miércoles, 11 de noviembre de 2015

MI PADRE...




MI PADRE...


Mi padre aparecía por casa de vez en cuando, más por comodidad que por amor a mi madre.


Él, había sido un alma libre, después de siete años de vida conyugal, estaba cansado de ataduras e hijos, de la misma cama, y del mismo despertar.


Mi madre se había acostumbrado a esa forma de vida, pero al quedar de nuevo embarazada del cuarto hijo decidió abortar, y mi padre ni le importo, era tan espléndido al sentir, que tenia media provincia sembrada de hijos, que como los olivos cada año daban su cosecha.


El, persona apuesta, con dinero en el bolsillo, y un pico de oro, no tenia problemas de relacionarse con la primera que se encontrase en su camino y riese sus gracias, al marchar la dejaría su simiente, y le partiría la vida a la pobre incauta, que había abierto su corazón y sus piernas.


La vida seguía, y una de las veces que volvió a casa, mi madre quedo de nuevo embaraza.


Mi madre lloro de rabia y de amor por él, y volvió a tener esperanzas en la vuelta a casa de mi padre para siempre, pero no fue así.


Un frío día de diciembre nací yo, cuando la nochebuena ya había pasado, pero mi padre no se había enterado porque aun lo estaba celebrando, seis días después.


Ella, mi madre, estaba sola, y pensó en abandonarse, en no dar ni un paso para llamar a nadie, ella y yo solamente éramos las importantes, ella no quería vivir, y yo apretaba por ver la luz del día, yo la traje de vuelta, después de ser ella la que me estaba dando a luz, yo la necesite siempre a lo largo de una vida tímida y tranquila, y siempre feliz, por que ella así lo quiso siempre.


Hoy es un día mas que te recuerdo, hoy es un día mas que siento tu ausencia, hoy es un día mas que siento tu soledad, hoy es un día mas para quererte, a pesar de haberte marchado hace mas de seis años. Te quiero Mamá.


18 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Te leía y las lagrimas empezaban en mis ojos.
Me causa tristeza pero a la vez tanto tú como tu madre fuisteis fuertes las dos, es normal que la eches de menos pues cuantas veces yo me digo lo mismo que me gustaría poderla abrazar de nuevo y dedicarle mucho mas amor.
Besos Lola

Teresa dijo...

Que emocionante Lola. Mí madre va a cumplir ocho años que murió. Y las queremos.

Bertha dijo...

Por lo menos has sabido ver el lado bueno de las cosas y no has generado un rencor que todo lo ponzoña.Unas bellas palabras a ella "tú madre" que aunque tengamos nuestras diferencias siempre son lo mejor que tenemos.Cuantos recuerdos verdad estimada Lola.Tienes luz interior y por eso todo lo iluminas con esa candencia y ese gran cariño hacia los que quieres.

Un beso feliz jueves.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Una tristeza de amor gratificante y agradecida.

Un Abrazo

manolo dijo...

¡¡ DESRGARRADOR RELATO !!
No se si es una ficción o es realidad.
Si es Realidad, Admiro tu gran Fortaleza.
Si es un relato de tu (entonces) gran imaginación, te admiro aunque de distinta manera, como comprenderás.

manolo
.

Marina Fligueira dijo...

¡Se me parte el corazón chiquilla!!!

Claro, por aquel entonces, el hombre hacía lo que quería... La mujer solo era la sirvienta a todo servicio. Gracias a Dios las cosas cambiaron, pero aún queda muchos machismo y difícil de erradicar.
El mío o sea mi padre, me dejo con dos años y buenas muy buenas referencias, pero para irse al cielo con dolor en el corazón por quedar yo tan pequeña.
Un abrazo y toda mi estima. Junto a un beso y mi gratitud.

Se muy muy feliz.

Kasioles dijo...

Amiga mía, yo entiendo ese querer porque el cariño que aporta una madre en nuestra vida, es irrepetible, es único, y esas calorías afectivas que nos da nada más nacer, se graban en nuestra alma y permanecen inalterables durante toda nuestra vida.
Yo le escribo para mantener vivo su recuerdo, para volver a sentir sus consejos y su compañía, ha sido tanto para mí, que no podría seguir viviendo si no confío en que la tengo cerca, me quiere y vigila.
Te dejo cariños en un abrazo muy especial.
kasioles

JAGL dijo...

Un relato conmovedor que en su recuerdo también rebosa gratitud y lealtad.

Te envío un saludo, un abrazo y un beso Lola. Juan

Flor dijo...

Hola Lola , una entrada muy sentida , pero me alegro de que a día de hoy siempre tenga a tu madre que es la que te saco adelante , lucho por ti por tus hermanos para que no os faltara de nada , me a gustado leerte , me alegro de que estes bien de salud y de todo lo de más , te deseo una feliz tarde besos de Flor.

Piruja dijo...

Hola Lola, triste lo que nos cuentas, pero a pesar de tantas tristezas te ha quedado ese bonito recuerdo de tu madre que mutuamente durante el tiempo que estuvisteis juntas os ayudasteis, y lo mas importante, os disteis todo el amor del mundo sin hacer falta de quien lo tiraba, lo que es una madre verdad?, la mía hace muchos mas años y si cabe cada día la echo mas de menos.

Besos.

AMALIA dijo...

Lo que cuentas es muy emocionante.

Y es muy hermoso el recuerdo de tu madre. Un recuerdo que queda para siempre muy dentro del corazón. Sigo sufriendo la ausencia de la mía y leerte, me ha conmovido profundamente.

Un abrazo con mucho cariño.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Tus palabras son tristes, pero tu amor y el de tu madre es entrañable.
Estupendo Lola, ella desde el Cielo te quiere siempre.
Un abrazo fuerte amiga.

CRISTINA dijo...

Son muy hermoso tu recuerdo y el amor que le tenias a tu madre, me has emocionado.
Lola, tienes un gran corazón, y ella te lo premiara estando a tu lado.
Un grande abrazo.

Humberto Dib dijo...

Me conmovió hasta el hueso, Lola, no sé qué decirte... que es tristemente bello.
Un beso grande.
HD

AMALIA dijo...

Te dejo un beso. Mis mejores deseos de un feliz domingo.

Cilos10 dijo...

¡ Lola! Cuanta pena y cuantas cosas,ocurren en la vida y tu sin tener culpa de nada. Tu madre una de las personas duras y valientes que dieron aquellos años. ¡Qué persona más especial!Y todas vosotras igual,valientes y estupendas. Muchos besos!

Volarela dijo...

Qué precioso amor os une, Lola. Eso es una bendición.
No tuviste padre, pero sí una madre única. La vida, a veces, compensa de esa manera...

Un fuerte abrazo :)

Lola dijo...

Muchísimas gracias a todos vosotros mis amigos, que entráis a comentar mis pequeñas y poco importantes entradas. Un abrazo.