su línea regular entre Génova y las Américas con escalas en los puertos españoles de Barcelona y Cádiz. El día 2 de agosto de 1906 el Sirio partió del puerto ligur repleto de emigrantes que abandonaban sus hogares y el hacinamiento de sus ruinosos centros urbanos para buscar, lejos de los suyos, una esperanza de vida en las Américas. La tarde del día 3 el Sirio atracó en Barcelona, donde, según datos oficiales, embarcaron 86 pasajeros, otras fuentes hablan de 94, otras de sólo 75, entre ellos 50 españoles, la mayoría catalanes.



Estas mismas fuentes cifraban en 822 el número total de personas a bordo del Sirio, aunque, a tenor de la descripción del pasaje, debieron ser bastantes más. Constituían éste veinte pasajeros de primera clase, cincuenta de segunda y seis ranchos de tercera clase, compuestos, cada uno de ellos, por noventa personas. Pero si se tiene en cuenta que, en los ranchos, los niños eran contados de cuatro en cuatro como una sola persona, y que en ellos viajaban casi exclusivamente  los emigrantes y entre ellos había familias enteras con un gran número de hijos pequeños, el número total de pasajeros debió superar con creces el millar. Si además hacemos caso de las historias sobre emigración ilegal, pagos a carabineros y a marineros, sobornos y capitanes corruptos, la cantidad pudiera muy bien duplicarse fácilmente. 


Ha quedado demostrado que el Sirio había recogido clandestinamente en algún punto de la costa valenciana a un número indeterminado de personas procedentes de Alcira que viajaban sin billete y pagaban la cantidad de 100 pesetas al capitán. Posteriormente, tenía previsto recoger más pasajeros de manera ilegal en Águilas, Almería y Málaga, y probablemente en algún otro puerto de la costa mediterránea española que no se ha podido comprobar. 

Fue una trampa para las mujeres que viajaban en ese transatlántico, la ropa de la época larga y de peso hizo que las mujeres que se lanzaron al agua fueran sumergidas rápidamente para no volver a salir.



Ahora frente a las Islas Hormigas, miro el horizonte de otra manera, pienso en la agonía de tantas personas, que aun estando cerca de tierra, y siendo época en la que poca gente sabía nadar, quedaron para siempre en estas hermosas aguas.





11 comentarios:

Teresa dijo...

En el pueblo muchos emigraron para Argentina y nunca más se supo de ellos, tal vez fueran algunos de ellos. El reportaje es precioso. Besos.

Joaquín Galán dijo...

El mar termina siempre por cobrarse sus tributos.Un triste suceso frente a tu playa,sin duda.
Por otra parte,me has dado envidia sana por eso de vivir junto al mar y poder pasear por la playa cuando quieras...:)

Un abrazo

AMALIA dijo...

Una excelente información la que nos dejas.

Un beso grande.

CRISTINA dijo...

Lola, que suerte tienes de disfrutar del mar cada vez que quieras. Un reportaje muy interesante, gracias por la información.
Besitos.

Cielo dijo...

Muy interesante
eres toda una descubridora
no me extraña
eres muuuu bruja.


un besote.

María Bote dijo...

Interesantísima tu entrada, amiga Lola, me encanta tu excelente explicación de lo ocurrido. Esto me hace reflexionar sobre que, ahora nos quejamos, también con razón, pero, aquellos tiempos, debieron ser horribles para la mayoría de las pobres gente.

Felicidades y besos de buenas noches. María

Lapislazuli dijo...

Los barcos hundidos cuentas historias, casi siempre tragicas
Abrazos

Flor. dijo...

Querida Lola , una entrada escalofriante , no había oido nunca esta historia , la verdad es que devio de ser espantoso , para esas personas , esto me hizo recordar el titanic , paso a verte para saber de nuevo de ti , y decirte que tuve una recaida , y me volvieron a ingresar en el hospital , y sali antes de ayer , por ahora estoy algo mejor , ya que el nuevo tratamiento me va mejor , pero dentro de poco tendre que volver a ingresar para una revisión , te deseo un feliz fin de semana , besos de tu amiga Flor .

PEPE LASALA dijo...

No conocía la historia Lola, y desde luego me parece terrible lo que tuvieron que sufrir en ese momento. El mar guarda esa historia y tu nos la acercas con las olas de tus letras. Gracias amiga. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.
@Pepe_Lasala

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Feliz finde. Un abrazo.

Cilos10 dijo...

¡Que interesante! Es increíble que un barco se hundiera por culpa de una "hormiga" Ya se habrán hecho este juego de palabras muchas veces, pero de todas maneras, me parece alucinante. ¡Claro, apenas se veía la islita. ¡Pero que mala suerte! no poder nadar. ¡Qué desesperación estando tan cerca! ¡y...tanta gente viajando hacinados, sin nada...¡Qué suerte negra!