jueves, 30 de mayo de 2013

MI MADRE SE MARCHO

 
 
 
MI MADRE SE MARCHO
 
 
Mi madre se marchó cuando ya había pagado a la vida la equivocación de querer a mi padre, cuando ya no tenía nada que ofrecer, pero dejando su lugar en nosotros, sus hijos, vacío para siempre.
 
 
Paso su vida queriéndole dejando sus fuerzas en un amor sin futuro, y herida de muerte casi desde que le conoció, pero  no quiso percibir el desastre que su vida había preparado para ella.
 
 
Sufrió y vivió siempre como la persona que va a trabajar y espera el autobús, siempre nerviosa de que el se acercase, y volviese a ella, pero eso jamás sucedió, sólo pasaba de largo, como los autobuses en hora punta, que ya no recogen pasajeros.
 
 
Y dejo su vida en espera como las llamadas de teléfono ahora, jamás pensó nada malo de el, no quiso mirarle a los ojos, y ver que todo había terminado antes de darse ella cuenta, y de que su amor siguiera creciendo como el tesoro de los bucaneros, que nadie aprovecha, pero que sigue intacto a través de los años.
 
 
Así fue su vida, larga y triste, dejando que sus ojos corriesen siempre en torrentes inacabados, regando un amor que ya no existía desde... Hacia mil años... Y creyéndose una princesa del cuento de las mil y una noche, que jamás pudo vivir.

 


8 comentarios:

CLARIBEL dijo...

Hola lola que relato
lleno de tristeza, mi madre
también paso años con mi padre
llevando un amor no correspondido.
Pero tienes el don de poder ver
la gran mujer que fue y el amor
que dejo en sus hijos..
Un relato muy profundo.
Te dejo un beso..

Lola dijo...

Si amiga, un recuerdo que siempre me acompaña, fue una mujer estupenda, lástima que mi padre no quiso darse cuenta. Gracias por tu comentario. Un beso.

PEPE LASALA dijo...

Lola, me has emocionado. Tú lo has dicho una pena que tu padre no se diese cuenta, pero no lo pienses amiga, quédate con lo bueno. Un fuerte abrazo de todo corazón y feliz fin de semana.

MAR dijo...

Buuu que penita.
Un abrazo hasta tu corazón.
mar

María Bote dijo...

Un texto pleno de emoción y de tristeza, amiga. Me ha gustado mucho tu blog.

Buen fin de semana y besos. María

Lola dijo...

Si amigo, fue una lástima que solo tuviese tiempo para pasarlo bien lejos de ella, que siempre le quiso sin ponerle pegas a su vida desenfrenada y loca. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Mar, las mujeres que quieren como mi madre siempre son desgraciadas, el amor fue el motor de su vida, y su fracaso... Su muerte. Gracias por tu visita. Un beso.

Lola dijo...

Hola María, claro que la tristeza aparece recordando a mi madre que tanto quise, y después de su marcha sigo echando de menos. Gracias por tu visita. Un beso.