viernes, 31 de julio de 2015

COSAS SENCILLAS




COSAS SENCILLAS


Hubo un tiempo que, empecé descalzando un sentimiento que me hacía daño caminando sin protección, y decidí al igual que unos zapatos que hacen daño dejarlo al final del armario porque me daba pena tirarlos, eran nuevos y bonitos pero… me herían los pies.


Me fui acostumbrando a zapatos más cómodos pero menos bonitos, y había veces que me empeñaba en presumir de zapatos pero… no funcionaba, y terminaba llorando de dolor.


Y decidí no llorar mas por nada, ni por cosas bonitas, porque yo solo quería ser feliz con lo que nada me hacía daño, aparte personas que creí muy importantes en mi vida, después me di cuenta que solo yo lo era, porque era la que mas sufría en el aprendizaje.


Deje que las cosas sencillas rodeasen mi vida, y empecé a darme cuenta que lo bello no siempre es mejor, deje los vestidos negros aunque fuesen elegantes, y me vestí de amarillo, de verde hoja, y de rojo pasión, me he dado cuenta que esos colores luminosos me sientan mejor, y eso es lo mas importante.


Fuera lo desagradable de nuestras vidas, aunque sean personas o cosas bonitas, caras y elegantes.

8 comentarios:

CHARO dijo...

He estado un rato por estos lares leyendo tus escritos Lola y me parece increíble la capacidad que tienes para escribir....... pero chiquilla quisiera saber de donde sacas tanta inspiración.Besicos

Mari-Pi-R dijo...

Muy de acuerdo contigo, yo dejo todo lo que no me va o si no lo puedo dejar lo ignoro con lo cual me afecta menos, pero es triste muchas veces no poder hacer uso de todo o bien llevarse bien con personas que quieres.
Un abrazo

Marina-Emer dijo...

Mi querida Lola...me has hecho gracia con lo de los zapatos ...me pasa a mi me encantan bien altos y bonitos soy totalmente loca por los zapatos yya al final hago lo que tu dices ...cuando llego de las clases ya me voy sacando los zapatos en el ascensor...ya me ha pasado con algun vecino que a punto de subir el lo ha podido aun coger y al entrar nos hemos reido los dos en alto ...yo con mis zapatitos en la mano y el jajaja.
y si es verdad lo que dices ya se sufre en la vida por cosas y ya ves tantas que tienen arreglo.
gracias bonita de tu comentario ...me voy a la cama....besitos

Teresa dijo...

¡ Lindo lindo Lola ! Feliz día.

Volarela dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo. Lo hermoso, cuando duele, o deja de ser cómodo, se convierte en feo, dañino, inútil. Las cosas que se acoplan a nuestro ser son las más bellas. Yo siempre voy en zapatillas de deporte y ropa holgada, natural, fresca y feliz :)

Un besito grande :)

CRISTINA dijo...

Hay cosas que por mucho que ignoremos siguen estando ahí, y cuando menos lo espera vuelven hacer acto de presencia. Pero todo esta ahí, por una razón.
Lola, me encanto. Que tengas un lindo fin de semana!
Un grande abrazo.



María Bote dijo...

Qué hermoso, Lola!! Me encanta lo que dices y como lo dices en todos tus escritos, amiga. Ha sido un auténtico placer venir y leerte en un paréntesis vacacional.

un abrazo grande y cariñoso. Hasta mi vuelta de Cádiz. María

manolo dijo...

¡¡ Fuera las cosas desagradables !!

Y Bienvenidas las que aporten optimismo y buen ambiente.
Que agradable es leerte. Me gusta como lo haces, entré en tu blog para curiosear y me he encontrado con un blog al que me tendrás con frecuencia.
Me quedaré `por aquí y te pondré en los que tengo que me avisan cuando publicas.

Saludos, manolo