sábado, 17 de enero de 2015

PARA NO OLVIDAR




PARA NO OLVIDAR


Para que no olvides lo que has vivido…


Para que no olvides el día de tu nacimiento, a solas con el dolor de tu madre, y la ausencia de tu padre.


Para que no olvides tu llanto en soledad, y en compañía, con el grito y el miedo en tu corazón y tu garganta.


Por los días de sol y los días de tormenta, con el enorme sonido del trueno, con las hermosas luces de los relámpagos, y  con la lluvia cayendo a raudales.


Yo te digo que no olvides, aunque te duela el corazón y la mente con los recuerdos, cuando a ti lleguen los que ya se fueron.


Por lo que siempre tuve y no le di importancia, por lo que se fue y me dejo pobre de cosas, y rica de vivencias, por todo lo que la vida me quiso y después me olvido.


Por los amores que tuve, por los que se fueron, por los que no llegaron, por los abrazos dados a los sueños y no a las personas…


Por lo que no di importancia, y por las que di sin ser para tanto, yo acepto mi destino.



Ahora que la vida ya no me maltrata a mi pero si a mis hijos… yo doy fe que he vivido, que he llorado mucho, que he reído menos, y que ahora mi ser recoge mis vivencias y las guarda para los que lleguen y quieran saber que más que nada… ¡¡¡ HE VIVIDO CON UN CORAZÓN AMANTE, SIEMPRE!!!




6 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Para que no olvides tus vivencias y que ellas estén en ti sacando partido de ellas sin rencor y tan solo de buenos recuerdos.
Me gusta tu foto.
Besos y buenas noches.

Bertha dijo...

Mi estimada Lola:la vida en sí, tiene dos caras como una moneda.El adverso y el reverso:nos preocupamos de cosas que no tienen mucha trascendencia, y en cambio olvidamos o no sabemos disfrutar de lo que verdaderamente la tiene.

Que graciosa esta ilustración (la inmensa mayoría nos vemos reflejadas jajaja).

Un fuerte abrazo.

karras dijo...

Y ese enorme corazón será el ala que cobije de las tempestades venideras a los polluelos que sufrén el viento y la lluvia.
Besos Lola y mucha fuerza.

Marinel dijo...

Somos lo que somos con lo bueno y lo malo. Todo nos moldea, es parte de nosotros para bien y para mal, así que es imposible rechazarnos a nosotros mismos.
Se ríe menos o como la risa es tan agradable, se nos hace corta. Lo malo siempre pesa más y nos arrastra, pero...que siempre tengamos amor para sacar al menos la sonrisa.
:)
Besos.

Elena M. dijo...


Lo negativo nos enseña
Lo positivo , nos alegra .
Así es la vida : un cúmulo de acciones , sensaciones , pensamientos ... que no debemos olvidar , forman parte del libro de nuestra existencia terrenal .

Las vivencias nos proporcionan experiencia

Lola dijo...

Gracias siempre por vuestros comentarios. Feliz domingo. Un abrazo.