viernes, 6 de febrero de 2015

VIAJES ASTRALES




VIAJES ASTRALES


Anoche a la hora de acostarnos, hablando con mí hijo mayor salió el tema de los viajes astrales... Y conté como habían llegado a mí esos viajes.


Le conté que la primera vez fue algo inesperado e impactante, le conté que una tarde, allá en casa de mi suegra, en el calor de una siesta,  hablando un buen rato con mi cuñada, estando sentadas en la cama, termino la conversación y ella se marcho al salón, quedándome yo echada con el cuerpo en la cama y las piernas colgando hasta el suelo, no estaba ni cómoda, pero sería el calor lo que hizo que me durmiese, eso creí yo que pasaba...


Desperté con una sensación nueva y asombrosa, no podía mover el cuerpo, no podía hablar, ni abrir los ojos, no podía  hacer nada, solo pensar en lo que estaba pasando, yo, con los ojos cerrados tampoco veía a nadie, pero si oía hablar a mi marido.


Me asuste mucho, nada sentía, pero yo quería levantarme y no podía, oía hablar y no podía decir ni en un susurro lo que me pasaba, y después de una eternidad en un mundo donde el tiempo no existía pensé que estaba muerta, y llego el pánico, sentí que una lágrima recorría el espacio desde mis ojos hasta mis orejas, y sentí que la lágrima se introducía dentro de mi oído, pero no pude limpiármelo, solo seguir pensando como había sucedido.


Así paso el tiempo, no sé cuánto, solo sé que el miedo me hizo temblar, sentí una gran sacudida, y me asuste más aun, en mi miedo mis manos se cerraron en un puño que apretaba fuertemente, y sentí que me dolía, moví suavemente la mano, y oí decir a mi marido ¡¡¡ vaya siesta que has echado!!! Yo no le conté nada, de todas formas no me creería, y me sentí feliz por estar de nuevo... viva.

8 comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Lola, algo así me sucedió hace muchos años, quise levantarme y no pude y mira que lo intenté. Al día siguiente me despertaron y aún no podía moverme, pero no sé qué es lo que pasó. Pero seguía viva.
Gracias
Te dejo un gran beso de ternura.

Verónica O.M. dijo...

Se me ha puesto el vello de punta, jaja
Besos, buen finde amiga

Piruja dijo...

Hola Lola, uffff, que miedo debiste pasar al sentir todo lo que cuentas, menudo descanso te quedaría al comprobar eso, que seguías viva, los pelillos como escarpias:)

Besos.

CRISTINA dijo...

Hola Lola, la parálisis del sueño es así es una sensación de no poderte mover. Tengo verías entradas de esta tema, por si las quieres echar un vistazo, más bien son del viaje astral. Que tengas un lindo fin de semana!
Un grande abrazo.

Volarela dijo...

Como siempre, apasionante todo lo que nos cuentas. Y parece que hay mas... ¿Continuará?

Besitos grandes :)

Mari-Pi-R dijo...

Son sensaciones de las que mal comprendemos, lo cierto que no he pasado por ellas, pero me imagino que existen.
Mis deseos de un buen fin de semana.

AMALIA dijo...

Es impresionante.

Imagino lo que sentirías.

Un beso grande. Feliz domingo y muchas gracias por todo.

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Un abrazo grandote.