miércoles, 11 de mayo de 2016

GATAS




GATAS

Yo quise ser amiga de ella pero no pudo ser… Las brujas en eso tenemos un sexto sentido.


Apareció por casa un día sin esperarla, y aunque a nadie nos gusto, tomo posesión de ella, se quedo y nos acostumbramos a verla pasear tranquilamente por los patios, ponerse a la sombra del jardín de mi madre  como dueña y señora.


Nada podíamos  hacer porque se iba cuando quería, y volvía sin decir ni miau, se quedo hasta que quiso, dejándonos  descansar cuando se marcho, aunque al principio me dejo un poco confusa, no por quererla, solo por la costumbre,  pero ya se sabe, las gatas son libres, independientes, y muchas veces ariscas, y es difícil acostumbrarse a ellas.


Estando en familia se situaba en el mejor lugar de la casa… y su reino fue todo, se dormía siendo indiferente, y yo me acostumbre como quien se acostumbra a ver un cojín en el sofá que a nadie le gusta.


Sé que  hay personas que dicen que se siente relajadas teniéndolas cerca, nunca fue ese mi caso,  no fui jamás persona de gatos, yo prefiero a los perros fieles y siempre a nuestro lado, nos miran y sufren o son felices  contigo, los gatos a no me gustan, las gatas… menos aun, pero hay gustos para todos y yo lo respeto.



12 comentarios:

monse conchello dijo...

Lei la novela "Conversaciones con mi gata", y desde entonces las veo de otra manera, muy inteligentes, independientes y con algo que decirme. Un abrazo.

Teresa dijo...

Así me pasa con una que tengo, se va y viene cuando quiere, ahora mismo termina de llegar después de más de una semana sin verse. Un beso.

AMALIA dijo...

Me gustan más los perros, Sobre todo desde que un gato me "obsequió " con varios arañazos en una pierna. Pero tengo que reconocer que los hay muy lindos.

Incluso me emocioné cuando una amiga mía perdió el suyo, que era muy buenecito.

Te deseo un feliz fin de semana.

Un beso grande.

joaquín galán dijo...

El perro es más fiel pero también más faldero, más pegajosos y dependientes. Los gatos son seres libres que te dan su cariño o reclaman el tuyo solo cuando ellos quieren o cuando lo necesitan.Yo prefiero los gatos porque, como bien dices,hay gustos para todo.Aunque también me gustan los perros.

Abrazos.

María Bote dijo...

Par gusto los colores, como suele decirse, lo bueno es respetar los gustos de cada cual y así, pues todos contentos.

Buen fin de semana, amiga Lola. Besos.

AMALIA dijo...

Un beso grandote. Que disfrutes de un hermoso domingo.
Gracias por todo

Piruja dijo...

Hola Lola, por experiencia te puedo decir que los gatos llegan a ser tan fieles y cariñosos como los perros, el gato que yo tenia digamos que era mi sombra, siempre pegado tanto si estaba sentada como en la cama, me gustan tanto los perros como los gatos y nada tiene que ver con la fama que tienen o a mi me toco el "peluche" al cual echo mucho de menos ya que hace dos años el pobrecillo murió, pero como bien dices, para gusto los colores.

Besos.

Kasioles dijo...

Por experiencia te digo. que a mí los gatos no me quieren.
Mi abuela tenía un gato negro, cuando ve veía ir de la cocina al comedor, corría detrás de mí por todo el pasillo y me arañaba los tobillos ¿Cómo me van a gustar los gatos?
Te dejo un abrazo con un fuerte olor a lilas.
Kasioles

Lola dijo...

Muchas , muchas gracias Kasioles por ese abrazo con olor a Lilas, con olor a mi madre. Un beso grande grande como mi nostalgia por no tenerla.

AMBAR dijo...

Los animales tienen un sentido extraordinario para notar cuando o cuando no, molestan, aunque no te gustara ella se sentia bien y por eso iva y vanía.
Hemos tenido perros, gatos, pájaros, hurones y ahora dentro de casa nada, en el jandín variedad de pájaros, dos ardillas y unos gatos que se tumban al sol.
Una buena semana y un gran abrazo.
Ambar

Maria De Los Ángeles dijo...

Dicen que son los gatos los que se van de casa, o sea, los machos. Yo tuve una gata desde que nació hasta que después de 12 años murió de un cáncer de mama. No se salvo a pesar de que la operaron.
Era buena, cariñosa y muy bonita, pero si era muy independiente con todos los de la casa menos conmigo.
El día que murió, mis hijos y yo lloramos, se llamaba Rufa, de ahí el nombre de mi blog.
Como las personas, no todos somos iguales, lo mismo son los gatitos...
Un fuerte abrazo

Lia Noronha dijo...

Siempre belas palabras..gusto mucho!
abrazosss