domingo, 11 de marzo de 2012

APRENDÍ A EXPRESAR...






APRENDÍ A EXPRESAR...

Aprendí a expresar mis sentimiento con el amor de mi Madre, y la indeferencia de mi padre, aprendí a decir lo que siento cuando el corazón me dicta, aprendí amar cuando mi corazón dejo de pensar y mi alma se confundió con las olas.


Jamás he querido decir a nadie lo que se puede sentir detrás del reconocido sentimiento del amor, jamás le dije a nadie ámame como yo te amo, jamás quise querer por que me quisieran corazones solitarios, o personas que no son capaces de dar sin recibir a cambio algo, yo soy así, vivo en la nada, y siento en un todo.


Me gusta la vida como es, disfruto del mar con las aguas tranquilas y sus olas encarnizadas porque forman parte del mismo mar, disfruto del viento calmo, como de las tempestades y sirocos, porque todo es parte de ese viento que yo amo, disfruto del sol frío del invierno, y el sol cálido de cada primavera, porque eso forma parte de la vida, no me gusta el sol del verano que todo lo abrasa y derrite, no quiero soles que me abrasen dentro de mi ser, necesito la calidez de la vida, y no abrasarme en la muerte de la nada.


Deseo todo lo mejor que yo siento para mis semejantes, y solo deseo vivir en paz en mis días, y escribir al viento por las noches.



4 comentarios:

Antonio Urdiales Camacho dijo...

Un bello canto de vida por la vida, un relato que nos dice que lo importante es el carpe diem y que, sinceramente, yo también pienso que es así.

Ha sido un palcer, mi querdia amiga.

Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Antonio, muchas gracias por tu amable comentario. Un abrazo.

BEGO dijo...

Buenos sentimientos....
UN ABRAZO ENORME!!!!

Lola dijo...

Hola amiga de pelo color amapola, me alegro mucho de verte, a veces con el trabajo desapareces como el Guadiana. Gracias por tu visita. Un beso Bego.