lunes, 16 de noviembre de 2015

UNA GRAN CAMA





UNA GRAN CAMA


Yo deje de ser una mujer romántica de cama con dosel, a convertirme en una persona practica y con pocos adornos y así limpiar menos, ya tengo bastante con los minerales, cuarzos y piedras, por eso el día que la vi dije… yo quiero una.


Yo ya me la imaginaba, una cama articulada, eléctrica de las que hay en los hospitales, pero con mas comodidades, pero mi marido eso de las dos camas no lo tenía nada claro, y hubo que hacerle los cargos más de una vez, y que  una vez hecha la cama no se notara que eran dos, eso sí muy juntas.


A mí me gusta ver la televisión hasta tarde pero a el no le gusta, entonces al comprar esta cama yo decidí comprar dos camas de 90cm, y tenerlas unidas, pero mi marido decía que mejor una cama grande, entonces le dije, y cuando yo quiera incorporar mi lado y ver la TV hasta la madrugada tu también tienes que estar sentado, no ves que es mejor dos camas, y él me decía, a mi me gusta cogerte de la cintura, y dormir así, abrazados, con dos camas no podrá ser.


Le dije que sí, que se unirían las camas, que las sabanas de abajo estarían separadas para poder levantar una sí y otra no, y la sabana de arriba seria grande y nos arroparía juntos, y el no la veía, entonces le conté como yo quería que fuese, y que no dejaríamos de sentir el calor el uno del otro, y así lo hicimos.


La cama es muy cómoda, con los colchones de látex para que se puedan doblar al incorporarlas, cada uno tiene su mando en el travesaño de la cama que puede coger para incorporarla lo que se quiera, son cómodas para leer, y cuando estas constipado y la tos necesita que el cuerpo este elevado para que puedas dormir, cada uno así lo hace si es menester,  si te duelen las piernas levantas la parte de abajo, y el dolor de piernas desaparece, en verdad que se duerme muy bien y, llevar el desayuno a la cama siempre es agradable.


Ahora recuerdo lo que me toco luchar por mi cama fantástica, porque el amor de mi vida no quería dormir sin abrazarme, anda que, después de los años casi que no es normal ¿o sí?


Fue una gran idea, ahora lo reconoce, nunca es tarde...





14 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Fuiste muy ingeniosa y lograste convencerlo con buenas razones.
Yo tengo una cama grande y muchas veces me hubiese gustado tener dos camas como las tuyas pero parece que mi marido no entraba en razones, creo que no tuve la gracia tuya en convencerlo, así que siempre tengo otra cama hecha en otra habitación por si por la noche uno se encuentra mal y quiere estar mas tranquilo, o simplemente que tiene dificultad en dormir y no quiere molestar al otro.
No soy de las que me ponga a leer ni ver la televisión en ella, pero comprendo que has hecho muy bien en hacer este cambio, así los dos vais a estar acomodamente.
Estas muy guapa y te se ve feliz.
Besos

Amatista Amatista dijo...

Hay que encontrar el acuerdo,bonito dormitorio,un abrazo

Ambar dijo...

Tienes mucha mano izquierda porque convencer a los maridos en el tema "cama" no es nada fácil.
Besos

AMALIA dijo...

Una gran idea. Muy lindo el dormitorio.
Y unas fotos estupendas. Estás muy guapa.

Un besito.

karras dijo...

Lo importante son los acuerdos. Si ambos lo habeis decidido seguro que estareis geniales. Que os dure mucho que al precio que tienen jajaja.
Besotes.

Piruja dijo...

Hola Lola, si que es buena idea la que tuviste con la cama y mas de estas articuladas, yo cuando pueda me pondre una, aunque con la ventaja que no tengo que discutir con nadie:), bonita habitación y muy original la TV, tu estas guapísima:)

Besos.

Kasioles dijo...

Conozco esa cama, la tenía mi madre, pero yo soy demasiado tradicional, me encantaba dormirme pegada a su lado, aprovecha tú ese brazo en la cintura, disfrútalo, agradéceselo y... ¿quieres mi consejo? apaga la televisión.
He de reconocer que esa cama, con el edredón y los almohadones que le has puesto haciendo juego con el cubre canapé, es algo novedoso y bonito. La habitación te ha quedado preciosa.
Abrazos y cariños.
Kasioles

AMALIA dijo...

Te deseo un bonito fin de semana.

Un abrazo fuerte.

PEPE LASALA dijo...

Claro que es normal dormir abrazados Lola, es algo que no hay que dejar de hacer, más que nada porque lo pide el corazón, como tampoco hay que dejar de soltar un te quiero al despertar ni antes de dormir... es precioso!! Y hablando de preciosidades, una joyita de cama ¿eh?, y como bien dices práctica, sí señora. Me encantan tus entradas chiquilla. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Manrique dijo...

Algunas parejas cuando llegan a mayores, de mutuo acuerdo, eligen camas separadas.
Uno ronca, se mueve mucho, se levanta por la noche, da vueltas, no puede dormir etc. es preferible la opción individual.
Hora que eres joven, puedes disfrutarla.
Abrazos

Joaquín Galán dijo...

Teniendo en cuenta que en la cama nos pasamos un tercio de la vida no está mal querer que sea cómoda y amplia,el cuerpo lo agradece.Lo de juntas o separadas es cuestión de gustos y de ponerse de acuerdo...:)

Un abrazo

Lola dijo...

Dos colchones y una sola cama, dos personas que duermen abrazadas, y piernas que se enredan en un abrazo cálido toda la noche. Aquí no hay separación ni de cuerpos ni de almas, por eso decidí que la misma sabana nos cubriese a los dos, y el despertar fuese un buenos días con una mirada soñadora, y un beso siempre de agradecimiento por tener otro día mas a su lado. Un abrazo a todos los que habéis contestado.

Cilos10 dijo...

Todo a tu alrededor es bonito siempre. ¡Qué guapa estás! Y el cariño de tu esposo, Lo cómodo de las camas, Me alegro de tanta buena onda!

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Un abrazo.