miércoles, 27 de abril de 2016

SU VOZ




SU VOZ


Hoy día 1 de abril del 2016 he vuelto a estar con ella...


Se marchó hace 18 años pero da igual, ella sigue conmigo, no en cuerpo, pero si en alma.


Hoy la soledad se quedo en esta mañana soleada un rato conmigo, y al no poder con ella, puse música por toda la casa, pero eso no sirvió de nada, seguía sintiéndome sola, entonces la recordé, saque mis cintas, esas en donde grabe su voz, me senté en el suelo junto a la cadena de música y pase un rato a su lado.


Pensé que al oírla después del tiempo lloraría, pero no, su voz me hizo compañía, sentí que el tiempo pasado no ha sido bueno para mí, no sé ¿por qué?


Oí su vocecita asustada, preguntándome con quien viviría ahora, yo me senté a su lado y le dije... no quieres estar en casa de las chicas (mis hermanas) y ahora como decías que querías ir a tu casa aquí te hemos traído. No no estarás jamás sola.


Y me preguntabas ¿con quién dormiré ?y yo te he contado que siempre habrá alguien con ella, y ella con su voz de niña asustada me decía... pues vaya lío, yo le dije, lío ninguno, no te preocupes, duerme, que aquí estaremos...


Me dijiste que no querías dormir, que tenias miedo, y yo te dije, mama tienes que dormir, porque si no mañana estarás muy cansada, y ella no me entendió.


Hablaba con su voz entrecortada y me dijo ¿y tu cuando te vas? yo le dije mañana por la tarde, y entonces ella pregunto ¿y tú qué haces en Madrid? Yo le dije que cuidaba de Ángel y de mis hijos, que planchaba muchas camisas, que hacia muchas comidas porque ellos comían mucho, y le conté que... pasaba mucho tiempo sola mientras los tres se iban a trabajar.


Le conté que tenía un nuevo perro que había traído mi hijo pequeño, y ella ponía cara de no entender, pero cuando yo callaba ella volvía a preguntar ¿y ahora con quien viviré?


Así oí de nuevo su voz, así volví a sentir la indefensión que provoca esa tremenda enfermedad que se llama Alzheimer, y aquí empecé a notar lo poco que le quedaba para ir a descansar, al otro lado, donde ya me espera desde hace mil años.




14 comentarios:

CRISTINA dijo...

Lola, me has emocionado, preciosas letras! Cuantos recuerdo y vivencia acumuladas hay en nuestra alma. Todos somos conciencia y energía, y nada esta separado, por lo tanto nada tiene limites. Y esa conciencia que todo somos, es una luz que elimina toda experiencia, ella siempre estará ahí, presente en tu día a día. Si esa foto es tu madre, se parece un montón a ti!
Un cariñoso abrazo.

AMALIA dijo...

No sabes lo mucho que me ha emocionado este dulce recuerdo a tu querida madre.

La mía se fue hace pocos meses y no dejo de pensar en ella.

El otro día ví un vídeo que grabé la última navidad, y estuve un buen rato llorando.

Nunca nada volverá a ser lo mismo sin ella.

Un beso muy grande . Y siempre mis mejores deseos.

Maria De Los Ángeles dijo...

Al menos has tenido la suerte de poderla oír a través de las ondas, yo no tengo esa suerte.
Recuérdala como era...¡¡¡Maravillosa!!!
Un beso

monse conchello dijo...

Todavía vive mi madre, pero con demencia senil, ¡ que duro es vivir esta etapa...!, Me gusta leer lo que cuentas de tu madre... y como la recuerdas.

Mari-Pi-R dijo...

Hola Lola que entrada tan sentida de emociones, esos seres tan queridos tan cerca que los tenemos a veces y tan lejos a la vez, pero así vamos pasando los días con nuestros quehaceres y pensando con ellos sin poderlos olvidar.
Besos

Teresa dijo...

¡ Que lindo Lola !

Manrique dijo...

Cuando nos encontremos en soledad, Unos momentáneamente y otros para siempre, es muy
alentador oír música relajante o que te guste. Estos momentos son muy válidos para
que la mente salga de casa y se piense en otras cosas más agradables.
Enhorabuena por tu agradable post.
Abrazos

AMBAR dijo...

Mil años, que pronto pasan mi querida Lola.
Te comprendo, la mía sufría de demencia, aunque no es lo mismo.
Me quedaron recuerdos pero no su voz.
Disfruta de esos recuerdos de los buenos momentos, porque ahí, sigue viva.
Un gran abrazo.
Ambar

Piruja dijo...

Hola Lola, me he emocionado leyendo tus bonitas letras, me gustaría poder oír de nuevo la voz de mi madre como tu, pero no tengo esa sensibilidad que tu tienes y no la puedo volver a oír, la mía también hace muchos años que se fue de nuestro lado y la echo mucho de menos, sobre todo en estos momentos que mas la necesito.

Besos.

Cilos10 dijo...

Se parece a ti, tan guapa y elegante. El alzheimer ha sido una traición que nos ha jugado la vida, se nos fueron incluso estando con nosotros y fue muy duro. ¡Cuantas y que difíciles pruebas pasamos las personas! Muchos, muchos besos.

AMALIA dijo...

Un beso en este día.

MAR dijo...

Me ha dado una penita re grande, :( ver a los que en un momento nos han cuidado ya viejitos e invertir los roles debe ser difícil.
Acá en Chile el día de la madre es el próximo Domingo, mi mamá tiene 81 años y tienes sus achaques pero esta muy bien de su mente gracias a Dios.
Mi papá murió cuando yo tenía 21 años y el tenía 53 eso fue terrible porque el consuelo con la muerte va asociado a la edad y en este caso fue a un cáncer terrible, no me quiero ni acordar.
Te mando un abrazo enorme, mi cariño y empatía en tu dolor.
Besos
mar
PDTA
Tu mamá debe sentirse felíz en el cielo viendo con que todo el amor que la recuerdas.

Lola dijo...

Muchas gracias a todos por comentarme cosas tan bonitas, y es que el sentir del ayer me puede y me hace llorar, vuestras letras me ayudan en su recuerdo. Besos

Josefa dijo...

Enternecedores recuerdos y bellisimas letras. Gracias por tu visita.
Un beso.