domingo, 5 de febrero de 2017

YA TERMINO LA LLUVIA




YA TERMINO LA LLUVIA


Termino la lluvia, y ahora solo quiero recordar aquellos días que…


Ya amanecía gris, y que en nuestra casa siempre quisimos que fuese primavera, por su jardín, a pesar de ver llegar el otoño, y ver como se inundaba todo de hojas que se quedaban como un manto para abrigarnos en invierno.


Recuerdo el sonido de las hermosas campanas de la catedral tan cercanas a casa de mi madre, recuerdo los llamadores dorados en las puertas en vez de los timbres, y recuerdo mis meriendas de pan y chocolate.


Recuerdo mi época de ”modista” haciendo vestidos a todas mis muñecas, y recuerdo los inviernos sentados en la mesa camilla con el brasero debajo, y mis acuarelas encima de la mesa pintando como una posesa.


Hoy con el sol calentando, recuerdo nuestro patio encalado, ese perro que siempre quise tener pero que jamás llego, los rosales que me abrumaban con sus colores y olor, y recuerdo esos pequeños racimos de uvas que crecían cada día para que comieran las malditas avispas, y a la llegada de septiembre se hubiesen quedado en la mitad, pero no importaba, las uvas no sé porque no las comíamos, cosas de mi casa.


Y hoy mi corazón regresa al atardecer,  a la ayuda inestimable de mi hermana mayor con los deberes, a las cenas preparadas con amor de mi madre, siempre buenas y nutritivas, y que más de una vez no queríamos comer, esas cosas han pasado y pasaran siempre, aunque ahora muchas madres se rindan ante las hamburguesas, y dejen de lado el pescado tan necesario para los niños que estudian.


Todo   todo   llega   a  la   mente  de  una  mujer  madura,  que  vive el  momento, y  sueña  con  un  ayer  de niña querida, y un hermoso beso de buenas noches de mi madre, que desde que  se fue dejo frio hasta en la música.


20 comentarios:

Marina-Emer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mari-Pi-R dijo...

Este conjunto de sabores que llegan a tu memoria son preciosos de recordar a pesar que entre ellos hubiesen habido penurias pero ahora los recuerdas con mucho cariño y me haces recordar a la vez momentos parecidos a los tuyos.
Que tengas un feliz domingo con los buenos sabores del presente.
Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola,bendita memoria que nos permite recordar todo lo bueno que hemos vivido...Y saber que gracias a todo lo vivido, tenemos esperanza de seguir cosechando gratas vivencias y recuerdos...Nuestra madre sigue cerca de nosotras Lola, los pensamientos van al cielo y vuelven en eterna sincronía...Cada vez que la recordamos, ahí está...
Mi abrazo y mi cariño,amiga.

Rafaela dijo...

Los recuerdos de la niñez son siempre los más bonitos.
Esos patios, esas parras, ese pan con chocolate y esos besos de la madre.
Un beso Lola.

Verónica O.M. dijo...

La añoranza de tiempos pasados, Lola, qué bien te sintieras tan arropada y querida.
Besos 💐

Kasioles dijo...

Cada vez que te leo, me haces recordar y la nostalgia vuelve a mi vida.
Recuerdo esos llamadores de latón que había que abrillantar porque se quedaban oscuros y daban un aspecto de dejadez.
Recuerdo también el cariño con que mi madre me preparaba la comida y el bocadillo que llevaba todas las mañanas al colegio para comerlo en el recreo.
En fin, ese calor de hogar que he dejado tan atrás que muchas veces me pregunto ¿ha sido realidad todo lo que he vivido?
Hoy casi me parece todo un sueño.
Abrazos.
kasioles

Teresa dijo...

Que preciosos recuerdos. Besos.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

AHora visitando otro de tus blogs. Recordar o subirte al desván de la memoria, ahi estoy subida cada vez que estoy con mi madre. Un beso

Maite S.R dijo...

"Dejó frío hasta en la música".
Qué bien lo narras...
Haces que vivamos tus vivencias como propias; dejas un sabor de nostalgia y vida dulce en los labios.
Afortunada de tener tales tesoros en tu corazón.

Un beso grande :)

monse conchello dijo...

A mi me cuesta mucho recordar los buenos momentos, debí tener pocos... pero me gusta leer los tuyos y me hacen "rebuscar" en mi infancia. Gracias Lola.

joaki007 dijo...

Esos recuerdos que siempre los tenemos presentes ...

Y que bien escribes ...

Marina-Emer dijo...

Mi querida Lola...Tal y como tu recuerdas tu infancia ... y tu juventud ...yo hoy leía tu último mensaje en mi blog y uno de una amiga de hace muchos años y pensé que al salir esta tarde de clase te escribiría...sabes que te quiero mucho...recibe mi cariño y mi recuerdo siempre...la vida es corta Lola.
Abrazos
Marina
*
SI EL AMOR ES SUFRIMIENTO
Y EL SUFRIMIENTO ES DOLOR
AQUÉL QUE SUFRIR NO SABE
NO SABE LO QUE ES AMOR.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...


Núnca debemos perder la niñéz interior, ella siempre abierta a la sorpresa.



Un abrazo.

AMALIA dijo...

Es maravillosa esa dulce añoranza de tan bellos recuerdos.

Yo tampoco puedo olvidar muchas cosas que han quedado para siempre y que, desgraciadamente, nunca volverán.

Bonito escrito.

Un abrazo grande.

Kasioles dijo...

Gracias por tus letras.
Por aquí se ha parado el viento y en su lugar ha aparecido la lluvia, es tan necesaria, que le doy la bienvenida.
En todo el verano, en Castilla, no ha caído ni una gota, en Septiembre tampoco y no hemos tenido setas, en fin, que la tierra tenía sed y a gritos pedía agua.
Pese a ser gallega, vivo a 200kms de Madrid, como verás no estamos tan distantes, quizás cualquier día nos damos un abrazo.
Cariños.
kasioles

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Bom dia, quando o seu coração retorna ao pôr do sol, ele recorda todos os bons momentos que permanecem para sempre, certamente que foram os momentos que a tornaram mais forte e mais sabia.
AG

María Bote dijo...

¡Qué frase, Lola!: "desde que se fue dejó frío hasta en la música" me ha sobrecogido y emocionado porque, es la sensación que yo he tenido cuando he ido perdiendo a seres tan queridos. Pero nos quedan los recuerdos y, recordar como tú lo haces, es vivir dos veces, amiga mía.

Un placer visitarte y leerte. Ahora lo hago más de tarde en tarde porque ando de médicos con mi marido y no me queda mucho tiempo y, a veces ni ganas, de abrir el ordenador, pero bueno, parece que lo peor ya está pasando y podré retomar, si Dios quiere, la normalidad.

Un abrazo. María

PEPE LASALA dijo...

Días de recuerdos Lola, se aprecia hasta el aroma, y me has llevado contigo a mi niñez. Gracias amiga. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Marinel dijo...

Los recuerdos son maravillosos porque por momentos nos hacen retroceder y sentir lo que sentíamos.
Besos

Cilos10 dijo...

El recuerdo de las cosas aparece de forma muy clara en el escrito de tus años pasados. se ven, se sienten, yo oigo los llamadores de las puertas y saboreo el pan con chocolate. Emocionante! un abrazo!