miércoles, 4 de febrero de 2015

MI MADRE SIEMPRE DECÍA…




MI MADRE SIEMPRE DECÍA…


Mi madre siempre decía que al salir de casa, siempre estuviesen las camas echas, podía ser  que por alguna circunstancia me tuviesen que llevar a casa, y las camas desordenadas hiciese pensar a esa persona que yo soy desordenada y sucia, yo pienso ahora que si han de llevarme a casa por algún problema, lo que menos me importaría seria que mis camas estuviesen desechas, aun así no salgo de casa sin recogerlo todo.


Es cierto que a lo largo de nuestras vidas, recogemos una información que no sirve para nada y que sin saber porque siempre recordaremos, y sin pensar de esa manera, hacemos caso a dichos que siempre nos han parecido una tontería, pero ahora forman parte de nuestras vidas.


Yo sonrió muchas veces con esas cosas que decía mi madre, y que yo he vuelto a repetir a mis hijos, como por ejemplo al salir del metro decirles que cerrasen la boca en invierno para no constiparse, y que después de ser ya hombres hechos y derechos aun siguen haciendo y... recordarme.


Y es que las madres somos muy importantes en la vida de nuestros hijos, no sabemos cuánto, ya que no imagino que mis hijos me pueden querer tanto como yo quise a mi madre, y ser siempre bandera de mi vida, de mis actos, y de mis condicionamientos y sobre todo del respeto a los demás.

11 comentarios:

Marinel dijo...

Es una verdad como un templo.
Mi madre me embutió de ideas y hechos que con el tiempo he llevado a cabo sin apenas darme cuenta y que, dicho sea de paso, también he ido inculcando en mis hijos.
Una de esas cosas es lo que dices tú de no salir sin hacer las camas y recoger la casa por si acaso...
No puedo irme jamás sin hacerlo.
Besos.

Teresa dijo...

A mí me pasa lo mismo, siempre me decía lo de las camas y ahora cuanto la echo de menos por que no esta para decírmelo. Besos.

anayaika dijo...

Sin mamás como tú, los hijos no podríamos vivir. Me recuerdas muchísimo a la mía, con lo de cierra la boca que hace frío.
Me gusta ver que aún sigues escribiendo desde el corazón.
Un beso y un abrazo enormes

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Lolita!!! Del alma mía. Es verdad que una madre trata siempre de enseñar lo que está a nuestro alcance... lo mejor posible a nuestros hijos.

Mi madre hacía lo mismo, no me dejaba salir de casa si dejar la cama hecha. Pero en esa época las personas no tenían una preparación para enseñar otras cosas importantes de la vida, a una hija, como todo era pecado... nos ocultaban o a mí por lo menos, lo más básico.
En algo se copia de la enseñanza que te dieron, yo también enseñé a mis hijos a dejar su habitación ordenada antes de irse al colegio, aunque yo fuera luego a corregir su trabajo. Así se acostumbraron a colaborar y son buenos maridos ayudando en las tareas.

Pero le enseñé otras cosas que a mí me negaron por ignorancia claro está.
Ha sido un placer Lola.
Te dejo mi cálido abrazo, mi gratitud y mi estima siempre.
Feliz día.

karras dijo...

Pues si que eran cosas que parecen sin fundamento pero que atesoramos con mucho cariño.
Mi madre tiene aún esa costumbre de decir que no cojamos caramelos de nadie jajajaja.
Un beso Lola, me encanta venir a este sitio.

Mari-Pi-R dijo...

Con respecto a las camas lo llevamos todo dentro, es muy desagradable entrar en una habitación y encontrarse la cama sin hacer.
No soy madre pero creo que igualmente seguimos comportándonos con las mismas palabras y consejos que ellas tenían hacia nosotros, así es la historia que se repite.
Un abrazo.

Verónica O.M. dijo...

Nos reflejamos en ellas muchas veces.
Besos amiga

Piruja dijo...

Hola Lola, yo creo que todas las madres nos han dicho mas o menos lo mismo y que luego nosotros lo hemos ido haciendo ya bien con los hijos o sobrinos:), yo también tengo la costumbre de antes de salir de casa, dejarlo todo arreglado, quien sabe verdad?, siempre están bien esos consejos y como se echan de menos...

Besos.

PEPE LASALA dijo...

Pues sí señora, te doy completamente la razón. Me ocurre lo mismo, y uno de los ejemplos es el que has puesto, así como otros tales como no poner el pan en la mesa boca abajo. Son recuerdos y percepciones que se han recibido de niños y las hacemos de forma inconsciente. Me ha encantado Lola. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

AMALIA dijo...

Los inolvidables consejos de las madres.

Son entrañables. Y la verdad es que,casí siempre, con razón.

Besitos. Buen fin de semana.

Lola dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Feliz finde. Un abrazo.