viernes, 3 de agosto de 2012

PIRAÑAS...



PIRAÑAS...


Mi hijo pequeño siempre ha sido diferente en todo, con relación a nuestra forma de pensar, de ser, de madurar, y de entender la vida.


Siempre se comparaba con su hermano mayor, quería salir y llegar tarde, aunque ambos se llevan cinco años de diferencia, no es lo mismo un adolescente de 15, que un hombre de 20, pero eso no podía entenderlo, y quería las mismas cosas pero sin obligaciones de nada, sin estudiar, y sin trabajar.


El, era el, y no entendía de edades, mejor dicho no le interesaba entender, el siempre quería ir por delante de su hermano, salía con chicos bastante mas mayores que el, y pronto destaco como matón del grupo…


Los disgustos eran continuos, y aparte de ser un chico cariñoso (con todos menos conmigo) el que no entraba a su bola le sacudía y ya esta, todo el mundo cedía a sus modales menos yo, claro a mi no podía pegarme y yo no te tenia miedo, así las broncas eran diarias. Cambio casi del todo cuando conoció a su mujer.


El, en casa y para seguir haciéndome la contra, cuando yo compre un acuario, el se compro otro pero, había una diferencia enorme, mientras yo lo adorne con peces tropicales de colores, el compro pequeñas Pirañas (y lo que digo es verdad) mis peces empezaron a desaparecer mientras sus pirañas engordaban…


El me decía que cada mañana se encontraba algún pez muerto y lo tiraba, hasta que un día vi a uno de mis peces (ya sin cola) en su acuario, y las pirañas arrancadote la cabeza de cuajo, entonces casi fui yo la que le arranco la cabeza a el, por que yo compraba a diario peces creyendo que se morían, y el cada día alimentaba a sus bichos de mi bolsillo y mi pecera….


Y por arte de magia, sus pirañas también empezaron a morir, porque cuando se iba al cole, yo con un colador sacaba una, la dejaba en la bañera sin agua, y un poco antes de llegar del colegio la volvía a poner en su acuario, cuando llegaba había una menos, hasta que no quedo ninguna, yo le decía, le esta pasando a tus peces lo mismo que a los míos, y yo le preguntaba haciéndome la tonta ¿será el agua?


Después, cuanto tuvo su casa yo le regale un acuario de 300L. a su mujer no le gustan los peces y lo tiene en su despacho, y en ella sus pirañas crecen y crecen, pero el compra comida de pirañas a falta de peces vivos, claro no le sale tan barato como cuando estaba en casa.


Las personas cambiamos, ahora se que era un adolescente difícil, que yo apenas entendía, y como madre eso me hacia sentir mucha angustia, el hacia lo que creía oportuno sin consultar a nadie y yo siempre tenia la duda de si lo hacia bien con el.


Ahora es un padre de familia, su vida es normal en todo, y el tema de las pirañas solo es una anécdota más para recordar y contarle a sus hijos.

10 comentarios:

Gilberto Cervantes dijo...

Los hermanos son diferentes aunque fueran criados juntos, y ya sabeos que cada hijo tiene sus cosas buenas y malas. Pero me alegra Lola que madurar le llevara a una vida mejor para bien de todos, jaja.

Te dejo un beso y se feliz!

anayaika dijo...

Buenas noches Lola!!! Yo solo tengo una hermana más pequeña, misma educación, mismo cariño, mismos padres y no te imaginas lo distintas que somos. Pero al final cada una encontramos nuestro camino...curiosamente cuando empece en esto de mi blog a ella le pareció un poco raro esta afición mía, ahora está sigue alucinando pero por lo menos está orgullosa de lo que hago.
Miles de besosssss

mientrasleo dijo...

Hijos!
Menuda lucha, me qued con tu reflexión del resultado actual. Ahora el tendrá pirañas, pero sus hijos protagonizarán seguramente anécdotas similares.
Gracias por contarnos un poquito de tí.
Besos

BEGO dijo...

Jajajaja....
Yo tbm fuí muy rebelde,no a ese extremo pero.....
Que paciencia y sacrificio ser madre...por eso decidí no serlo(jamás me he arrepentido)...
UN ABRAZO AMIGA!!!

Lola dijo...

Hola Gilberto, todos somos obras de arte, somos únicos, y mis hijos lo son y además de pintores de siglos diferentes, no hay quien entienda, y no se puede comparar el cubismo, con el realismo, aun así los dos son valiosísimos, pero no tienen nada que ver. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Ana, nosotros somos cuatro hermanos, yo la pequeña, y en verdad que poco tengo que ver con mis hermanos, solamente mi hermana mediana y yo somos parecidas, todos nos queremos, nos respetamos, jamás hemos reñido, pero lo de mis hijos es algo que aun después del tiempo no llego a comprender.
Tu hermana al igual que la mía leerá encantada tus entradas, siempre son fantásticas y entretenidas, para eso son los blogs.
Bueno tiempo pasado… gracias por tu comentario amiga mía. Un beso grandote.

Lola dijo...

Hola mientrasleo, no sé si eres “chico o chica” pero bueno eso no es importante, aunque a veces se que quien me comprende o no, es de mi mismo sexo, porque las mujeres con los hijos somos cosa aparte, pero si, la lucha fue fuerte en la época de las pirañas, menudo elemento era mi hijo pequeño era mi pesadilla diaria. Algún día me entenderá cuando sus hijos sin saberlo le imiten. Gracias por tu comentario. Un abrazo, gracias por tu comentario.

Lola dijo...

Hola Bego, tu también rebelde, pues casi no me extraña, tu pelo rojo fuego habla mucho de tu personalidad y anarquismo a la hora de ser original… mi hijo también. Hiciste bien en plantearte lo de ser madre, no es ninguna tontería, yo creo que a veces no estaba preparada, con el tiempo, y en mis clases de yoga supe que lo había hecho lo mejor que sabía, por lo tanto… misión cumplida. Gracias por tu comentario. Un beso amiga rebelde y fantástica.

mientrasleo dijo...

Hola Lola, soy chica, hoy se ve en mi post. Y madre además, por eso me paré ayer a releer un par de veces tu entrada.
Besos

Lola dijo...

Hola mientrasleo, muchas gracias por contestar a mi pregunta, sabes, las mujeres en tema de hijos como que parece que entendemos mas, quizá sea producto de los nueve meses antes, esos que nadie tiene en cuenta, pero que nosotras ya empezamos a quererles desde…
Un beso grande, a los hombres que me contestan les mando un abrazo, y a ti antes también porque no lo sabía. Ahora siempre mi agradecimiento y mi beso enorme.